‘Playoffs’ de la Euroliga 2021-2022: los cruces de cuartos en busca de la Final Four de Belgrado

Barça-Bayern; Real Madrid-Maccabi; Armani Milán-Efes, y Olympiacos-Mónaco son las eliminatorias al mejor de cinco partidos entre este martes y el 4 de mayo

Mirotic lanza ante Williams, en el Barça-Maccabi. EFE
Mirotic lanza ante Williams, en el Barça-Maccabi. EFE

Comienzan los playoffs de cuartos de la Euroliga con el anhelo de avanzar hacia una normalidad que no termina de encontrar tregua. En 2020, la pandemia asoló el palmarés de la Copa de Europa de baloncesto, que quedó desierto por primera vez desde la creación de la máxima competición continental en 1958. En 2021, la Final Four se resolvió a puerta cerrada en el Lanxess Arena de Colonia (Alemania) por la estela de restricciones de la covid. Y, en este 2022, la desalentadora suma de apocalipsis históricas ha vuelto a sacudir la Euroliga, esta vez a consecuencia del escenario bélico abierto tras la invasión rusa de Ucrania. El 28 de febrero, a la par que otros estamentos deportivos, la Euroliga acordó excluir a los equipos de la Federación Rusa. Y el 22 de marzo hizo efectiva una decisión que descabalgó de la carrera por el título a CSKA de Moscú, Unics Kazán y Zenit de San Petersburgo.

Los tres equipos rusos estaban en puestos de playoff cuando el torneo rehízo clasificación eliminando todos sus partidos disputados. El CSKA, el equipo del ejército rojo, un rodillo competitivo con 17 presencias en la Final Four en las 19 ediciones precedentes (solo faltó en 2002 y 2011), vio interrumpida su sólida secuencia. Y los pujantes proyectos del Zenit de Xavi Pascual y el Unics de Velimir Perasovic quedaron podados. La geopolítica abrió el escenario deportivo y el maratón de la temporada regular deparó un corte de ocho equipos con invitados inesperados. Barça-Bayern; Real Madrid-Maccabi; Armani Milán-Efes, y Olympiacos-Mónaco son los emparejamientos de cuartos de final al mejor de cinco partidos (entre este martes 19 de abril y el 4 de mayo). La última frontera rumbo a la Final Four de la Euroliga, que se disputará entre el 19 y el 21 de mayo en el Stark Arena de Belgrado después de que el evento se trasladara de Berlín a la capital serbia a comienzos de marzo.

Barça y Madrid, que durante cuatro meses mantuvieron un pulso mayúsculo en lo más alto de la tabla, compiten ahora por el mismo lado del cuadro. Si ambos superan sus respectivas eliminatorias se encontrarían en una de las semifinales de la Final Four. El Bayern de Andrea Trinchieri repite presencia en cuartos por segunda temporada consecutiva (el año pasado fue eliminado por el Armani Milán) esta vez frente a los azulgrana a los que ha dado pelea en los dos enfrentamientos de este curso y ganaron en Múnich y en Barcelona el curso anterior.

El Maccabi, rival del Madrid en esta instancia en 2013 y 2015 (3-0 y 3-1 para los blancos), se asoma de nuevo al playoff con el reto de volver a la Final Four ocho años después del título de 2014 en Milán, en aquella prórroga en la que Tyrese Rice encumbró al conjunto israelí frente a los de Pablo Laso. Hace un año, Sarunas Jasikevicius devolvió al Barça a una Final Four siete años después y a la final por el título 11 años más tarde de la corona en París 2010. Con Laso, el Madrid ha estado en la F4 en seis de las nueve participaciones previas. Comienzan las eliminatorias de cuartos. El curso pasado, tres de los cuatro cruces se resolvieron en el quinto partido.

Barça (1º | 21v-7d)-Bayern (8º | 14v-14d)

Primer partido. 19 de abril en el Palau (21.00)

Segundo partido. 21 de abril en el Palau (20.00)

Tercer partido. 27 de abril en el Audi Dome (20.30)

*Cuarto partido. 29 de abril en el Audi Dome (20.45)

*Quinto partido. Entre el 2 y el 4 de mayo en el Palau

(*) Si fuera necesario

El Barça inició la Euroliga con una carrerilla de seis triunfos consecutivos y consolidó su liderato en la competición enlazando nueve más entre la jornada 9 y la 17. Solo con el primer puesto ya asegurado, los azulgrana levantaron el pie del acelerador pero, entre la dosificación, la suficiencia y la distensión, su balance ahora es de cinco derrotas en los últimos ocho partidos. Y ese destemple preocupa a Jasikevicius. “Hay que tener humildad, porque jugando así no podemos llegar a ningún sitio”, alertó el técnico tras caer en Zaragoza a tres días de iniciar la serie ante el Bayern, para la que llega a tiempo Brandon Davies. El pívot estadounidense ha sido pieza fundamental para Jasikevicius junto a la sobresaliente terna compuesta por Calathes, Laprovittola y Mirotic (este con 16,7 puntos, 5,1 rebotes y 19,8 de valoración en 24 minutos de media).

Un repertorio al que se suma la ebullición de Exum, Abrines y Kuric para cargar de puntos al tercer mejor ataque de la competición (82,9 de media, tras los 84 de Mónaco y los 83,1 de Efes). Enfrente, un Bayern irregular que anota 75,4 puntos de media y fía sus opciones a un ataque estático, de muchos triples y pocas pérdidas (10,9), sostenido por por Hilliard (13,8 puntos de media, aunque solo ha jugado 19 partidos), Lucic (12,3 puntos) y Rubit (10,9). Tras perderse el tramo final de la temporada regular por lesión, regresa Weiler-Babb, pieza clave de Tinchieri para marcar el ritmo de su equipo y contener a Calathes. Este curso, el Barça ganó en Múnich (72-80) y en el Palau (71-66).

Real Madrid (4º | 18v-10d)-Maccabi (5º | 17v-11d)

Primer partido. 20 de abril en el WiZink Center (21.00)

Segundo partido. 22 de abril en el WiZink Center (20.45)

Tercer partido. 26 de abril en La Mano de Elías (20.05)

*Cuarto partido. 28 de abril en La Mano de Elías (20.05)

*Quinto partido. Entre el 2 y el 4 de mayo en el WiZink Center

(*) Si fuera necesario

El primer partido de la serie será el número 65 del duelo más repetido en la historia del torneo. El Real Madrid afronta un cruce de caminos ante el Maccabi para alcanzar la Final Four de Belgrado, el escenario en el que los blancos lograron su 10ª Copa de Europa en 2018. El conjunto de Laso marchaba sólido y era líder de la ACB y La Euroliga hasta finales de enero, cuando se adentró en su peor crisis en más de una década. Ahora el indescifrable expediente madridista registra un balance de 17 derrotas en los últimos 29 partidos; 12 en los últimos 17 si contamos desde la final de la Copa en Granada. Cuatro de esas derrotas además con anotaciones inéditas, inferiores a los 60 puntos (como los 47 ante el Zalgiris, la peor anotación histórica del Madrid en el torneo), siete en total por debajo de los 70.

El reto del Madrid es acercarse a la versión robusta que lució precisamente ante el Maccabi el 2 de diciembre, en el partido 800 de Laso, cuando, con Heurtel como protagonista y Yabusele como ejecutor, los blancos certificaron la vigencia de la emoción en el Palacio con una remontada apasionante. En Tel Aviv, en cambio, la buena actuación de Yabusele, Tavares y Poirier quedó atajada por el abordaje final de Nunnally y Wilbekin (los máximos anotadores de su equipo). El Maccabi llega lanzado al playoff tras sumar siete victorias en los últimos ocho partidos de la temporada regular. En el pulso en las alturas entre Tavares (11,4 puntos y 7,8 rebotes) y Zizic (12,8 y 5,2) se dirimirá buena parte de la eliminatoria.

Armani Milán (3º | 19v-9d)-Efes (6º | 16v-12d)

Primer partido. 19 de abril en el Mediolanum Forum (19.00)

Segundo partido. 21 de abril en el Mediolanum Forum (20.30)

Tercer partido. 26 de abril en el Sinan Erdem (19.30)

*Cuarto partido. 28 de abril en el Sinan Erdem (19.30)

*Quinto partido. Entre el 2 y el 4 de mayo en el Mediolanum Forum

(*) Si fuera necesario

El Efes de Micic y Larkin, vigente campeón de la Euroliga, afronta la reválida ante el Armani Milán con el factor cancha en contra tras una temporada irregular lastrada por el sesteo al inicio de la competición, cuando el cuadro turco acumuló seis derrotas en las ocho primeras jornadas. Después asomó la memoria competitiva y la calidad de un grupo que iba lanzado a por el título cuando la pandemia canceló la edición de 2020 y tuvo la fuerza de estirar su proyección para rematar la faena al año siguiente en Colonia, tras rendir al Madrid en cuartos y al Barça en la final. Beaubois y Simon por fuera, y Moerman y Dunston por dentro ponen el armazón del escenario de acreditada solvencia donde brillan Micic (18,1 puntos y 4,7 asistencias de media) y Larkin (14,6 y 5,3).

Enfrente tendrán un Milán mucho más constante. Los de Messina tomaron vuelo con ocho triunfos en las nueve primeras jornadas y después supieron rearmarse tras la crisis que pasaron entre noviembre y diciembre, cuando acumularon de forma consecutiva cinco de las nueve derrotas que han sufrido. El conjunto italiano perdió durante tres meses a Shavon Shields, su mejor pieza (13,3 puntos, 3,8 rebotes y 2,8 asistencias), por una fractura en en el radio derecho. Pero el alero estadounidense ya está de vuelta para hormigonar un roster experimentado con Sergio Rodríguez, Melli y Hines al frente.

Olympiacos (2º | 19v-9d)-Mónaco (7º | 15v-13d)

Primer partido. 20 de abril en el Pabellón de la Paz y la Amistad (20.00)

Segundo partido. 22 de abril en el Pabellón de la Paz y la Amistad (18.00)

Tercer partido. 27 de abril en la Salle Gaston Médecin (21.00)

*Cuarto partido. 29 de abril en la Salle Gaston Médecin (21.00)

*Quinto partido. Entre el 2 y el 4 de mayo en el Pabellón de la Paz y la Amistad

(*) Si fuera necesario

El Pireo asiste al inicio de un duelo inédito entre un clásico de la Euroliga y un nuevo rico que, en la temporada de su debut en la competición, ha pescado un séptimo puesto en el río de la exclusión de los equipos rusos. El Olympiacos, que en 2017 descabalgó de la Final Four después de encadenar seis presencias y dos títulos (el de 2012, igual que en 1997, bajo la batuta del homenajeado Dusan Ivkovic, y el de 2013, con Georgios Bartzokas al frente) en las nueve ediciones anteriores, lucha ahora por completar la resurrección después de una brillante temporada regular.

El conjunto griego apostó en verano por Walkup, Dorsey y Moustapha Fall, para respaldar a sus clásicos (Printezis, Papanikolaou, Vezenkov y Sloukas) y le ha resultado la mezcla en el año I después de Spanoulis. El timón de Olympiacos lo tiene ahora Kostas Sloukas que se medirá a Paris Lee para marcar el ritmo de la serie. Pero el Mónaco, el equipo más anotador del torneo (84 puntos de media), se mueve sobre todo al son que marquen los biorritmos de Mike James (16,2 puntos y 5,8 asistencias). La estrella estadounidense, que llegó al Principado, previo paso por los Brooklyn Nets, tras salir rebotado de Milán y Moscú acapara el protagonismo en el equipo de Sasa Obradovic por caché y devoción.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS