FC BARCELONA

El dilema de Ansu Fati con una rodilla

El jugador se plantea operarse de nuevo al inflamársele recurrentemente la rodilla izquierda, que se operó en marzo

Ansu Fati, durante un partido de la Liga en noviembre del pasado año.
Ansu Fati, durante un partido de la Liga en noviembre del pasado año.Joan Monfort / AP

La rodilla izquierda de Ansu Fati se inflama desde que fue operado el pasado 9 de noviembre de una rotura del menisco interno y el jugador del Barcelona parece dispuesto a pasar por el quirófano en un intento de solucionar una lesión que se produjo durante el partido disputado contra el Betis en el Camp Nou. La intervención está programada para el jueves y la realizaría Antonio Maestro, uno de los doctores consultados por Ansu junto con el especialista francés Bertrand Sonnery-Cottet, publica Mundo Deportivo.

A sus 18 años, Ansu está muy preocupado porque de inicio se preveía que su reaparición se produciría cuatro meses después de ser operado por el doctor Ramon Cugat. El futbolista se impacientó con la evolución de la lesión cuando su rodilla se inflamó ya iniciada la rehabilitación en el Camp Nou. Las fuentes consultadas coinciden en que el problema se originó al romperse los hilos de sutura del menisco y, una vez corregido, se optó por un tratamiento biológico a cargo del propio Cugat. La rodilla, sin embargo, se volvió a inflamar ante el desespero de Ansu.

El jugador optó, mientras, por consultar con diferentes doctores y las opiniones no son coincidentes porque algunos son partidarios de un tratamiento agresivo –intervenir– y otros optan por uno más conservador, tesis que defiende el doctor Cugat. El traumatólogo catalán es partidario de conservar el menisco, que es vital para evitar futuras lesiones en tanto que protector del cartílago de la articulación; su propuesta son los factores de crecimiento y el control de las cargas de trabajo en la rehabilitación, ejercicios que no convendría forzar para evitar la inflamación de la rodilla.

Mas información

Ansu tiene que decidir entre las dos propuestas: continuar con una recuperación que tiene picos y diferentes interpretaciones sobre los esfuerzos a realizar o, por el contrario, someterse a una meniscectomía o extirpación parcial del menisco que le tendría de dos a tres meses de baja. Ni el jugador, ni los servicios médicos del Barça, tampoco el doctor Cugat, han confirmado de momento sobre si ya se ha tomado una decisión que, en cualquier caso, impedirá al jugador disputar los Juegos Olímpicos y la Eurocopa.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50