La Guardia Civil no descarta que haya muerto en Francia

En relación con la denuncia presentada en un juzgado de Pamplona por los hermanos del supuesto militante de ETA José Bernardo Bidaola Achega, al que daban por desaparecido, tras un tiroteo entre un comando de la organización y fuerzas de la Guardia Civil, fuentes de este Instituto han ampliado datos en el sentido de que en aquel encuentro, que tuvo lugar el pasado 25 de abril, una patrulla advirtió como cuatro individuos trataban de pasar la frontera francesa hacia España.En el tiroteo que se entabló tras darles el alto resultó herido Ignacio Hernández Losa, que fue trasladado al hospital de San Sebastián, y en el lugar se encontró una cartera de bolsillo, al parecer perdida en la huida, con un documento nacional de identidad a nombre de José Bernardo Bidaola Achega, un permiso de conducir al mismo nombre y un carnet de la Federación de Montañismo, así como algún dinero.

Antes, la Guardia Civil había observado cómo de los tres individuos que lograron huir, uno de ellos corría con dificultad, dando la sensación de ir herido en una pierna. Las mismas fuentes añaden que «no puede descartarse la hipótesis de que a consecuencia de estas heridas falleciera en Francia y su cadáver haya sido escondido o enterrado secretamente por sus compañeros, para evitar la intervención de las autoridades francesas ante prueba tan evidente de estas actividades terroristas que violan la condición de refugiados políticos».

La información señala que las fuerzas de la Guardia Civil practicaron un minucioso reconocimiento de la zona, por si el individuo que parecía herido se hubiese quedado escondido, pero el resultado fue negativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de mayo de 1976.

Lo más visto en...

Top 50