Los seis grandes clubes ingleses revientan el mercado

Manchester City, United, Chelsea, Liverpool, Arsenal y Tottenham han gastado este verano más que cualquier liga europea y casi cinco veces más que la española

Jack Grealish, el fichaje más caro de la historia de la Premier League, en su presentación con el Manchester City.
Jack Grealish, el fichaje más caro de la historia de la Premier League, en su presentación con el Manchester City.Manchester City

Mientras la liga española es el paradigma de la reducción de gastos en fichajes que asola el mercado por el impacto de la covid-19, la Premier League revienta el mercado encabezada por sus clubes más poderosos, los denominados Seis Grandes (United, Liverpool, Chelsea, City, Tottenham y Arsenal). A estas alturas del verano, con un desembolso de 566 millones de euros, esta media docena de acaudalados clubes han gastado casi cinco veces más que todos los equipos españoles, que son 127. Esa cantidad supone el 60% del gasto total de la Premier (935 millones), más que los otros 14 equipos de su liga juntos. También es superior a toda la inversión en la Serie A (373), la Bundesliga (318) y la Ligue 1 (285) hasta el momento.

Más información
Así son las cuentas del Real Madrid para oponerse al acuerdo entre la LaLiga y el fondo CVC
Florentino Pérez: “Hacemos la Superliga para salvar al fútbol, la situación es dramática”
La receta económica del fútbol español para vencer a la covid

Los ejemplos del poderío de las arcas de los seis grandes clubes ingleses son palmarios. El Manchester City de Pep Guardiola ha realizado el mayor desembolso de la Premier en un jugador. Jack Grealish abandonó el Aston Villa a cambio de 117,5 millones de euros, la sexta transacción más cara de la historia del fútbol mundial. Sus vecinos del Manchester United tampoco han tenido reparos y se han hecho con los servicios de Jadon Sancho (85 millones de euros abonados al Borussia Dortmund) y Varane (50 al Real Madrid). El Chelsea, vigente campeón de la Champions, ha movido ficha para volver a traer a Stamford Bridge a Romelu Lukaku a cambio de 115 millones, en la que será la tercera etapa del delantero belga en el club londinense tras consolidarse como una estrella en sus dos años en el Inter de Milán. Este movimiento convierte a Lukaku en el jugador que más dinero ha movido en traspasos con 320 millones de euros, superando a Neymar (310) y a Cristiano Ronaldo (230).

Los otros tres grandes clubes ingleses han estado más comedidos en sus gastos, pero también han realizado desembolsos importantes. El Liverpool, después de la sangría de lesiones en defensa de la temporada pasada, ha fichado por 40 millones al prometedor central francés Konaté, procedente del RB Leipzig. El Arsenal ha apostado fuerte por el mediocentro inglés Ben White, que llega al Emirates desde el Brighton a cambio de 58,5 millones. El Tottenham, además de firmar al joven español Bryan Gil del Sevilla (25 millones más Lamela), ha fichado por 50 millones al central argentino Cristian Romero, procedente del Atalanta.

A pesar de haber gastado ya tantos cientos de millones, a los seis clubes más ricos de la Premier se los relaciona con los grandes movimientos del mercado que están por ejecutarse, con el permiso del PSG, que este año ha pescado y bien en el estanque de agentes libres (Messi, Ramos, Wijnaldum y Donnarumma).

El Chelsea tiene como objetivo al central del Sevilla Juls Koundé, y el club hispalense se remite a la cláusula de rescisión de 80 millones. Harry Kane apunta su salida del Tottenham para ponerse a las órdenes de Guardiola y, aunque aún no se conocen cifras exactas, el traspaso podría rebasar los 100 millones de euros. Si se concreta esta operación, como recambio, el club londinense tiene prácticamente atado a Lautaro Martínez por una cifra cercana a los 70 millones.

La opulencia de los seis grandes y en general de los clubes de la Premier contrasta con la hibernación del mercado en el sector español. En el verano de 2019, el último antes de la crisis sanitaria, la inversión entre todos los clubes de LaLiga superaba los 1.500 millones de euros. A estas alturas del mercado veraniego, el gasto se sitúa en 127 millones, una reducción del 92%. La cifra gastada por los clubes españoles hasta el momento equivale al costo del fichaje de Joao Felix por el Atlético de Madrid hace dos temporadas. Desde hace meses la patronal, a través de su presidente Javier Tebas, anunciaba para este verano la necesidad de una política austera en fichajes para paliar las consecuencias económicas derivadas de la crisis del coronavirus. Las palabras “trueque” o “cesión” han sido las más utilizadas por los dirigentes y los agentes que operan en el mercado español. Ni la inyección de 2.688 millones de euros del fondo de inversión CVC supondrá un aumento considerable del gasto en fichajes porque solo el 15% puede ser destinado a ello.

Real Madrid y Barcelona, acostumbrados a agitar el mercado año tras año, no han invertido aún un solo euro este verano, y han tenido que decir adiós a sus capitanes: Sergio Ramos y Lionel Messi, ambos con destino a París. Los blancos acumulan su segunda campaña sin inversión y Joan Laporta se encuentra ante el rompecabezas de conseguir inscribir a los jugadores que han firmado gratis (Depay, Agüero y Eric García) dentro de su ajustado límite salarial. Solo dos clubes en España han superado de momento la barrera de los 10 millones en este mercado, el Villarreal (31) y el Atlético (35). Si la inversión no se levanta, este será el verano con menos desembolso de los clubes de LaLiga en el siglo XXI.

Mientras, la Premier, con sus seis grandes como punta de lanza, agranda las diferencias en el reclutamiento de talentos y se consolida como la competición de clubes más rica del mundo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS