LeBron es expulsado por segunda vez en 19 años de carrera

La estrella de los Lakers dio un codazo en la cara a Isaiah Stewart, que también fue obligado a abandonar el encuentro al intentar empezar una pelea

LeBron James en el momento de su expulsión en el partido de los Lakers contra los Detroit Pistons.
LeBron James en el momento de su expulsión en el partido de los Lakers contra los Detroit Pistons.Nic Antaya (AFP)

La noche del domingo supuso una mancha negra en el historial deportivo de LeBron James (36 años). El jugador de Los Angeles Lakers fue expulsado del partido de la NBA contra los Detroit Pistons después de que la estrella le propinase un fuerte codazo en la cara al pívot Isaiah Stewart, que acabó sangrando. Esta falta en el tercer periodo del encuentro, que ganó el equipo de Los Ángeles (116-121), resultó en la expulsión de LeBron; la segunda en 19 años de carrera profesional. Este martes, la competición ha resuelto penalizar al estadounidense con un partido de baja, por lo que no estará presente en la cancha contra los New York Knicks este miércoles. Se trata de la primera vez que se queda sin jugar a causa de una suspensión.

La estrella de los Lakers fue amonestada con una falta flagrante de de grado 2, que sanciona a los jugadores cuando se produce un contacto excesivamente violento sin necesidad. También Stewart fue expulsado del partido tras intentar empezar una riña con LeBron a raíz del golpe. El jugador de los Detroit Pistons llegó a perseguir a su rival por la cancha y tuvo que ser retenido por sus propios compañeros y el equipo médico. La primera vez que LeBron fue expulsado de un encuentro de la liga profesional fue en 2017, cuando todavía jugaba con los Cleveland Cavaliers. En un partido contra el Miami Heat, el jugador protestó con gestos violentos por una falta dictaminada por el árbitro Kane Fitzgerald.

El suceso acontecido ayer en el Little Caesars Arena podría haber acabado mucho peor. En 2004, durante un partido entre el mismo equipo de Detroit y los Indiana Pacers, a pocos segundos del final del duelo, comenzó una pelea entre los dos rivales que fue avivada por el lanzamiento de un refresco lanzado desde la grada. El resultado final fue un conflicto masivo en plena cancha, con aficionados de por medio y algunas de las sanciones más fuertes en la historia de la NBA en consecuencia. Nueve de los jugadores que disputaron el encuentro ese día fueron obligados a darse de baja durante 146 partidos.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS