FÚTBOL FEMENINO

Virginia Torrecilla entrena con el Atlético diez meses después de ser operada de un tumor cerebral

La futbolista, tras superar la enfermedad, vuelve a ejercitarse con sus compañeras. De momento, aún no pisa el césped y se prepara en el gimnasio

Virginia Torrecilla, recibida este miércoles por sus compañeras en el Centro Deportivo Wanda, en Alcalá de Henares. En vídeo, el regreso a los entrenamientos de la futbolista.FOTO Y VÍDEO: ATLÉTICO

Más información

Diez meses después de ser operada de un tumor cerebral, Virginia Torrecilla ha vuelto a entrenar con sus compañeras. La jugadora del Atlético de Madrid y de la selección española, de 26 años, se ha ejercitado este miércoles en el Centro Deportivo Wanda, en Alcalá de Henares. Curada de su enfermedad, ha estado en el gimnasio, dando pedaladas en una bicicleta estática y con un ritmo suave en una cinta de correr, todavía sin pisar el césped y sin tocar balón. “Empezamos a entrenar otra vez y no sabéis las ganas que tengo. Este último mes ha sido muy pesado, ha sido un poco duro, más duro de lo normal, y lo he dejado estar para descansar”, ha explicado la jugadora a los medios del club.

Torrecilla, que se operó el 21 de mayo de 2020, durante la primera ola de la pandemia, estuvo con quimioterapia hasta este mismo mes. Su última sesión fue el día 5 de marzo, pero después tuvo que volver a ser ingresada al tener las defensas bajas. Este miércoles fue recibida como una heroína por sus amigas y compañeras. En un vídeo grabado por el Atlético, se ve cómo la futbolista entra en el gimnasio y camina entre dos filas formadas por las jugadoras y el cuerpo técnico del club rojiblanco. Visiblemente emocionada, se para a agradecer el gesto: “Muchas gracias, chicas, quería deciros que ya empiezo a ir para arriba y espero estar muy pronto con vosotras y, si no es así, para la temporada que viene, ¿vale? Así que, ahora, a seguir”.

La futbolista ha ido contando durante estos meses en su cuenta de Instagram cómo vivía la lucha contra el cáncer: la pérdida de cabello, su estado de ánimo o sus ganas de volver a sentirse jugadora. “¡He ganado el partido más importante de mi vida gracias a vosotr@s!”, escribió en sus redes sociales tras ser operada con éxito del tumor en la Clínica Universidad de Navarra de Madrid. Torrecilla normalizó la enfermedad y evitó hacer de ella un tabú. Hace casi tres semanas, cuando acabó la quimioterapia, agradeció todos los gestos de apoyo: “Se acabó esta pesadilla. Estoy muy contenta y muy feliz por todo lo que me brinda la vida, por todo lo que me queda […]. Yo pensaba que no iba a acabar nunca la quimioterapia y al final ha llegado. Así que todo llega, todo pasa y salimos de todo. Mucho ánimo a todas esas personas que están viviendo enfermedades muy duras”.

Aunque Torrecilla ya ha recibido el alta médica para volver a entrenar con el equipo, no se sabe todavía cuándo regresará a un campo de fútbol. De momento, en los próximos días va a ejercitarse en el gimnasio para coger ritmo y recuperar la masa muscular que perdió durante la lucha contra el cáncer, según explica un miembro del Atlético.

El club rojiblanco y la selección han echado de menos durante estos meses a una futbolista capital en sus esquemas: la mediocentro jugó los mundiales de 2015 y 2019 y la Eurocopa de 2017. En la última Copa del Mundo, disputada en Francia, fue titular en todos los encuentros, un pulmón en el medio del campo, formidable en las tareas defensivas y con buen pie para sacar el balón jugado desde atrás. Tras el torneo, en el que España cayó en octavos de final ante Estados Unidos —a la postre campeona del mundo—, Virginia Torrecilla se convirtió en una de las capitanas de La Roja, pero después llegaron dos golpes: en octubre de 2019 sufrió un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda y el 14 de mayo de 2020, con la Liga femenina parada por el coronavirus, le detectaron el cáncer. Desde entonces, su compañera de selección, Alexia Putellas, que la conoce desde que era una niña, viste por ella en todos los partidos de España el dorsal 14, el número habitual de su amiga, en vez del suyo, el 11.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50