Casemiro: “La gente cree que el fútbol son goles y asistencias”

El pivote brasileño del Real Madrid, un estudioso del fútbol que toma apuntes, reivindica el sacrificio y la generosidad de su puesto, todo aquello que al gran público se le escapa

Casemiro, el pasado martes en la ciudad deportiva del Real Madrid.
Casemiro, el pasado martes en la ciudad deportiva del Real Madrid.GABRIEL BOUYS (AFP)

Cuatro días antes de la final de la Champions, Carlos Henrique Casemiro (São Paulo, 30 años) y Carlo Ancelotti charlan a solas, casi escondidos, en la esquina de un banquillo secundario de Valdebebas mientras Kroos, Modric, Asensio y Carvajal, entre otros, apuran el entrenamiento con un reto de lanzamientos a puerta. En París les espera el Liverpool de Jürgen Klopp, el técnico contra el que se presentó al mundo el pivote brasileño en 2014 cuando el alemán dirigía al Dortmund, al que venció en la final de 2018 y el último obstáculo en esta Liga de Campeones loca de los blancos.

Pregunta. Carletto acaba de decir que en el futuro lo ve a usted como entrenador.

Respuesta. Aún tengo 30 años y soy muy joven para pensar en eso. Pero me alegro de que lo diga. Me quedo con la parte de que entiendo de táctica mucho más que un jugador de fútbol.

P. ¿Cuántos partidos del Liverpool, o fragmentos, ha visto en las últimas semanas?

R. Muchos. Y, cuando hemos jugado contra otros equipos, estaba entrenando para el Liverpool. El míster nos intentó dar descansos porque fue una temporada exigente. He visto ya mucho de ellos y seguro que Ancelotti tiene muy claro cómo hacerles daño.

P. ¿Toma apuntes o lo retiene todo en la cabeza?

R. Claro que tomo notas. Al final, es estudiar el fútbol y eso me encanta. Está más en la cabeza, en entender y pensar el juego, pero tienes que tomar notas.

P. ¿Qué es lo más difícil de ser pivote?

R. Sacrificarse para los demás y no tener el protagonismo. La gente lo que quiere es marcar goles, dar asistencias y jugar bonito. Y el pivote, sobre todo en el Madrid, es sacrificio, ayudar a los compañeros, robar balones, tapar huecos… A veces la gente no ve eso. El mediocentro se sacrifica mucho más para el resto.

P. ¿Hay que tener una generosidad especial para jugar ahí?

R. El mediocentro defensivo tiene que ser generoso apagando fuegos. Y muchas veces la gente no lo ve. Tú no robas un balón, pero tapas un hueco. Sí, hay que ser más generoso.

P. Supongo que es más fácil correr para los demás cuando se es joven que cuando se tienen cuatro Champions.

R. Creo que no. Lo más difícil es mantenerse en el alto nivel. Por eso admiro esta plantilla. Hemos ganado cuatro [Champions] y estamos otra vez ahí. Peleamos todos los días para llegar a esto.

“Ahora corro incluso más que hace cinco años”

P. ¿Corre igual ahora que hace cinco años?

R. O incluso más. Porque cuando ganas, puedes acostumbrar mal a la gente siempre dando el máximo nivel. La clave es mantenerse.

P. En sus orígenes era delantero en el Moreira, en Brasil, y goleaba ante la Portuguesa Santista de Neymar.

R. Siempre bromeo con él de que en la cantera perdía con mi equipo y luego también de mayores. Tenemos una amistad bonita. Es una broma de amigos de más de 15 años juntos.

P. ¿Cómo analiza su temporada?

R. Muy buena. Cuando se habla de fútbol, se habla de esfuerzos colectivos. De cuatro títulos, hemos ganado dos y estamos en la final de la Champions. Es un año muy bueno para todos.

P. ¿En lo personal se pone buena nota?

R. Por supuesto. Soy titular y hemos ganado dos títulos de cuatro, y estamos en esta final.

P. Esta campaña se le ha visto menos goleador (de siete tantos la pasada a uno en la actual). ¿Ancelotti le ha pedido que suba menos?

R. La gente siempre ve los goles y asistencias, y cree que el fútbol es esto. Y no, es mucho más. Es tapar huecos, ayudar a los compañeros, hablar con ellos, apagar fuegos por todos los lados. Porque la gente ve los goles, pero esto no es así. El gran ejemplo es Karim. Está marcando muchos goles y la gente habla de él y del Balón de Oro, pero para mí no ha cambiado nada. Es el mejor nueve desde hace años.

