Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayer, nuevos informativos de Televisión

Televisión Española estrenó ayer nuevos servicios informativos, que el país esperaba con cierta expectación, aunque sin mucha fe.Los telediarios se presentaron con un nuevo aspecto externo y jugando con esquernas que si bien en su mayor parte no eran nuevos, sí ofrecieron un aspecto distinto.

Cabría decir como punto positivo que el redactor pasa a contar la noticia con lo que a éste se le quita la frialdad que tiene al ser exclusivamente leída por los locutores. La participación que tuvieron todos los que hicieron los programas se vio eclipsada, sin embargo, en la Ultima hora, por la presencia casi ininterrumpida en la pantalla de Pedro Macia. Por otra parte, este informativo fue el que menos aportó de los cuatro.

De la primera cadena cabe destacar que el más serio de planteamiento y contenido fue la Segunda edición, dirigida por Eduardo Sotillos que, junto con Redacción de noche -Miguel Angel Gozalo- de la segunda cadena, son los que más hicieron pensar en cambios en la valoración y tratamiento de la noticia. El techo informativo más alto correspondió a esta Redacción de noche, con un planteamiento, por otra parte, más cercano a la revista que al diario, en el que se jugó con las encuestas y confrontaciones de opinión en temas como la enseñanza o el conflicto del taxi.

La Primera edición cambió más la forma que el fondo y tuvo algún síntoma que denotaba un tratamiento más radiofónico que televisivo. cosa que, si bien es disculpable, en un principio dada la procedencia de su director, Ladislao Azcona, no sucedió con el segundo telediario.

En resumen, lavado de cara y niguna expectativa, sin grandes novedades, en la nueva política informativa de Televisión Española. A la vista de más programas podremos ofrecer una crítica más reposada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de septiembre de 1976