Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Normalidad en la conmemoración en provincias

En diversas ciudades del país tuvieron lugar actos religiosos con motivo del aniversario de la muerte del general Franco, organizados por las autoridades o los sectores falangistas. En la generalidad de los lugares, los actos se desarrollaron con total normalidad.Los actos consistieron fundamentalmente en el oficio de funerales y misas en sufragio del anterior jefe del Estado, presididas por las autoridades civiles y militares. En Bilbao, después del funeral oficiado en la parroquia de San José de la Montaña, unas doscientas personas se dirigieron en manifestación hacia el Gobierno Civil y exigieron que la bandera española que ondeaba fuera puesta a media asta, lo que realizó un funcionario.

MÁS INFORMACIÓN

En Barcelona, después del funeral que el gobernador civil organizó en la catedral concelebrado por tres sacerdotes y al que asistieron el gobernador civil, el presidente de la Diputación y el alcalde accidental, además de otras autoridades, un grupo de personas se manifestó a la salida del templo, por la avenida de la Catedral y Vía Layetana.

Lanzaron gritos de Franco, Franco, Franco y Franco y José Antonio, presentes, y entonaron el Cara al Sol, que fue seguido por los asistentes al acto que salían del templo.

En Sevilla, donde los capitanes generales de la Región Militar y Aérea asistieron al funeral celebrado en la iglesia del Divino Pastor, una sección del Ejército del Aire desfiló después de la ceremonia. En Zaragoza se celebró un funeral en la basílica del Pilar, durante el que monseñor Cantero Cuadrado -consejero del Reino- elogió en su homilía la figura de Franco.

Las agencias informativas han recogido noticias de otros actos celebrados en Córdoba, Valencia, Toledo, Salamanca, El Ferrol, Escuela Naval de Marín (Pontevedra), Valencia y Orihuela (Alicante).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 1976