Guerra por el poder en el Sevilla

Demandas, un fondo de inversión y luchas familiares entre Castro y Del Nido

José María del Nido a su llegada a la Audiencia de Málaga al inicio del juicio por el 'caso Minutas'.
José María del Nido a su llegada a la Audiencia de Málaga al inicio del juicio por el 'caso Minutas'.

El Sevilla prepara la Junta Extraordinaria de Accionistas del próximo 26 de octubre envuelto en una guerra por la presidencia de la entidad. Los protagonistas son el actual presidente, José Castro, y sus aliados, y por otro lado José María del Nido, que dirigió la entidad entre 2002 y 2013. La pelea se presenta ajustada. Teniendo en cuenta que las partes compran acciones de manera continua, Del Nido es el máximo accionista de la entidad con un 24% de los títulos del Sevilla, mientras que Castro y sus aliados, apiñados en Sevillistas de Nervión, más el porcentaje de Rafael Carrión, otro gran accionista, controlarían en torno a un 35%. Del Nido cuenta con el apoyo de un grupo denominado como el de Los Americanos, de la empresa 777 Partners, que representa a un fondo de inversión que se ha hecho con cerca del 8% de las acciones y que ha solicitado la celebración de esta junta extraordinaria para cambiar el presidente. También con el 4% de otro gran accionista, José Gómez Miñán. Los pequeños accionistas, que acuden con un 6% del capital, parecen dispuestos a inclinar la balanza a favor de Castro y romper lo que se antoja como un empate (un 35% para cada una de las partes del capital social estimado que se puede presentar en la junta).

Del Nido tiene unas ansias de poder desbocadas. Y esas ansias son malas para el club y serán malas para él con el tiempo, porque hay algo que está por encima de todos nosotros, que es el Sevilla. Y cuando las cosas están marchando bien no se puede cambiar por cuestiones propias”, afirmó el pasado lunes a Radio Sevilla el presidente Castro en torno a la junta del próximo día 26. Quienes conocen a Del Nido hablan de su pasión y ambición por regresar ya a la presidencia del club desde marzo de 2013, cuando ingresó en la cárcel para cumplir la pena de siete años que le impuso la Audiencia Provincial de Málaga por el denominado caso minutas y debido al saqueo de las arcas del Ayuntamiento de Marbella. Del Nido obtuvo el tercer grado en junio de 2017 y desde entonces no ha detenido su empeño en volver a dirigir al Sevilla. “Su deseo es legítimo como máximo accionista de la entidad, pero está equivocando las formas, se ha disgustado incluso con su hijo y ha roto un pacto por la gobernabilidad que existe entre los grandes accionistas”, afirman a este diario fuentes conocedoras de la guerra que se ha desatado por el poder en el Sevilla.

La situación se ha enconado porque el propio Del Nido ha roto relaciones con su hijo, José María del Nido Carrasco, vicepresidente de la entidad y representante de las acciones de la familia, pero aliado de José Castro y su grupo. El padre ha demandado al hijo porque no le reconoce la representación de sus propias acciones. En esta guerra por el poder en el Sevilla, las demandas son continuas. La última, la del propio Del Nido para que la junta del día 26 sea presidida por un juez. Esta lucha por el poder llega en el mejor momento deportivo de la entidad, ganadora de seis Copas de la UEFA en los últimos 15 años, con dos clasificaciones seguidas para la Liga de Campeones y un equipo que suena incluso como aspirante a la Liga.

Los ‘Americanos’

Una de las claves en el complejo escenario institucional del Sevilla es la aparición de un fondo de inversión, conocido como el de Los Americanos, que se ha hecho con cerca del 8% del accionariado. Su aparición se remonta a 2017, cuando desde el club se tiene constancia de que Del Nido está comprando acciones para ganar masa y regresar a la presidencia. Los dirigentes del Sevilla intentan contrarrestar esta pujanza de Del Nido con una alianza con un fondo de inversión, que comienza también a comprar acciones.

Transcurridos cuatro años, Los Americanos han cambiado de bando para unirse a Del Nido. Así, entienden que podrían sacar beneficios de su 8%. Hay que tener en cuenta que Del Nido se encuentra todavía inhabilitado por sentencia judicial para ejercer el cargo de presidente en una sociedad, inhabilitación que concluye en marzo de 2022. Aliado con el fondo de inversión, Los Americanos y Del Nido consensuarían un presidente hasta la llegada al poder de Del Nido el próximo año.

El pacto para la gobernabilidad de los grandes accionistas del Sevilla firmado en 2018 y renovado este mismo año ya planteaba la alternancia en el poder con la llegada a la presidencia de la familia Del Nido en 2023 y un voto colectivo común a la hora de elegir al presidente en la junta. Del Nido se ha salido de este pacto y quiere ya la presidencia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción