El Pentágono encarga el carro de combate de los años ochenta

El Pentágono ha decidido encargar a la Chrysler la construcción de un nuevo tanque, que sustituirá en la década de los ochenta a los actualmente en servicio, según un portavoz del Ejército.

La decisión pone fin a más de un año de pugna entre la Chrysler y la General Motors para adjudicarse el proyecto, cuyo coste total se estima en 5.000 millones de dólares.

El carro de combate, denominado XM-1, será «impenetrable» a los misiles antitanque actuales y será superior a cualquier tanque que construya la URSS durante la próxima década. «Será el mejor del mundo y su eficacia será de dos a dos veces y media superior a la del M-60», que es el carro más moderno actualmente en servicio en el ejército norteamericano.

El contrato inicial entre el Pentágono y la Chrysler será de cerca de doscientos millones de dólares, pero esta cantidad será rebasada con creces cuando se construyan los 3.300 tanques previstos.

Al precio de 1.240.000 dólares cada unidad, el nuevo carro de combate comenzará a ser fabricado en serie hacia el año 1980.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50