Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Itziar Aizpurúa, en libertad tras la amnistía

«No entiendo por qué me condenaron por rebelión militar, cuando lo único que hice fue tener en casa a mi marido, Joaquín Aizpurúa, militante de ETA fugado. Por ello fui acusada de encubrimiento de terroristas», declaró ayer Itziar Aizpurúa, miembro de ETA que ayer salió de la cárcel de Alcalá de Henares beneficiada por la amnistía.Sobre ésta afirmó que sólo puede ser considerada un indulto y que de ahora en adelante luchará por una amnistía verdadera, total.

Itziar Aizpurúa, condenada en el proceso de Burgos de 1970, ha pasado siete años y medio en prisión, de los quince a que fue condenada, y por haberse beneficiado de varios indultos, le quedaban ya solo once meses por cumplir. Son más de 500 los etarras encarcelados, según su apreciación, y ninguno de ellos -dijo- es autor material de muerte alguna.

También pronosticó que, en adelante, será muy difícil «que alguna organización permanezca tranquila, porque el proceso político está en plena ebullición». Añadió que al cabo de los siete años ha observado un gran salto en las reivindicaciones, que si antes eran meraraente laborales, ahora son plenamente políticas.

A su marido, condenado también en Burgos a dos penas de muerte y que cumple una condena total de 120 años, declaró que no lo vio hasta cinco años después del juicio, cuando consiguieron estar en el mismo penal de Cartagena durante seis meses. Opinó que no hay posibilidad de que a él le afecte la amnistía.

De los quince condenados en el proceso de Burgos, todos ellos relacionados con ETA, dos fueron ya puestos en libertad. Además de Itziar Aizpurúa, Antonio Carrera Aguirrebarrena, condenado a 12 años, también por rebelión militar, salió en libertad a principios del presente año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1976

Más información

  • Condenada en el consejo de guerra de Burgos