Marcos Llorente como tótem

El rojiblanco, por su despliegue en defensa y en ataque, representa el fútbol que el seleccionador pretende imponer

Llorente, en el entrenamiento de este domingo en el Estadio de La cartuja de Sevilla.
Llorente, en el entrenamiento de este domingo en el Estadio de La cartuja de Sevilla.Alejandro Ruesga

Cuando el pasado 23 de mayo Luis Enrique anunció la lista de 24 jugadores que participaría en esta Eurocopa el orden por el que empezó a nombrar los defensas citados se saltó la ortodoxia de empezar por los laterales derechos y comenzó por los izquierdos. Nombrar primero a Marcos Llorente como integrante de la línea defensiva hubiera supuesto la primera sorpresa antes de que la no mención de Sergio Ramos en la relación de los zagueros se convirtiera en la bomba de la lista. Llorente fue enumerado por el técnico como el último defensa antes de que pasara a relatar los jugadores del medio del campo. Fue un guiño a su polivalencia y a la intención del técnico de que, a pesar de hacerle jugar como lateral, se convierta en un elemento ofensivo más.

Más información

Centrocampista en el Atlético y ocasional lateral por la sanción de 10 partidos que tuvo que cumplir Trippier por apuestas ilegales, Llorente es señalado por el cuerpo técnico de la selección como uno de los jugadores que mejor representa el estilo que ha tratado de grabar a fuego Luis Enrique desde que se hizo cargo de la Roja en septiembre de 2018 y regresara a ella en noviembre de 2019. “Nuestro plan es tener el balón para generar ocasiones, controlar el juego y las transiciones del rival, presionar en campo contrario y recuperar lo más cerca posible de su portería”, remarcó este domingo el seleccionador, al que se le apreció el punto de excitación que le genera el estreno en este Europeo.

Por la intensidad en sus despliegues para defender y atacar, Llorente es un representante palmario del fútbol que pretende desplegar Luis Enrique. La confección de sus listas en estos casi tres años no solo describe un mero cambio de nombres, también de ciertos perfiles de jugadores. Del primer once que presentó en Wembley ante Inglaterra (1-2) solo sobreviven tres futbolistas de los citados para esta Eurocopa (De Gea, Thiago y Busquets) y cuatro estuvieron en el banquillo (Azpilicueta, Gayà, Rodri y Morata). En el camino se han quedado futbolistas como Isco, Marcos Asensio o Dani Ceballos, sobre los que Luis Enrique tenía pensado vertebrar el juego de ataque. “Jugamos sin mediapunta, es cierto que no tenemos jugadores de ese perfil”, recalcan en la federación. “La verdad es que la única realidad es que los años pasan para todos y entran los jóvenes. En mi mente no estaba una reestructuración, pensaba en los jugadores que se adaptaban a mi idea”, recalcó el preparador asturiano.

La idea obliga a los futbolistas españoles a un despliegue físico muy exigente en la presión y en las transiciones ofensivas y defensivas y Marcos Llorente, aunque sea como lateral, representa como pocos el canon del jugador con el que Luis Enrique pretende plasmar su idea. “Sé que no es un lateral derecho, pero tiene esa capacidad física y técnica para desarrollar diferentes roles. Aunque juegue de lateral no queremos olvidarnos de los que nos puede dar hacia delante con esa capacidad y desborde que tiene”, admitió el técnico el día que anunció la convocatoria.

Luis Enrique es consciente de las numerosas rupturas al espacio que Llorente ha protagonizado esta temporada en el Atlético como centrocampista y que como lateral las veces que podrá hacerlo disminuyen. Bajo la dirección de Simeone, casi siempre sus desmarques han sido de dentro hacia fuera. El seleccionador, alertado por los estudios que puedan haber hecho los rivales, ha tratado de cambiarle ese registro. Desde que comenzó a llamarle y durante estas dos semanas de concentración previas, Luis Enrique ha insistido al rojiblanco en que ahora debe variar la dirección de su búsqueda de espacios libres. La consigna es que, cuando rompa, lo haga más por dentro para sorprender y aprovechar su buena relación con el gol.

“Ha hecho una grandísima temporada. El míster le está probando en esa posición y está más que capacitado para jugar de lateral. Va a ser muy importante para nosotros”, asegura Jordi Alba sobre el jugador del Atlético, convertido en uno de los tótems con los que Luis Enrique tratará de plasmar su libreto en esta Eurocopa.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción