El Barça espera a Xavi

Después del despido de Ronald Koeman, la entidad azulgrana apuesta por Sergi Barjuan como técnico interino mientras negocia con el preparador del Al Sadd

Xavi Hernández, durante un partido del Al-Sadd.
Xavi Hernández, durante un partido del Al-Sadd.KARIM JAAFAR (AFP)

Xavi Hernández se convertirá, si nada se tuerce, en el próximo entrenador del Barcelona. Destituido Ronald Koeman, la dirección deportiva de la entidad catalana, con el apoyo del presidente, Joan Laporta, trabaja para que el excapitán azulgrana se convierta en el nuevo líder del banquillo del Camp Nou. Hace días que Laporta ha iniciado las conversaciones con Xavi, que, según aseguran fuentes cercanas a la directiva del Barcelona, ya ha comenzado a prepararse para tomar las riendas del Camp Nou. “Estuvo mirando vídeos y analizando diferentes opciones”, explican las mismas fuentes. Xavi, sin embargo, todavía dirige al Al Sadd, catarí. Y no desea finalizar su vínculo de manera abrupta, en tanto que tiene contrato vigente y que es uno de los embajadores del próximo Mundial de Qatar 2022. Mientras se espera a Xavi, la dirección deportiva confirmó que Sergi Barjuan, entrenador del Barça B, ejercerá de técnico interino en los próximos partidos, esencialmente el importante duelo del martes frente al Dinamo en Kiev, después de que el Barcelona cosechara dos derrotas y una victoria en el grupo E de la Liga de Campeones. Antes, el equipo recibe este sábado al Alavés.

El Barcelona y Xavi han ido puliendo diferentes aspectos de lo que será su vínculo. El club, por ejemplo, ya ha aceptado que el exvolante aterrice en el Camp Nou junto a su hermano como asistente, más su preparador físico y su grupo de scouting. El Barça, en cualquier caso, no quiere revolucionar toda el área de fútbol en la Ciudad Deportiva como deseaba en un principio el actual técnico del Al Sadd. Pactadas las condiciones con el Barça, Xavi tendría que arreglar su salida de Qatar. El técnico catalán, de 41 años, se reunió este miércoles por la mañana con la cúpula de la entidad árabe. En principio, los directivos no le pondrán ningún problema para que pueda regresar al Barça. Sin embargo, le pidieron que se mantenga al frente del equipo hasta el 3 de noviembre, cuando se detiene la liga, un receso de cerca de dos meses mientras se disputa la Copa de Naciones Árabe. “Ahora mismo estoy centrado en mi trabajo aquí en el Al Sadd. No puedo decir nada más”, dijo Xavi este miércoles por la tarde. La idea del Barça era que tomara las riendas del equipo antes de viajar a Kiev, pero aceptaría las condiciones, como también la de disputar un partido amistoso frente al Al Sadd. En ese caso, Xavi se estrenaría como técnico azulgrana en el derbi frente al Espanyol del próximo 20 de noviembre.

A la espera de Xavi, la dirección deportiva pasó a Sergi Barjuan del estadio Johan Cruyff al Camp Nou. El exlateral del Dream Team dirigió el entrenamiento del Barça B por la mañana y por la tarde regresó a Sant Joan Despí para hacerse cargo del primer equipo. Apareció, junto a Laporta, en el vestuario del campo Tito Vilanova y conversó con sus nuevos jugadores antes de saltar al césped. Hoy, después de la sesión matutina, se hará cargo de la rueda de prensa previa al partido contra el Alavés en el Camp Nou.

El área que dirige Mateu Alemany se decantó por Barjuan en lugar de Albert Capellas, que trabajó en el Barça B entre 1999 y 2003 y que regresó al club este verano de la mano de Jordi Cruyff después de ejercer de seleccionador de la sub-21 de Dinamarca. El que se descartó para entrenar al equipo fue Jordi Cruyff. Más allá de que cuando fichó por el Barça Laporta lo presentó como un comodín, Jordi Cruyff se encargó de descartar esa opción, sobre todo por la relación de amistad que le une a Koeman. “Sería un feo reemplazar a Ronald. Yo tengo principios”, aseguró en una entrevista en julio.

Lo que terminó por precipitar el adiós de Koeman fueron sus declaraciones en Vallecas. “Estoy preocupado por la efectividad, pero no por el juego. Hemos creado ocasiones y hemos estado a gran nivel, pero, en España, jugar bien no cuenta”, se defendió el ahora exentrenador del Barcelona en el campo del Rayo. Laporta había realizado otra lectura del partido y la respuesta de Koeman lo terminó de irritar. En el avión de regreso a Barcelona, el presidente cocinó junto con su grupo de confianza la destitución del técnico. La plantilla, por su parte, se enteró de la decisión de la directiva en el autocar que los transportaba desde el Aeropuerto del Prat a la Ciudad Deportiva Joan Gamper, en la que habían dejado sus coches.

En la madrugada del miércoles, la plantilla azulgrana dejó la Ciudad Deportiva a la espera de Xavi. Los pesos pesados del grupo habían estado en contacto con su excompañero. Fueron justamente ellos, en enero de 2020, cuando Bartomeu despidió a Ernesto Valverde, los que habían pedido a Xavi para el banquillo del Camp Nou. El todavía preparador del Al Sadd tendrá en el vestuario lo que ya había perdido Koeman: confianza.

Mensajes de despedida

El técnico fue el último en dejar la Ciudad Deportiva tras el partido frente al Rayo. Permaneció hasta cerca de la una de la mañana, junto a sus colaboradores, Alfred Schreuder y Henrik Larsson. Se pudo, en cualquier caso, despedir de sus jugadores. “Gracias por todo, míster. Siempre quedará en mi memoria que fuiste el entrenador que hizo que mi sueño de debutar en el primer equipo se convirtiera en realidad. Suerte en el futuro”, publicó Nico González. “Siento que las cosas no hayan salido como queríamos, míster. Le estaré siempre agradecido por todo lo que ha hecho por mí”, se sumó Pedri. Y, desde Leipzig, Ilaix Moriba escribió: “Muchas gracias por todo, míster. Y suerte”. Los tres se estrenaron en Primera con Koeman. “Gracias a mí este club tiene futuro”, sacaba pecho el neerlandés en relación con los jóvenes que había hecho debutar (siete). También lo despidieron los veteranos. “Gracias por todo, míster. Suerte en el futuro”, dijo Busquets, mientras que Piqué le comentó que había sido “un placer enorme estar a sus órdenes”.

En público la mayoría del vestuario se mostraba agradecido con Koeman. Pero en la Ciudad Deportiva ya se hablaba de una total ruptura entre la plantilla y el técnico. “La relación ya estaba completamente deteriorada”, explica un empleado del club azulgrana. No encuentra paz el Barcelona. A su delicada situación económica —tiene que desembolsar 12 millones del finiquito para Koeman, cuando todavía le debe cuatro a Quique Setién—, le suma la crisis deportiva. En las últimas 10 campañas han pasado seis entrenadores (Tito Vilanova, Tata Martino, Luis Enrique, Ernesto Valverde, Quique Setién y Ronald Koeman). Nunca, sin embargo, la salida de uno los últimos entrenadores se había producido en el mes de octubre. Como cuando tras la salida del Cristiano Ronaldo, el Real Madrid despidió a Julen Lopetegui un 29 de octubre de 2018, el Barcelona no puede digerir el adiós de Messi y despide a Koeman un 28 de octubre. El Barça sufre por el adiós del rosarino, mientras espera a Xavi Hernández.



Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS