_
_
_
_
_

Un partido de voleibol femenino congrega 92.003 personas en Nebraska y bate el récord del Barça

Los organizadores llevaban meses preparando el evento, que incluía un concierto tras el partido universitario

Volleyball Nebraska
Aficionados hacen la ola durante el partido de voleibol entre los equipos de Omaha y Nebraska en el Memorial Stadium de Lincoln (Nebraska, EE UU), este miércoles.Kenneth Ferriera (AP)

Un partido universitario de voleibol en Lincoln (Nebraska) reclama el récord de asistencia a un evento deportivo femenino. Según los organizadores, un total de 92.003 personas asistieron al encuentro entre el equipo local y el de Omaha. Eso supondría batir el récord de asistencia fijado en un partido de la Champions League entre el Barça y el Wolfsburgo femeninos en marzo de 2022, que reunió a 91.648 espectadores.

El equipo local llevaba meses preparándose para lograr el récord. Eligieron jugar en el Memorial Stadium, el estadio de fútbol americano de los Huskers, con capacidad teórica para 85.000 espectadores. Al tratarse de un partido de voleibol, sin embargo, había también espectadores en lo que en un partido de fútbol sería el terreno de juego. El programa incluía varios partidos y para terminar un concierto de Scotty McCreery, un cantante country que ganó en 2011 el concurso American Idol, algo así como la Operación Triunfo estadounidense.

Nebraska es uno de los estados menos poblados de Estados Unidos, con menos de dos millones de habitantes y Lincoln es la segunda ciudad más importante, con 293.000. Eso implica que el equivalente a un tercio de su población se dio cita en el estadio para batir el récord. En todo el estado se cancelaron las clases para facilitar la asistencia.

“Nos arriesgamos a jugar en el Memorial Stadium, y a ir a por el récord y batirlo. No creo que nadie lo hubiera imaginado cuando empezó todo esto”, declaró John Cook, entrenador de Nebraska, en declaraciones recogidas por AP. “Es un gran logro para este deporte femenino llamado voleibol. Es un tesoro estatal. Lo hemos demostrado”.

Nebraska ha ganado cinco campeonatos nacionales de voleibol, pero en lo que son imbatibles es en asistencia. La han liderado cada temporada desde 2013 y se apuntado 8 de los 9 mayores aforos congregados para un partido de voleibol universitario femenino. Sin embargo, en septiembre pasado, los Badgers, el rival histórico de Nebraska y el equipo que la derrotó en el campeonato nacional de 2021, batieron el récord de asistencia a un partido de la temporada regular con 16.833 personas en Madison (Wisconsin).

Era una afrenta para el equipo de Nebraska, que ha colgado el cartel de “no hay entradas” en 306 partidos consecutivos de la temporada regular en la cancha del Devaney Center, la sede habitual del equipo de voleibol. El equipo de fútbol americano, por su parte, ha llenado el estadio 389 veces consecutivas.

Nebraska se propuso batir no solo ese récord, sino ir a por todas y lograr una marca mundial. Surgió la idea de incluir un concierto como reclamo, pero incluso antes de anunciarse actuación alguna se vendieron 82.000 entradas en tres días, a un precio de 25 dólares para los adultos y 5 para los niños.

El récord estadounidense de asistencia a un acontecimiento deportivo femenino había sido de 90.185 en la final del Mundial de 1999 entre Estados Unidos y China en el Rose Bowl de Pasadena (California), cuando los locales se proclamaron campeones en la tanda de penaltis con el gol decisivo de Brandi Chastain.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_