Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Cría cuervos", bien acogida por la crítica francesa

Cría Cuervos, la última película de Carlos Saura, galardonada en el reciente festival de Cannes con el Premio Especial del Jurado, acaba de ser estrenada en París, en tres cines simultáneamente. Toda la crítica, sin excepción, la ha acogido con gran entusiasmo. Ciertas apreciaciones son comunes: «Es la película más lograda de Carlos Saura». «Por fin se ha desembarazado totalmente de sus "coqueterías" buñuelescas.» Y, para algún crítico, como el del independiente Le Monde, Saura se coloca en la primera fila de los jóvenes cineastas europeos.

Vean ustedes lo que quieran, declaró el autor de La prima Angélica al crítico semanario, L`Express, pero yo hablo en mis películas de lo que no me gusta. La familia española, con su rigidez, con su sentido del pecado, con su educación, es una de esas cosas». En general, con variaciones secundarias, así ve la crítica Cría cuervos. Para el semanario Le Nouvel Observateur se trata del «espectáculo de la buena burguesía franquista, pero que la niña Ana Torrent observa desde los entre bastidores familiares como si mirara a través del agujero de una cerradura».

Los elogios se extienden a las interpretaciones de Ana Torrent y de Geraldine Chaplin, «,digna hija de Charlot». Con este éxito Carlos Saura, del que ya se han venido conociendo sus películas anteriores, se alianza, en Francia, como el cineasta español más representativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 1976