EL YURCHENKO DE GERVIOpinión
i

Biles, volver es ganar

Me alegra la medalla de Simone Biles porque después de haberlo pasado tan mal durante toda la semana, ha reencontrado la confianza y la seguridad

La gimnasta estadounidense Simone Biles (derecha), bronce en la final de barras, se abraza con su entrenadora, tras la final disputada este martes 3 de agosto en Tokio. En vídeo, declaraciones de Biles.Foto / Vídeo: REUTERS
Gervasio Deferr

Simone Biles compitió en la final de barra y eso demuestra al mundo entero que no se vio preparada mentalmente para afrontar el reto para el que había venido a Tokio. Supo dar un paso al lado. No es fácil cuando se opta al oro. Pero aun así supo poner por delante a la persona antes que a la gimnasta. Y eso me parece perfecto, porque por mucho que amemos la gimnasia, la persona es lo primero. Y ella le ha dado un golpe a su trauma. Es cuestión de tiempo que se vuelva a encontrar y supere sus problemas mentales.

Más información

Su ejercicio ha sido muy bueno. Le ha dicho al mundo entero: soy gimnasta, pero soy persona. Me parece muy inteligente. Me alegra su medalla porque después de haberlo pasado tan mal durante toda la semana, ha reencontrado la confianza y la seguridad. Su ejercicio ha sido limpio, bonito. No ha abordado toda la dificultad que hubiera necesitado para ganar. Pero volver a la palestra para ella ya era ganar. Ha sido muy valiente. No te puedes poner a hacer saltos mortales y piruetas en la situación en que se encontraba. Un fallo te puede hacer muchísimo daño.

La final masculina de paralelas ha sido muy interesante. Ha ganado el chino Jingyuan Zou de manera irrefutable. Imposible llegar a su nivel. Pero el alemán Lukas Dauser, que partía octavo en la rotación, ha conseguido la medalla de plata superando al turco Ferhat Arican y al chino Hao You cuando todos pensábamos que las medallas ya estaban repartidas. La actuación de Arican y su medalla de bronce es muy significativa. Ahmet Onder y Adem Asil también mostraron un nivel muy bueno. Todo ello demuestra lo bien que están trabajando los turcos y enseña el camino para otros países que quieran progresar en la élite de un deporte tan maravilloso como exigente.

Y en la barra hemos vuelto a tener al japonés Daiki Hashimoto, de solo 19 años. Ha ratificado lo que vimos en el concurso completo en el que sucedió a Kohei Uchimura, la estrella, campeón en Londres 2012 y Río 2016. Hashimoto ha demostrado que Japón continúa siendo una potencia capaz de seguir sacando los mejores gimnastas del mundo.

El nivel de los Juegos ha sido bueno, solo espero que la gimnasia española sea más fuerte en el futuro. Y para eso debe haber más unión. No podemos ir unos por aquí y otros por allá. Los clubes, las federaciones, los centros de alto rendimiento, todos debemos unirnos para conseguir una gimnasia con más nivel como ya demostramos cuando fuimos sextos del mundo en 2007. Y subir no solo el nivel de los seis gimnastas que están en la selección sino de todos, en chicos y en chicas. Ese es mi deseo y por lo que trabajaré.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50