Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Etiopía

El Gobierno de Addis Abeba prepara una ofensiva general contra los nacionalistas eritreos

El Gobierno militar etíope esta preparando una gran ofensiva contra los rebeldes eritreos para los próximos días, utilizando la mitad del ejército, y decenas de millares de campesinos armados reclutados voluntariamente, informaron fuentes norteamericanas.Según informaciones del servicio de inteligencia llegadas a Washington, los dirigentes etíopes se disponen a emplear una "marea humana" de campesinos cristianos -armados con fusiles italianos, de hace cuarenta y cinco años, y con ametralladoras-, contra los eritreos predominantemente musulmanes.

Funcionarios norteamericanos manifestaron, que se habían recibido informaciones en el sentido de que los voluntarios campesinos han comenzado a reunirse en Asmara, capital de Eritrea, y en otras ciudades de aquella provincia septentrional etíope.

Los dirigentes etíopes, según las mismas informaciones, han requisado numerosos civiles y aviones comerciales, para trasladar a los voluntarios desde las 4 provincias norteñas a Eritrea.

Dos grupos guerrilleros -El Frente de Liberación de Eritrea, y las Fuerzas Populares de Liberación de Eritrea- han combatido intermitentemente contra el Gobierno de Adis Abeba desde hace más de diez años.

El Ejército etíope, en jaque

Las fuerzas guerrilleras han logrado el control de la mayor parte de las zonas rurales de Eritrea, y han neutralizado la acción de dos divisiones etíopes durante el último año de lucha.Las represalias de los soldados del Gobierno central contra la población de la provincia, ha provocado un creciente apoyo en favor de los 2 movimientos rebeldes, según informaciones citadas. En los últimos meses, las guerrillas se han nutrido, de un número de cristianos igual al de musulmanes.

La intervención de la primera y segunda divisiones etíopes en la campaña de Eritrea, ha sido tan desastrosa en los últimos meses que Adis Abeba se ha decidido a utilizar a campesinos voluntarios. "Se trata de una jugada desesperada", declaró un funcionario norteamericano.

Para reclutarlos, el Gobierno central ha prometido a estos campesinos tierras y dinero. Los voluntarios han sido dotados de armas anticuadas que datan que la Campaña italiana en Etiopía de 1935. En marzo de este año, Adis Abeba se gastó millones de dólares para comprar municiones para estas armas, en Turquía e Italia.

Denuncias de genocidio

Para preparar las acciones, casi todos los extranjeros han sido evacuados de Eritrea, y de la vecina provincia de Tigre. La ofensiva ha trascendido ya a la prensa etíope, mientras los dirigentes guerrilleros han calificado el plan de «genocidio». Según las fuentes citadas, 100.000 de los 7 millones de eritreos han buscado ya refugio en Sudan.La ofensiva debe comenzar inmediatamente, porque la estación anual de lluvias comienza dentro de tres semanas, y durante esa época el territorio controlado por las guerrillas se convierte en intransitable.

Según funcionarios norteamericanos, el timing de la acción está dictado también por el deseo de los dirigentes etíopes de dejar libre a su ejército -39.000 hombres- para operaciones contra la vecina Somalia.

Etiopía y Somalia se disputan la soberanía del territorio francés de los Afars y los Issas, que debe acceder a la independencia el próximo año, según los planes de París.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 1976