Brasil se afirma en Qatar, Argentina le sigue el paso y Colombia se mete en zona de clasificación

Ecuador se aferra al tercer lugar mientras Uruguay cede terreno y mantiene el cupo de la repesca

Neymar celebra su gol ante Uruguay por las eliminatorias sudamericanas al Mundial, en el Arena Amazonia, en Manos.
Neymar celebra su gol ante Uruguay por las eliminatorias sudamericanas al Mundial, en el Arena Amazonia, en Manos.NELSON ALMEIDA (AFP)

Los dos gigantes sudamericanos saborean su boleto a Qatar. Aunque ya no mantiene su puntaje perfecto, Brasil todavía apabulla a sus rivales de la mano de Neymar y está prácticamente clasificado. Junto a la Argentina de Messi, que sigue invicta, cabalgan las eliminatorias al Mundial –incluso con un partido menos por el duelo suspendido en septiembre–. El suspenso viene de ahí para abajo, donde se aprieta la tabla. Ecuador se aferra con dificultades a su tercer lugar, la Colombia de Reinaldo Rueda por fin ha conseguido ubicarse en la zona de clasificación directa y por ahora desplaza a Uruguay, que ocupa el quinto puesto que otorga la opción de la repesca. Pero el bloque de arriba no consigue distanciar a las demás selecciones cuando solo faltan seis fechas para el desenlace de la disputada ‘liga de selecciones’ de la Conmebol.

Con paciencia y sin James Rodríguez, Colombia puede proclamar que ha salido del diván. Rueda, que asumió a principios de este año después del naufragio del proyecto de Carlos Queiroz, aún no pierde en eliminatorias y ha conseguido enderezar el rumbo con su lento ascenso al cuarto puesto. Pero a punta de empates no consigue desprender a sus competidores, que le respiran en la nuca. En esta triple fecha igualó sin goles en su visita a Uruguay, pero también en casa frente a Brasil –los únicos puntos que ha cedido la Seleção de Tite – y Ecuador.

El duelo del jueves, en particular, tenía un innegable sabor de desquite para los cafeteros, que hace casi un año cayeron humillados 6-1 en Quito. Aunque Ecuador ha perdido fuelle desde entonces, el planteamiento de Gustavo Alfaro en la calurosa Barranquilla logró mantener su arco en cero –a pesar de que los hinchas en el estadio Metropolitano celebraron rabiosamente un gol de Yerry Mina en el último suspiro que el VAR anuló por una mano del defensa del Everton–. No hubo revancha, pero ese punto solitario bastó para que Colombia alcance los mismos 16 puntos de Uruguay y se ponga por encima de los charrúas, que cedieron terreno con sendas derrotas frente Argentina (3-0) y Brasil (4-1).

El formato maratónico de las eliminatorias suramericanas, con sus 18 reñidas jornadas, las ha consolidado como una de las más competitivas del mundo, con 10 países que llegan con expectativas de clasificarse. Transcurridas 12 fechas, en medio de todos los obstáculos y retrasos que ha impuesto la pandemia, todos siguen sacándose puntos. Incluso las selecciones que en algún momento han ocupado el sótano, como Bolivia, que luego de golear a Paraguay (4-0) igualó sus 12 puntos y provocó la destitución del técnico Eduardo Berizzo. El otro movimiento importante lo protagonizó Chile, que recuperó terreno tras golear a Venezuela (3-0) y ahora es sexto con 13 unidades, a solo tres de Uruguay y Colombia.

¿Todavía hay espacio para las sorpresas? En el camino al Mundial de Rusia, la mayoría de los boletos solo se resolvieron en el último momento, con algunas trayectorias ilustrativas, para bien y para mal. La mayor paradoja fue la eliminación de Ecuador, que se desplomó después de un arranque de ensueño. Con distancias tan cortas entre los rivales, el remate de esa ‘maratón’ tiene un enorme peso. Hace cuatro años, Ecuador a esta altura acumulaba 20 puntos que lo mantenían en el tercer puesto, pero dilapidó esos ‘ahorros’ y sumó seis derrotas al hilo en el remate del clasificatorio –tres de ellas en la altura de Quito–.

Perú fue el ejemplo contrario, la moraleja en la que varios se quisieran ver reflejados. En el camino a Rusia 2018 estuvo por fuera de la zona de clasificación durante 15 de las 18 fechas, y a esta altura era octavo con 14 puntos, pero acabó con tres empates y tres triunfos esa recta final. Hoy, cuando ocupan la novena posición con apenas 11 unidades, parece improbable que los dirigidos por Ricardo Gareca repitan la hazaña.

Las especulaciones sobre el ‘número mágico’ de puntos que necesita una selección sudamericana para clasificar están, una vez más, a la orden del día. Es difícil decirlo con precisión, pues a los cuatro cupos directos se añade el comodín de la repesca. Perú, vía repechaje, se clasificó a Rusia luego de acumular 26 puntos, y Chile , que venía de ganar dos ediciones de Copa América con su generación dorada, se quedó por fuera con ese mismo puntaje. Colombia se quedó eliminada de Japón y Corea 2002 por diferencia de goles a pesar de sumar 27 unidades, mientras a Uruguay le alcanzaron 24 para la repesca rumbo a Sudáfrica 2010, donde alcanzó la semifinal. Aunque el promedio de puntos del cuarto clasificado ha sido 28,2, y el del quinto 25,5, la ventaja que han sacado Brasil y Argentina puede provocar que sean necesarios menos puntos para alcanzar esos codiciados puestos.


📈 Metodología de la proyección de trayectorias

Para los últimos seis Mundiales, ha habido cuatro liguillas de Conmebol con 10 equipos cada una, siempre estos mismos. En otras dos ocasiones había nueve. Basado en las ocasiones con estos 10 equipos, definimos una serie de rangos de probabilidad aproximada de clasificación según los puntos posibles, que van de cero (18 partidos perdidos) a 54 (18 partidos ganados).

Entra seguro: está en 43 (la máxima puntuación nunca lograda por un equipo en la liga de clasificación –Argentina: 43 para el Mundial de 2002– o más). 42 también es la puntuación máxima en una liga con cuatro equipos empatados al máximo (12 victorias, 6 empates).

Casi seguro: está en 34 (el líder con la puntuación más baja nunca lograda; Brasil para el Mundial de 2006) o más; hasta 42.

Muy probable: está en 31 (un punto por encima del cuarto puesto más alto logrado nunca) o más.

>50%: está al menos en 29 (en tres de cuatro ocasiones, esa puntuación ha significado clasificación).

<50%: está en 27-28 (clasificados uno de cada cuatro y dos de cada cuatro, respectivamente).

Muy improbable: está entre 26 y 23; ningún equipo se ha clasificado directamente, pero es el abanico de acceso frecuente a repesca (quinto puesto).

Fuera casi seguro: está por debajo de 23; en ninguna ocasión se ha clasificado nadie directa o indirectamente en este rango de puntuación.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS