Jornada 12 de la Liga | Resultados de los partidos y resumen

Osasuna ha vencido al Valladolid (2-0) y el Real Madrid ha empatado con el Girona pero sigue líder | El Barcelona se ha impuesto al Valencia en Mestalla (0-1), Mallorca y Espanyol han empatado (1-1), el Cádiz ha vencido al Atlético (3-2) y el Rayo al Sevilla (0-1)

Enes Unal celebra su gol ante el Elche este lunes en el Martínez Valero.
Enes Unal celebra su gol ante el Elche este lunes en el Martínez Valero.M.L. (EFE)

La 12ª jornada de la Liga ha terminado este lunes con la victoria del Getafe en su visita a Elche (0-1). El domingo, Osasuna venció al Valladolid (2-0), el Girona empató con el Real Madrid (1-1), que continúa invictor y líder, el Athletic ganó al Villarreal en casa y la Real Sociedad cayó ante el Betis (0-2). El sábado, el Almería se impuso al Celta (3-1), el Cádiz venció al Atlético de Madrid (3-2), el Sevilla cayó ante el Rayo Vallecano (0-1), y el Barcelona se derrotó al Valencia en su visita a Mestalla (0-1). La jornada comenzó el viernes con un empate (1-1) entre Mallorca y Espanyol.

Estos han sido los partidos de la jornada:

Elche - Getafe (0-1)

Un gol de Enes Unal dio el triunfo al Getafe ante el Elche en el Martínez Valero. La victoria alivia a los azulones, que se alejan de los puestos de descenso, mientras que el colista, que sigue sin conocer la victoria en este curso, queda aún más hundido. De nada le valió al conjunto de Jorge Almirón tener más presencia en el área. Los de Quique Sánchez Flores solo amenazaron con un disparo de Borja Mayoral en la primera parte y se adelantaron en un mal despeje de la zaga local. El balón cayó en las botas de Carles Aleñá y éste asistió a Unal para lograr, en el minuto 54 el 0-1 con un tiro ajustado al poste. Fue el cuarto gol en la temporada de Unal. La expulsión de Amavi espoleó al Elche, que buscó la igualada con más pasión que fútbol y la pudo encontrar en un penalti cometido por Luis Milla. Pero el error en el lanzamiento de Lucas Boyé volvió a demostrar que al colista todo se le vuelve en contra en este mal arranque liguero. El Elche encajó su segunda derrota en la con Almirón en el banquillo tras la del Real Madrid. Con solo cuatro puntos, está muy lejos de la salvación. En cambio, el Getafe, con 13 unidades, se aleja de los puestos de descenso, en el que figuran al margen del colista Elche, el Cádiz y el Sevilla, estos dos últimos con 10 puntos.

Real Sociedad - Betis (0-2)

Un Betis práctico y competitivo, sostenido primero por su portero, Rui Silva, y un gran trabajo defensivo, se llevó tres puntos muy importantes de Anoeta ante la Real Sociedad en un duelo directo por la Champions. El equipo de Manuel Pellegrini pegó dos zarpazos letales en el tramo final del partido para someter a un rival que acusó mucho las bajas y que lo intentó de todas las maneras, sin poder con el oficio de un Betis que, con menos fútbol del habitual, ganó para colocarse cuarto clasificado y empatado a puntos con el tercero, el Atlético. Es un Betis más sólido el que está forjando Pellegrini, que volvió a mostrarse como la auténtica bestia negra de esta Real de Imanol, incapaz de derrotarle en los últimos seis partidos (cuatro derrotas y dos empates). Informa Rafael Pineda.

Athletic - Villarreal (1-0)

Ganó el Athletic y regresa al buen camino. El club montó su fiesta en la explanada de San Mamés al estilo de lo que se hace en otras ligas, y habilitó también una mini actuación de Gatibu, un grupo que pega mucho en el País Vasco, en pleno césped. Pero la fiesta de verdad estuvo en el campo, en el que los hombres de Valverde superaron en intensidad y fe a su rival. Era cuestión de darle marcha al partido contra el Villarreal; a evitar que los amarillos envolvieran al Athletic en su juego; el que traen de serie después de años con Emery, y el que está en fase de implantación con Setién. Claro que el técnico cántabro también llevaba su plan a la Catedral, que en la pizarra todo se sostiene, pero luego está lo que pasa en el campo, y en los primeros minutos funcionó lo que propuso el equipo visitante. Bajaba Parejo a recibir de Rulli y jugaba con Lo Celso, que buscaba después las bandas. El dúo del arte, sin embargo, se deshizo cuando el argentino se tuvo que retirar lesionado. Ya no fue tan fácil llegar y saltarse las líneas rojiblancas. Informa Jon Rivas.

Real Madrid - Girona (1-1)

Amodorrado de entrada, el tiempo se echó encima del Real Madrid cuando ya menguaba el partido con un inesperado empate para el campeón. Un toque de corneta final no le bastó al Madrid frente a un Girona competente. Un Girona expansivo al inicio y que supo apretar la mandíbula cuando su rival le cercó ya en el último tramo. Histórico para el cuadro catalán; un frenazo para un Real de vuelo corto en Leipzig y con un inesperado soponcio en la Liga. Un encuentro inopinadamente equilibrado que entró en combustión a partir del gol de Vinicius. Una mano de Asensio llevó al árbitro al VAR. Penalti, gol de Stuani, un chacal en esa suerte del juego. Informa Pepe Sámano.

Osasuna - Valladolid (2-0)

Osasuna fue un torrente ante el Valladolid, al que superó con esas señas de identidad que forman parte del ADN del cuadro navarro y a las que en la moda futbolística actual de presiones altas, persecuciones y duelos individuales se ajusta como anillo al dedo. Tras doce jornadas ya está diez por encima del descenso el equipo que adiestra Jagoba Arrasate, vibrante en su esfuerzo y con un añadido de calidad, el que que le ofrece Aimar Oroz, una joya que ilumina su ataque. El fútbol se impuso finalmente a la sinrazón ultra, que propició por las calles de Pamplona varios enfrentamientos entre abanderados de ambos equipos durante la mañana dominical. Con esas armas encarriló el partido en apenas veinte minutos. Marcó Chimy Ávila al ajustar al máximo un lanzamiento de penalti tras zancadilla de Roque Mesa a Manu Sánchez. Luego completó Moi Gómez después de que entre Oroz y Budimir le tendiesen una emboscada a Feddal en la salida de la pelota. Ahí quedó patente que Osasuna tenía más hambre que un Valladolid que entró con dos marchas menos al partido. Poco más lució en el Valladolid. Pacheta maniobró con un triple cambio en el descanso, pero el control que pareció ejercer fue un espejismo, expuesto como se quedó a las contras navarras. El final fue osasunista. Salió al campo Kike García para darle aliento a su equipo y estirarlo en ataque, olfateó el gol en varias ocasiones, pero no redondeó un marcador que se ajustó a lo ocurrido. Informa J. L. Cudeiro.

Valencia - Barcelona (0-1)

A falta de fútbol, el Barça vive de los goles de Lewandowski, que ya cuenta 18, 13 en la Liga. El escorzo del ariete polaco después de una jugada de Raphinha en el tiempo añadido rescató al equipo azulgrana en un mustio partido disputado en Mestalla. Los encuentros del Barça en Valencia son de los más largos de la Liga. Algunas de sus mejores victorias han llegado en el tiempo añadido, como este sábado, justo cuando más desmoralizado parecía el equipo de Xavi. Lewandowski se presentó en el momento oportuno y su gol propició un triunfo tan personal como el de Mallorca. Un guiño a fin de cuentas a Villa el día en que se homenajeaba al asturiano de Tuilla que tantos goles metió con el Valencia y el Barcelona. Los barcelonistas festejaron el tanto como si hubieran ganado la Liga. A veces melancólico, en ocasiones angustiado, siempre paralizado por la eliminación de la Champions, el Barça se extravió en Mestalla. La suya fue una actuación descorazonadora hasta que acertó Lewandowski. Informa Ramon Besa.

Sevilla - Rayo Vallecano (0-1)

El Rayo Vallecano rompió su mala racha histórica ante el Sevilla con un justo triunfo ante un rival en crisis. De esta manera se ponía fin a 13 partidos seguidos entre ambos conjuntos en los que el Sevilla había ganado 10 choques, con tres empates añadidos. Álvaro, con un golazo a la hora de partido, disparó las prestaciones de un equipo madrileño intenso y muy rápido, que superó en todas las facetas del juego al grupo de Jorge Sampaoli. En especial en la primera mitad. El conjunto andaluz, lento y sin llegada, vio cómo el Rayo se anticipaba siempre para crearle hasta tres claras ocasiones de gol, bien solventadas por Dmitrovic. El Sevilla mereció algo más en la segunda mitad, pero es un equipo en plena decadencia. Dimitrievski solventó una buena ocasión de Mir y prácticamente después el Rayo liquidó el partido en una perfecta jugada al contragolpe. Unai lanzó a Álvaro, que militó en la cantera del Sevilla. El extremo rompió a Montiel en velocidad y anotó con un disparo muy ajustado al que no llegó Dmitrovic. Los de Sampaoli lo intentaron en el tramo final del choque, aunque de manera desesperada, sin orden y en medio de una enorme confusión. Solo en una falta de Jordán pudo llegar el empate, mientras que el Rayo perdió varias opciones para lograr el segundo gol al contragolpe. El Rayo, con este triunfo, se dispara hasta los 18 puntos, a las puertas de Europa, mientras que el Sevilla puede caer de nuevo a puestos de descenso. Informa Rafael Pineda.

Cádiz - Atlético de Madrid (3-2)

Drama a drama deambula el Atlético, grogui, tocado, y esta vez castigado con un gol en el último minuto del descuento, el 99, de Rubén Sobrino cuando un estelar João Félix había logrado dos goles que igualaban la merecida ventaja del Cádiz. A la desesperada, buscando una victoria a la que no se acercó hasta los minutos finales, en los que por fin apareció la inspiración del jugador luso, el roto equipo de Simeone fue ajusticiado con un contragolpe que Sobrino empujó a medio metro de Oblak. Poco antes Saúl y el propio João Félix habían tenido la victoria, en sus botas el primero y en su cabeza el segundo. Hubiera sido injusta la derrota para el Cádiz, que marcó en la primera jugada del partido y en la última. En ambas con la complicidad de la defensa rojiblanca, una feria toda la tarde. No le emerge al Atlético ni su gran seña de identidad. Informa Ladislao Moñino.

Almería - Celta de Vigo (3-1)

El Almería mantuvo su buena racha al obtener la tercera victoria consecutiva en casa ante el Celta. El choque estuvo marcado por la expulsión del visitante Gabri Veiga en el minuto 32 de la primera mitad y con 0-1 en el marcador para los gallegos. La victoria andaluza se asentó en los goles de Lázaro, De La Hoz y Eguaras, que se estrenaron en la máxima categoría. La superioridad andaluza fue casi total en la segunda mitad, en la que los cambios de Rubi resultaron decisivos ante un Celta que no pudo aguantar su ventaja en el marcador y que queda muy tocado con esta derrota. Gabri Veiga fue el gran protagonista del primer tiempo en Almería. Primero, porque un golazo del joven valor de la cantera gallega abrió el marcador. Segundo, porque en una acción desafortunada pisó a Robertone siete minutos después para ver la roja directa. El tanto y la expulsión desequilibraron un partido muy igualado. El Almería, curiosamente, no fue capaz de generar peligro en superioridad durante el resto de la primera mitad. El Celta capeó bien la inferioridad juntando líneas y haciendo un esfuerzo bastante solidario. Pozo y Lázaro le cambiaron la cara al Almería, que empató pronto por mediación de Lázaro. De La Hoz hizo el segundo tanto y todavía Eguara el tercero en el tiempo de prolongación. El Celta apenas tuvo opciones para empatar el partido. Los de Coudet reclamaron un penalti sobre Mingueza de Akieme y el VAR corrigió a Del Cerro, que había pitado un penalti en una acción de Cervi sobre el propio Akieme. Informa Rafael Pineda.

Mallorca - Espanyol (1-1)

El Espanyol ha salvado un punto (1-1) en su visita a Mallorca. Tras una primera parte igualada donde el miedo a perder de ambos equipos se impuso a las ganas de ganar, el conjunto local salió muchísimo mejor plantado en la segunda parte y fue muy superior al Espanyol. Con un Baba excelso en el corte y los carrileros mucho más adelantados, el kosovar Muriqi puso el 1-0 nada más volver de vestuarios. Ruiz de Galarreta avistó la incorporación Gio González (que había sustituido al lesionado Maffeo), el uruguayo elevó el balón por encima de Lecomte y “el pirata” remató a placer su sexto gol de la temporada. El Mallorca se las prometía muy felices hasta que a 20 minutos del final, José Carlos Lazo marcaba intentando centrar su afortunado primer tanto como perico. Los de Javier Aguirre quedaron en shock y llegaron a temerse una derrota, pero revivieron al final con la entrada de Ángel. El ariete canario fue derribado dentro del área por Brian Oliván en un grave error del ex mallorquinista, pero Díaz de Mera interpretó que tocaba balón. Maffeo y Aguirre terminaron expulsados por protestar y el público entonando el “manos arriba esto es un atraco”. Informa Víctor Delgado.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS