Doncic no es suficiente ante los Suns y Philadelphia echa de menos a Embiid

Los 45 puntos del esloveno se quedan cortos ante la efectividad de Phoenix. En Miami, los Heat aprovechan la baja del pívot camerunés para aventajar a los Sixers

Luka Doncic, de blanco, conduce el balón ante Mikal Bridges, de los Phoenix Suns.
Luka Doncic, de blanco, conduce el balón ante Mikal Bridges, de los Phoenix Suns.Matt York (AP)

Exhausto y con la mirada perdida. Así acabó Luka Doncic el primer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA entre su equipo, los Dallas Mavericks, y Phoenix Suns. Después de superar los dolores en el gemelo y regresar en modo triunfal ante Utah, el esloveno afrontaba en Arizona su primera prueba de fuego más allá de la primera ronda de las eliminatorias por el título. El rival, los Phoenix Suns, favoritos al anillo y líderes indiscutibles del oeste durante la fase regular.

Desde el comienzo, el rodillo del cuadro local quedó demostrado. Los Mavericks, sin centímetros en el juego interior, sufrieron de lo lindo para frenar las embestidas de DeAndre Ayton, número uno en el draft de Doncic, en 2018. Ante los intentos frustrados de Maxi Kleber y Dwight Powell por defenderlo, Ayton aprovechó su habilidad en el poste y elevó muy pronto la ventaja de su equipo, en torno a la decena durante todo el partido.

Doncic, que acumulaba más balón que nunca, entraba a canasta en el aro contrario para aprovechar su corpulencia y, jugada tras jugada, demostrar por qué está en un selecto grupo de elegidos.

El esloveno sostenía a Dallas en el partido con un repertorio de recursos inimaginable. Una locura. Era la única opción ante los Suns, implacables en el tiro: los de Monty Williams no han bajado del 50% de acierto en lo que va de play offs (50,5% esta madrugada).

Mantenidos por el juego colectivo y por la ventaja en el rebote, los Suns llegaron al descanso con 13 puntos de margen, distancia que se mantuvo hasta el arranque del último cuarto. Fue en ese tramo, en el que, con Doncic ya agotado —fue el jugador con más minutos del partido, con 44:23—, los locales rozaron los 20 puntos de ventaja con una canasta tras robo sobre el esloveno.

Los Mavericks, acostumbrados a pisar el acelerador el clutch (últimos cinco minutos del partido), recortaron la diferencia hasta los seis puntos a menos de un minuto del final. Tras la relajación colectiva, los Suns despertaron y pusieron la inteligencia al servicio del grupo para abrazar el balón y acudir en repetidas ocasiones a la línea de tiros libres. Allí, Phoenix selló la victoria (121-114) y se llevó el primer partido de la serie a pesar de la noche apoteósica de Doncic (45 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias).

Con tan solo 17 partidos de play offs disputados a lo largo de su carrera, el esloveno acumula más encuentros con 40 puntos que Giannis Antetokounmpo, Kawhi Leonard, Kyrie Irving, Damian Lillard, Devin Booker, Chris Paul, Tracy McGrady y Larry Bird. Todos ellos, claro, con más partidos en las eliminatorias que Doncic. Además, y esto es lo más sorprendente, el exmadridista ostenta junto a Michael Jordan el mejor promedio de anotación histórico en los play offs: 33,4 puntos por partido.

Philadelphia no puede sin Embiid

En el otro partido de la noche, los Heat corroboraron su gran temporada regular con una victoria de mérito en Miami sobre Philadelphia 76ers (106-92). Los locales, elevados por la versatilidad de Bam Adebayo y la anotación desde el banquillo de Tyler Herro (25 puntos), no dejaron espacio a la sorpresa en un primer partido marcado por la ausencia de Joel Embiid, baja indefinida tras sufrir un fuerte golpe en su ojo derecho durante el último partido ante Toronto Raptors.

Sin el pívot camerunés, todo el peso caía sobre James Harden, llegado a Philadelphia en el último mercado de traspasos para elevar la candidatura de los Sixers hasta el anillo.

El base californiano, lejos de su mejor nivel desde hace tiempo, solo intentó 13 lanzamientos ante los Heat, nueve menos de los que promedió en su última temporada en Houston, donde se convirtió en el anotador diferencial que parece haberse evaporado del mapa.

Las aportaciones de Tobias Harris (27 puntos), Tyrese Maxey (19) y Harden (16) no bastaron ni tan siquiera para poner nerviosos a unos Heat que caminan con paso firme hacia lo que podrían ser sus segundas Finales en tres temporadas. Los de Erik Spoelstra, muy superiores en el juego colectivo durante todo el encuentro, volverán a recibir a los Sixers el próximo miércoles con la presencia de Embiid todavía en el aire. Sin su estrella, y por las impresiones generadas, los de Doc Rivers parecen tener las horas contadas en los play offs.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Daniel Arribas

Es periodista en EL PAÍS desde 2021. Ha publicado reportajes en la sección de Madrid y en las páginas de fin de semana. Ahora es redactor de Deportes, donde cubre competiciones de baloncesto, tenis, ciclismo y otras disciplinas. Antes trabajó en El Mundo y Ogilvy.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS