Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caramanlis intenta acelerar el ingreso de Grecia en la CEE

La candidatura de Grecia al Mercado Común, las relaciones con la OTAN y el conflicto greco-turco, a propósito de la isla de Chipre y de los límites del mar Egeo, serán los temas capitales que Constantino Caramanlis tratará con el primer ministro belga, Leo Tindemans, y con el presidente de la República Francesa, Valery Giscard d'Estaing, a lo largo de su gira por Europa iniciada hoy en Bruselas y que, concluirá la próxima semana, tras una última etapa en Viena.Atenas presentó la candidatura de entrada a la CEE poco después de la caída del régimen de los coroneles, en julio de 1974. Las negociaciones han comenzado, aunque no con la rapidez que desearían los griegos. Caramanlis, convencido europeísta, tiene prisa por unir Grecia a la CEE por varios motivos: para consolidar su frágil democracia, no exenta de peligros; para estimular el desarrollo económico del país y para buscar nuevos aliados ante sus conflictos con los turcos.

El primer ministro griego jugará sus bazas políticas al más alto nivel. Será en el curso de un almuerzo privado, el domingo en París, con Valery Giscard d'Estaing, cuando Caramanlis insistirá sobre el deseo griego de entrar en la CEE lo antes posible.

En la capital belga, Caramanlis dialogará el viernes con el secretario general de la OTAN, Joseph Luns, pero la entrevista no se celebrará en la sede de la OTAN, pues Grecia expresó su voluntad de retirarse del comité militar de la OTAN (al ejemplo de Francia, que sigue al margen desde 1966 por iniciativa del general De Gaulle) participando sólo en los asuntos políticos de la Alianza Atlántica.

Por el momento, dada la tregua entre Atenas y Ankara, los griegos no insistirán en el tema de la OTAN y continuarán colaborando en el comité militar de la Alianza y según fuentes de la misma se congelará el tema de su eventual retirada militar.

En relación con las diferencias entre griegos y turcos, hay que recordar que los países europeos de la CEE son favorables a una solución negociada del litigio chipnota.

Cabe señalar que Giscard d'Estaing recibió hace unos días al ministro turco de Asuntos Exteriores, Gaglayangil. Ankara ha acusado siempre a los países comunitarios, Francia en particular, de «progriegos». Sobre todo porque no obtiene las contrapartidas esperadas de la CEE en materia comercial y financiera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1976