_
_
_
_
_

Darly Zoqbi, la portera de las Guerreras a la que apartaron del equipo tras ser madre

La meta de la selección de balonmano, clave en el último triunfo de España en el Mundial, entrenó nueve meses sola pese a tener todavía contrato con el club

Darly Zoqbi
Darly Zoqbi detiene un lanzamiento a Ana Paula, durante el Brasil-España del pasado domingo en el Mundial de balonmano.HANNIBAL HANSCHKE (EFE)

“Los últimos años han sido muy duros. Me lesioné a las puertas de los [últimos] Juegos y demás…”, confiesa la portera de la selección española de balonmano Darly Zoqbi (Ponte Nova, Brasil; 41 años), dejando en el aire el final de la frase. Pero en ese “demás” se esconde una historia personal muy dolorosa. A esta guardameta, decisiva en el triunfo del pasado domingo ante Brasil para mantener las aspiraciones de alcanzar los cuartos del Mundial, trataron de rescindirle por las bravas en 2022 el contrato en su club de entonces, el Gloria Bistrita rumano, cuando estaba embarazada. “Lo he superado, he pasado página. Los que hicieron eso no lograron nada, aunque lo intentaron”, asegura por vía telefónica, en la antesala de medirse este miércoles a Argentina (18.00, Teledeporte) en el inicio de la segunda fase del torneo.

Todo se torció para Darly Zoqbi el 3 de junio de 2021, al sentir cómo se partía el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en el último partido de la temporada, el temido “clac” que le dejó sin la cita olímpica de Tokio, los que debían haber sido sus cuartos Juegos. Un varapalo personal en vísperas de los 40 que la guardameta trató de aprovechar para cumplir su deseo de ser madre. “Hablé con el club y les comenté mi intención de quedarme embarazada durante los muchos meses que iba a estar fuera de las pistas. Ellos lo aceptaron, pero luego, antes de dar a luz, se echaron atrás”, señala Zoqbi. Querían romper el contrato.

Su hija nació en mayo de 2022, casi al mismo tiempo que ella se recuperaba de la rodilla, y el 1 de junio ya estaba entrenando por su cuenta. Sin embargo, su club, que la había fichado en 2019, no quería saber de nada de Zoqbi. Había decidido apartarla pese a que la vinculación laboral seguía existiendo, así que la portera de las Guerreras acabó en un túnel de nueve meses ejercitándose sola. Desamparada, decidió marcharse a Brasil con su familia porque, con contrato en vigor con el Gloria Bistrita, no podía fichar por otro equipo.

El balonmano femenino sigue habiendo contratos que te prohíben quedarte embarazada”

“Hasta que no lo hice público [a inicios de 2023] y empezó a afectar a la imagen del club, las cosas no cambiaron de rumbo”, denuncia la guardameta. “Es muy fácil mientras todo transcurre en la sombra. Así pasa en todos los lados. Tenemos que luchar por nuestros derechos y hacerlos visibles para cambiar las cosas en el futuro”, advierte.

Había ganado dos juicios, sin embargo, su situación solo se desencalló cuando expuso el caso en las redes y la federación española, al más alto nivel, medió con su homóloga rumana. Ante el ruido exterior, pudo alcanzar por fin un acuerdo con la entidad, rescindir de mutuo acuerdo el contrato e incorporarse a otro club. La quería el potente Brest, de la Liga francesa, para sustituir a Cléopatre Darleux, de baja por una conmoción cerebral tras recibir tres balonazos en la cara en una semana, que todavía le tiene fuera de la competición.

“Sé que en el balonmano femenino sigue habiendo contratos que te prohíben quedarte embarazada. Depende del país, pero se dan”, alerta Darly Zoqbi, que se nacionalizó española en 2015 -había llegado a la Liga en 2002 para jugar en el Murcia- y que disputa su octavo Mundial, cuatro de ellos con Brasil en sus inicios. El nuevo seleccionador, Ambros Martín, no llamó a Silvia Navarro, que volvió en septiembre de una rotura de cruzado, y la elegida fue esta guardameta temperamental, plata mundial en 2019 y ahora en el equipo SCM Craiova, de Rumania. Sus 11 paradas resultaron decisivas para derrotar a su Brasil y mantener todas las opciones de llegar a cuartos, que da prácticamente el billete para el preolímpico. “Los porteros, que estamos un poco locos, trabajamos para eso. La sensación fue maravillosa. No pasa todos los días”, confiesa.

“Cuando pasas por algo tan difícil, es cuestión de creer en el proceso, en el trabajo. Muchos días te cuestionas si debes seguir. Al final, se trata de confianza, lucha y resiliencia. Yo soy fuerte de cabeza. Llevo lejos de mi familia desde hace 20 años y he vivido muchos momentos duros estando prácticamente sola en Europa”, concluye Darly Zoqbi, que se cayó de los Juegos de Tokio por una lesión, la apartaron del equipo tras ser madre y, después de 21 meses fuera del balonmano entre una cosa y otra, ahora persigue la cita olímpica de París.

La segunda fase de España en el Mundial

Rivales

Argentina. Miércoles, 18.00

República Checa. Viernes, 18.00

Países Bajos. Domingo, 16.30.

Todos por Teledeporte.

Clasificación

Países Bajos, 4 puntos

España, 4

República Checa, 2

Brasil, 2

Argentina, 0

Ucrania, 0

Pasan dos a cuartos de final.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_