P. Riquelme decía el otro día que ahora el juego gira alrededor del cinco y no del diez. ¿Qué opina?

R. Antes se vivía del diez, pero el fútbol moderno ha cambiado. La clave es que el entrenador se adapte a la plantilla. Yo me fijaba en Dunga o Makelele, y antes el mediocentro solo robaba balones. Ahora tiene que robar y hacer jugar al equipo. Cada futbolista debe mostrar muchas cosas. El delantero también defender y el central, tener calidad.

“Me ha sorprendido la ambición de Ancelotti después de todo lo que ha ganado”

P. ¿Qué le ha aportado Ancelotti?

R. Es un señor del fútbol. Lleva más años en esto que toda mi vida. Le tengo mucho respeto, hay que escucharle cuando habla. Lo que más me ha sorprendido son sus ganas de ganar después de todo lo que ha conseguido. Su ambición.

P. ¿Cómo fue aquella conversación de principios de temporada en la que le dijo que creía que se había equivocado con usted en la primera etapa por lo poco que le había puesto?

R. Al final, hay un respeto si elige a uno u otro. En la primera etapa prefirió a otros porque tenía jugadores de mucha calidad. Yo respeto. Este año estoy disfrutando mucho con él, estoy para ayudar.

P. De la final de Kiev a esta de París, Kroos, Modric y usted se han mantenido invariables. ¿Cómo han vivido este trayecto en la vieja guardia?

R. Nosotros siempre tenemos la ambición de llegar hasta la final todos los años. Aunque la gente no lo crea, trabajamos para eso. Por eso vamos para la quinta final. La clave es jugar todos los años como si fuera el primero. Estamos felices por la temporada, pero queda lo más importante.

“Pase lo que pase en la final, las noches que hemos hecho este año no se apagan”

P. ¿Las remontadas quedarán en nada si no son campeones?

R. Son partidos históricos. Claro que, si no ganas el título, te vas con un sabor de que no logramos lo que queremos, pero las noches que hemos hecho no se apagan. Eso es la historia del club.

P. Casemiro, 30 años. Kroos, 32. Modric, 36. ¿Cuánto les queda juntos?

R. Es difícil hablar de eso. Yo disfruto del momento.

P. Ha comentado alguna vez que ahora se entienden casi sin hablar. ¿Pero cómo fueron sus inicios?

R. Siempre nos entendimos. Cada uno tiene sus características, pero yo no puedo defender solo, Kroos no puede organizar solo y Modric no puede sacar solo la magia. Nos ayudamos y todo el equipo nos ayuda.

P. Kroos y Modric ya jugaban juntos y luego se unió usted. ¿Qué les aportó?

R. El poder defensivo, pero insisto en que yo solo no puedo. Les agradezco su ayuda. Y yo también les ayudo con el balón. Hacemos una mezcla muy bonita.

P. Camavinga es quien le está sustituyendo últimamente, ¿qué le dice?

R. Aún tiene que elegir si quiere ser ocho o seis. Si quiere ser un seis, se tiene que sacrificar para los demás, debe ayudar a sus compañeros.

P. ¿Cuál es el consejo que más les repite a sus compatriotas jóvenes?

R. Que disfruten del partido, de la semana, del momento, porque no es fácil llegar hasta aquí, a una final de la Champions. Aunque vean que otros llevamos cuatro, hay grandes jugadores que no tienen ninguna.

El brasileño, entre los nueve aspirantes al club de las cinco Champions

Casemiro forma parte del amplio grupo de jugadores del Real Madrid que este sábado aspira a su quinta Champions. Además del brasileño, Benzema, Carvajal, Nacho, Modric, Kroos (una la logró con el Bayern), Marcelo, Isco (todavía no jugado en esta edición) y Bale podrían coronarse por quinta vez, una cima donde figura Cristiano Ronaldo (cuatro con el Madrid y otra con el United). Si se incluye el viejo formato de la Copa de Europa, en el que solo jugaban los campeones de sus Ligas, en esa lista también aparecen con cinco coronas Paolo Maldini, Alessandro Costacurta (ambos con el Milan), Alfredo Di Stéfano, José María Zárraga, Marcos Alonso, Rafael Lesmes, Héctor Rial y Juanito Alonso (estos seis últimos con el Madrid). En el trono de la competición, al margen de qué contabilidad se haga, aparece Paco Gento, con seis.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS