Valencia

Atentados contra automóviles de un comando integrista

En el plazo de cuatro días dos automóviles han sido objeto de sendos atentados por un denominado Comando Incontrolado Patriótico (CIP) Caza-Rojos. En ambos casos dicho grupo ha reivindicado sus acciones por medio de pintadas en los inmuebles cercanos a donde se hallaban estacionados los vehículos.El primero de los Incendios tuvo lugar en la madrugada del viernes al sábado, en la calle del Poeta Altet. Un turismo propiedad de Víctor Baeta Subias, ingeniero agrónomo, que se encuentra en libertad bajo fianza de 100.000 pesetas por presunta pertenencia a un grupo de ideología republicana, ardió en una gran pira cuyas llamas alcanzaban la altura de un segundo piso, pese a que, según su propietario el depósito de gasolina se encontraba prácticamente vacío.

El segundo atentado se produjo en la madrugada del miércoles en la calle de Jacinto Labaila. Nuevamente el comando Caja-Rojos ha dejado su firma junto a un R-5, propiedad de Asunción Fuster, persona desconocida en los medios políticos valencianos, si bien su esposo Tadeo Fluxá se encuentra en libertad bajo fianza acusado de haber participado en la colocación de una pancarta en una carretera de acceso a la ciudad a raíz de los acontecimientos de Vitoria.

Tanto Baeta como Fluxá, de quien se ignora filiación política, son miembros de las Asociaciones de Cabezas de Familia, y en ambos casos personas poco conocidas en los medios políticos valencianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de agosto de 1976.

Lo más visto en...

Top 50