Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La política de precios energeticos, cada vez menos eficaz

Transcurridos más de dos años desde la puesta en marcha de las medidas para hacer frente a la llamada crisis de la energía, todo parece indicar que la economía española muestra una mayor rigidez en cuanto a descensos del consumo global de energía tras las elevaciones de los precios que la manifestada en otros países en circunstancias similares.En un estudio sobre la política de conservación de la energía, el boletín del Ministerio de Comercio «Información Comercial Española» (ICE), pone de manifiesto que la elevación de los precios del petróleo, del carbón siderúrgico y del gas natural han puesto al descubierto en toda su importancia la vulnerabilidad de la economía española ante la escasez de recursos energéticos propios. La importación de productos energéticos representó el pasado año casi el 45 por 100 del déficit de nuestro comercio exterior; de aquí que, en buena medida, el futuro de nuestra balanza comercial estará determinado por el grado de dependencia exterior en el abastecimiento de energía.

Sobre la política de conservación de energía, ICE pone de manifiesto que de los tres tipos de política energética: de precios, conservación y prospección, es preciso destacar que esta última está teniendo éxito, aun cuando sus frutos solamente podrán recogerse a plazo medio.

Por lo que respecta a las medidas encaminadas a la conservación de energía, desde los últimos meses de 1974, en que se inició una campaña de contención al consumo, ésta no se ha vuelto a reconsiderar, y lo cierto -dice- es que la mayoría de esas disposiciones siguen en vigor y... en desuso.

De aquí, señala ICE, que prácticamente todo el peso de contención de la demanda de energía se ha abandonado a la política de precios, que cada vez se muestra menos eficaz.

Termina «Información Comercial Española» diciendo que en estas condiciones sería necesario insistir en una política directa de conservación de energía, en sus distintas vertientes, dirigida específicamente a cada una de las fracciones del mercado consumidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976