Protesta por la reciente muerte de un enfermo mental

La Asociación de Familias Pro enfermos Psíquicos (AFES) ha manifestado en un comunicado a la opinión pública su «más enérgica protesta por tan absurda y violenta forma de actuar de la fuerza pública» respecto a la noticia del trágico suceso acaecido en Cueto, barrio de Santander, que originó la muerte de un celador y de un enfermo mental, y ocasionó heridas a dos miembros de la fuerza pública.Ante la agresividad del enfermo mental y a requerimiento de la familia, el centro médico desplazó a cuatro celadores para reducir al enfermo. Este acometió contra uno de ellos y de una cuchillada le seccionó la yugular, produciéndole la muerte. Se produjo una psicosis colectiva y no faltaron personas que pidieron que se matase al enfermo. Intervino la fuerza pública con mangueras, gases lacrimógenos y armas de fuego hasta matar al enfermo.

AFES considera que "es de todo punto inaceptable en un país civilizado semejante forma de actuar. Los enfermos ni son unos criminales, ni fieras escapadas del zoo. Son sencillamente eso: unos enfermos. Y para éstos son otras las técnicas y los medios a emplear por los cuerdos. Lo ocurrido es algo que los españoles no debemos estar dispuestos a consentir".

Consideran inadecuada la conducta del celador y lamentando su muerte en el cumplimiento del deber se preguntan «si dicho celador estaba realmente capacitado para su cometido, y aún admitiendo la total capacitación, ¿por qué el equipo de celadores no estaba acompañado y dirigido por un psiquiatra?..., pues es el psiquiatra quien conoce, o debe conocer, las técnicas a seguir en cada instante y circunstancia, las cuales, por supuesto, nunca serían las de los gases y los tiros».

Tras asegurar que el ciudadano, con estos hechos, se forma una idea inexacta del concepto de peligrosidad y rechazo que existe en los enfermos mentales «cuando, por el contrario, está más que demostrado que los enfermos psíquicos ocasionan menos situaciones de violencia y peligrosidad que los cuerdos, lamentan que «mientras se nos dice y asegura que España ha conseguido conquistar, en el orden industrial, el décimo puesto del mundo, en el aspecto psiquiátrico ocupemos en Europa uno de los últimos lugares, junto a Grecia y Portugal».

Concluye el comunicado pidiendo con carácter de urgencia, «para tratar de dar solución a tan importantes problemas»:

«Que se proceda a una planificación objetiva y justa de la psiquiatría dentro de la Sanidad Nacional.

Que se mentalice a la sociedad en orden a estos. enfermos, para que desaparezca el rechazo que actualmente existe, y, en cambio predisponga a la opinión pública a la acogida y la comprensión. Entendemos que esto sólo será posible, si de verdad nos decidimos, por una información tan objetiva como valiente, premisa indispensable para una información del ciudadano, tanto individual como colectivamente.

Exigimos que urgentemente se proceda a montar, por lo menos, en todas las, capitales de provincias, un servicio de urgencia gratuito, eficaz y permanente, única forma de no tener que lamentar dramas y muertes tan absurdas como inútiles.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de septiembre de 1976.

Lo más visto en...

Top 50