Querella criminal por presunto homicidio en Robledo de Chavela

Hoy, viernes, se presenta ante el juzgado de San Lorenzo de El Escorial una querella criminal por presunto delito de homicidio. La querella la interpone Antonia Carmona García, esposa de Isidro Aldea Manzano, fallecido el 14 de septiembre, responsabilizando del suceso a cuatro funcionarios de la localidad.

La querella afecta a todas aquellas personas que en el curso de la investigación sumarial aparezcan como responsables de los delitos de falsos testimonios, no haber impedido acciones contra la integridad física de las personas, etcétera.Los hechos, según se recoge en el escrito del querellante, ocurrieron el 2 de julio de 1976.

Isidro Aldea, según la querella, habría muerto víctima de una paliza después de una discusión.

Siempre según la querella, como consecuencia de las lesiones de la paliza, Isidro tuvo que acudir a varias consultas médicas. Aparte de la impotencia sexual que se le originó, Isidro Aldea no pudo volver a trabajar normalmente. El 19 de agosto se le diagnosticó «insuficiencia coronaria de cara diafragmática y cor pulmonale». El 14 de septiembre falleció súbitamente, a los treinta y nueve años.

El doctor Requena se negó a certificar el hecho como muerte natural y requirió que se le practicara la autopsia, para lo que fue al pueblo el forense del juzgado de El Escorial.

Testigos

Para demostrar lo anterior, los querellantes solicitan el testimonio de 13 personas, varias de las cuales ya han declarado ante los familiares del muerto, y firmado la declaración.

La querella pide que se dicte auto de procesamiento y prisión contra los que resulten inculpados, y que presten la fianza correspondiente para asegurar las responsabilidades pecuniarias.

Aunque no figura en la querella, se sabe que a los pocos días de la agresión relatada, se presentó en el juzgado de San Lorenzo de El Escorial una denuncia contra el agredido, por desacato a la autoridad, sin que en este momento se sepa si hay ya sentencia para la misma.

Una copia de esta querella que será presentada por los familiares de Isidro Aldea, se enviará al gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón Pérez.

Este desgraciado suceso mantiene aún a todo el vecindario de Robledo de Chavela en un estado de expectación constante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de octubre de 1976.