LaLiga Santander jornada 38Así fue
Real Madrid
Real Madrid
0 0
Finalizado
Betis
Betis

Un partido feliz entre Real Madrid y Betis

Madridistas y verdiblancos rinden honores a Marcelo y Joaquín en un duelo afeitado marcado por la final de París y el fin de fiesta bético

Saludo entre Marcelo y Joaquín.
Saludo entre Marcelo y Joaquín.Quality Sport Images (Getty Images)

Los campeones nacionales conciliaron un partido tan jubiloso como afeitado. Real Madrid y Betis, próximos contendientes en la Supercopa asiática de España, se rindieron honores en el prólogo y apenas se cruzaron alguna faltita. Nadie metió la pata con una final de la Copa de Europa a la vista y ambos brindaron el empate. Más que puntos había otros asuntos en juego. El público madridista llevó a hombros a Marcelo, jugador bandera tras 16 temporadas en el club en el que cumplió con creces con una misión fabulosa: estar a la altura de Roberto Carlos. Casi nada. Y en un partido dichoso qué mejor que otro homenaje popular, ni más ni menos que a Joaquín. El brasileño está de salida, el andaluz se perpetuará una estación más. Mientras, guiños del fútbol, nada mejor que condecorar en un partido feliz a dos futbolistas tan felices y que tanta felicidad han procurado como Marcelo y Joaquín. También se intuye la partida de Isco, con carrete en el segundo acto. Y la de Bale, pero como el galés hace tiempo que no dice ni hola tampoco estuvo para decir adiós. A su manera.

RMAReal Madrid
Real Madrid
0
Courtois, Ferland Mendy (Marcelo, min. 69), Eder Militao, Nacho, Dani Carvajal, Modric (Dani Ceballos, min. 69), Kroos (Federico Valverde, min. 45), Casemiro (Camavinga, min. 45), Vinicius Junior, Benzema y Rodrygo (Isco, min. 69)
BET Betis
0
Betis
Rui Silva, Bartra, Álex Moreno, Sabaly, Pezzella, Juanmi (Borja Iglesias, min. 72), Fekir (Joaquín, min. 73), Guardado (William Carvalho, min. 62), Guido Rodríguez, Canales (Tello, min. 85) y Willian José (Rodri, min. 62)
Goles
Árbitro Santiago Jaime Latre

Añoranzas al margen, la gente de Chamartín se aferró a un imposible. ¿Un ensayo general para París? Pura ficción. El ropaje ambiental y el colmillo de una final de Champions es inigualable. Por algo el fútbol y el cine nunca congeniaron. No hay diferido ni simulación posibles cuando el fútbol se activa como motor de emociones infinitas. Sin gota de mala uva, el campeón de Liga y el campeón de Copa abrocharon un encuentro deductivo. Mucha conchabanza, algún apunte de Vinicius y Canales y poco más en una noche canicular en Madrid. Los de Manuel Pellegrini ya han jugado muchos partidos; los de Carlo Ancelotti están ante el PARTIDO.

Mientras se acerca otro de esos retos del siglo por los siglos, en el Bernabéu la Liga se cerró con un choque muy campechano. Lo mismo dio que Carlo Ancelotti anunciara que los reclutas de inicio serían casi un calco de los que amanezcan en Saint Denis el próximo sábado. Respecto a los titulares ante el Betis se prevén dos enmiendas: Alaba, si está en plenitud, por el intachable Nacho, y el recio Valverde por el agitador Rodrygo, un revulsivo de primera en su fetichista Copa de Europa.

Fin de fiesta para el Betis, pese a los siete millones de euros que dejaría de ingresar en caso de caer del quinto al sexto puesto si en esta última jornada le adelanta la Real Sociedad. Cada puesto tiene un precio, medida de la Liga Profesional para evitar en lo posible los bizcochos de última hora.

Con cada cual en su papel, el duelo no tuvo muchos avisos en las áreas, salvo alguna puntualidad de Vinicius y Benzema bien resuelta por Rui Silva y algunos amagos de Canales y Fekir. Poca marcha, con el Betis firme en esa defensa que tanto le ha hecho crecer esta temporada sin perder su buen gusto. El Madrid, sin alardes en una cita de paso hacia ese pulso planetario con el Liverpool.

Mucha formalidad. Era lo que tocaba en un día exclusivo para los dos equipos: apenas hay partidos felices en este fútbol extenuante en el mañana ya es anteayer. Complacientes, el Betis puso el broche a un curso excelente. Para el Real Madrid, la excelencia solo llegaría el sábado. Aun en ese caso, el domingo ya estaría empeñado en cómo volver a ganar. Es su médula.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

José Sámano

Licenciado en Periodismo, se incorporó a EL PAÍS en 1990, diario en el que ha trabajado durante 25 años en la sección de Deportes, de la que fue Redactor Jefe entre 2006-2014 y 2018-2022. Ha cubierto seis Eurocopas, cuatro Mundiales y dos Juegos Olímpicos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS