Un padre mallorquín hiere a su suegro y a su mujer

Un joven padre mallorquín, Jaime Serra, de treinta y cuatro años de edad, ha sido el protagonista de un triste suceso que ha conmovido a toda Gran Bretaña y que con su dramatismo ha sido conocido en la isla de Mallorca ayer por la tarde, mediante el vespertino mallorquin Ultima Hora, que ayer tarde publicaba con gran alarde de fotos y de texto el drama acaecido el pasado sábado en una casita del pueblo inglés de Letchworth.Jaime Serra, nacido en Soller, contrajo matrimonio hace seis años con la joven inglesa Marion Astridge. Del matrimonio nació una niña, la pequeña Hellen. El matrimonio, por desavenencias, se deshizo, y la pequeña Hellen quedó bajo la custodia de su padre en Palma. Hace dos años unos detectives privados ingleses llegaron a Palma y raptaron a la pequeña cuando ésta salía del colegio, conduciéndola a Inglaterra, donde vivía su madre. Jaime Serra viajó inútilmente hasta aquel país para conseguir que la justicia inglesa le devolviera a su hija, pero fue inútil, y en cuantas ocasiones quiso hacer conocer la grave injusticia que con él se cometía, los tribunales británicos daban la razón a su esposa. La pequeña Hellen siguió con su madre y sus abuelos maternos.

El pasado sábado era el día señalado por el juez británico para que padre e hija pudieran verse como cada dos meses. Jaime Serra llegó al domicilio de su esposa Marion con la intención de ver a la pequeña Hellen. Llevaba un maletín, y al iniciarse una discusión entre los esposos ante la presencia del suegro y de la pequeña, Jaime Serra, en un arrebato de locura, sacó un revólver del calibre 22, con el cual hizo dos disparos sobre su padre político, hiriéndole gravemente. Seguidamente salió de casa y colocó en el buzón de la puerta un cartucho de dinamita que hizo saltar la puerta y todos los cristales de la vivienda, causando heridas a su esposa Marion que resultó con la amputación de tres dedos de una mano. Jaime penetró después en la vivienda, y tras conducir a punta de pistola a todos a una habitación de la casa, se hizo fuerte en la misma hasta que media hora después se entregó voluntariamente a la policía de WeIwingarden.

Ahora Jaime Serra está acusado de intento de asesinato y ha sido ingresado en la prisión de Londres hasta que llegue el momento de comparecer ante la gran corte de jueces profesionales. En España otro caso parecido al de Jaime Serra es el de Bernardo Fuentes, quien desde hace año y medio viene intentando recuperar a su hijo, actualmente con su madre en Noruega, después de que los tribunales españoles le otorgaran la patria potestad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50