_
_
_
_
_

Rodríguez Uribes, presidente del CSD: “Cada atleta paralímpico nos cuenta una historia de superación”

El Comité Paralímpico Español organiza un día de medios para mostrar cómo se preparan algunos atletas a seis meses del inicio de los Juegos, un evento que todavía no tiene quien lo retransmita en España

José Manuel Rodríguez Uribes
El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, durante el Media Day del equipo Paralímpico Español.ZIPI ARAGON (EFE)
Jerónimo Pineda

En exactamente seis meses se dará el pistoletazo de salida de una nueva edición de los Juegos Paralímpicos, que iniciarán en París solo 17 días después de que finalicen los Juegos Olímpicos, organizados en la misma sede. Es por eso que este miércoles, el Comité Paralímpico Español (CPE) abrió las puertas del Centro de Alto Rendimiento (CAR) a diversos medios, para poder charlar y conocer cómo se preparan algunos de los atletas que representarán a España el próximo verano, en un evento que todavía no tiene quien lo retransmita dentro del país.

El día de medios consistió en una jornada de más de tres horas, que inició con la comparecencia del presidente del Consejo Superior de Deporte (CSD), José Manuel Rodríguez Uribes, y del presidente del CPE, Miguel Carballeda, para después continuar con un extenso recorrido por las instalaciones deportivas. Ahí, en sus respectivos centros de entrenamiento, los equipos españoles de natación, atletismo y baloncesto aguardaban para compartir sus expectativas sobre la justa veraniega.

Antes, Rodríguez Uribes se dirigió a los presentes. “Nos encontramos en la antesala de uno de los eventos más inspiradores y más emocionantes del mundo deportivo: los Juegos Paralímpicos de París. Y a tan solo seis meses de la inauguración, nos reunimos aquí para destacar el talento, la dedicación y el espíritu inquebrantable de nuestros atletas, pero también para reivindicar su visibilización”, mencionó el presidente del CSD. De la misma manera, aprovechó su intervención para resaltar la importancia de que “las proezas y las conquistas” de los deportistas con discapacidad se dé a conocer al resto de la sociedad. “Cada atleta paralímpico nos cuenta una historia de superación y tiene un deseo inquebrantable de alcanzar la excelencia y la realización personal”, señaló, para después terminar haciendo un llamamiento a que los medio de comunicación hicieran cada vez más eco de esas historias.

Ya en las instalaciones deportivas, los equipos de natación, atletismo y baloncesto se mostraron comprometidos con que España logre superar en París sus resultados de Tokio, cuando la delegación paralímpica española consiguió 36 preseas (9 de oro, 15 de plata y 12 de bronce), haciéndose con la decimoquinta posición en el medallero. Hasta el momento, España cuenta con 63 atletas clasificados para los Juegos Paralímpicos, pero el CPE estima que ese número podría duplicarse en los próximos meses, debido a las competiciones clasificatorias que todavía están por delante. Además, la institución deportiva también destaca que ya tienen presencia asegurada en 8 de las 22 disciplinas que se verán en París 2024, pero que esperan que esa cantidad se eleve a 18 de aquí a que comience el certamen veraniego.

Para Toni Ponce (Barcelona, 36 años), uno de los referentes del equipo de natación, las expectativas personales para los Juegos pasan por repetir o superar las dos medallas de plata con las que el nadador con discapacidad motriz regresó de las últimas olimpiadas. “Me gustaría volver a luchar por medallas, yo creo que podemos competir bien y estamos entrenando para ello”, apunta el vigente campeón mundial de 100 metros braza.

En el combinado de atletismo, nadie sabe mejor lo que es disputar unos Juegos Paralímpicos que Sara Martínez (Madrid, 34 años). Con cinco participaciones en su espalda, la madrileña busca clasificarse para sus sextos Juegos en los próximos meses, algo que afronta con ilusión: “La primera expectativa es llegar y, una vez clasificada, la segunda es estar en el podio”, señala. Algo que ya consiguió en Tokio, al apuntarse la plata en salto de longitud para atletas con discapacidad visual severa, su primera presea en el máximo escenario. “He cambiado mucho, porque en Atenas (2004) era una niña, que solo pensaba en ir y disfrutar. En los siguientes, el objetivo ya pasa a competir por medallas. Toda mi vida he estado en esto y he madurado mucho, tanto en la parte deportiva como en la parte personal”, apunta cuando se le pide realizar un recorrido por su trayectoria.

La jornada termina en una pista de baloncesto, con el equipo paralímpico invitando a todos los presentes a sentarse en una silla de ruedas e intentar encestar, algo que pocos logran. Alejandro Zarzuela (Jerez de la Frontera, 36 años) es uno de los veteranos del combinado nacional, que cuenta en su historial con una plata en Río de Janeiro (2016) y varias medallas en competiciones internacionales. Después del verano, Zarzuela piensa en retirarse de la selección para dedicar más tiempo a su familia, pero antes, quiere despedirse con una buena participación en París: “Quiero ayudar al equipo en todo lo pueda, sentirme útil y disfrutar al máximo de la fiesta”. Y no se irá sin transmitir a los que vienen detrás lo que significa representar a su país en el escenario más importante: “A los que vienen les diría que representar a España es algo muy bonito, pero a la vez es una gran responsabilidad. En ese sentido, me da tranquilidad ver a gente joven empujando fuerte y saber que la selección está en buenas manos”, finaliza.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_