CLASIFICACIÓN PARA LA EUROCOPA 2022

España regresa del parón con una goleada ante Moldavia

La selección arrolla a un rival muy inferior (0-9) y se coloca líder del grupo D con 10 puntos

Las jugadoras de la selección española celebran uno de los goles marcados este sábado ante Moldavia en el estadio Zimbru de Chisináu.
Las jugadoras de la selección española celebran uno de los goles marcados este sábado ante Moldavia en el estadio Zimbru de Chisináu.Pedro Gonzalez / EFE

Después de más de seis meses sin jugar un partido debido a la pandemia, España cerró este sábado el paréntesis con una goleada (0-9) ante Moldavia en la carrera por clasificarse para la Eurocopa de Inglaterra 2022. Las de Jorge Vilda, con siete jugadoras del Barça titulares, arrollaron a Moldavia, un equipo muy verde y muy lejos del nivel de las españolas, desde el minuto seis, cuando Lucía García inauguró el marcador. El triunfo da a España el liderado en solitario del grupo D —el único puesto que otorga la clasificación directa para el Europeo— al sumar ya 10 puntos, dos más que Polonia, que el viernes empató a domicilio contra República Checa (siete puntos, por los tres de Moldavia y los cero de Azerbaiyán).

No hubo rival para España en el regreso de la selección, que abusó de Moldavia desde el principio. Seis goles en la primera parte y tres en la segunda, una media de uno cada 10 minutos y una diferencia oceánica entre ambos conjuntos en el estadio Zimbru de Chisináu. La brecha pudo ser incluso mayor. Con las culés Alexia Putellas, Patricia Guijarro y Jenni Hermoso, movió el balón la selección como si fuera un péndulo, siempre de lado a lado y en campo rival. Encontró la superioridad en cada jugada, con las laterales Marta Corredera y Leila Ouhabi creando superioridades con Alba Redondo y Mariona Caldentey por delante de ellas. También en el uno contra uno, como en la jugada del primer gol, cuando Alba dejó en la estacada a dos defensas y dio el balón a Lucía García, que tuvo tiempo a controlar en el área pequeña antes de enviar a bocajarro el balón a la red.

Sin recursos defensivos para frenar a España ni capacidad técnica para mantener el balón, zozobró Moldavia durante los noventa minutos. Desde el principio, España protagonizó un monólogo absoluto cuya única incógnita era el número de goles que este sábado luciría la selección en el marcador. Con el equipo ordenado y con apetito durante todo el encuentro —ahogaron en cada jugada y de principio a fin la salida de balón de las moldavas—, la selección se impuso con un carrusel de goles y de disparos: hasta en 30 ocasiones probó a Munteanu, la guardameta rival. Fue tal la distancia que Sandra Paños solo tuvo que hacer una parada en todo el partido, un balón que le llegó manso desde su izquierda en la segunda parte y que se parecía más a un centro lateral que a un tiro, por más que las estadísticas de la UEFA lo contabilizaran como tal. La portera española solo se tensó en esa jugada, sin saques de esquina en los que ordenar a la defensa o llegadas que atajar.

En la banda derecha, con Alba Redondo y Marta Corredera mezcla que mezcla, logró España sus primeros cuatro goles. Cuatro minutos después del tanto de Lucía sacó Jenni Hermoso una falta en el último tercio del campo para Corredera, que alcanzó la línea de fondo y puso el centro para que Alexia Putellas embocase a la red con la pierna izquierda. La pelota tocó en Sivolobova, que encajó en propia puerta. Otra buena jugada de Redondo, que se volvió a ir de su lateral, terminó en el primer gol de Mariona Caldentey en el minuto 27. Ocho minutos después, un centro de Corredera para Jenni Hermoso supuso el cuarto. Aún llegarían dos más antes del descanso, el segundo de Lucía García y el primero de Alba Redondo.

Con un saco de goles encima, no hizo cambios al descanso Moldavia, que en la segunda parte encajó otros tres: un derechazo de Mariona desde la frontal, una volea de Patri Guijarro y un penalti transformado por la propia Caldentey. España le dedicó la victoria a Virginia Torrecilla, una de las capitanas de la selección, que sigue de baja, aún en tratamiento del tumor en la cabeza del que se operó el pasado mayo. Putellas, que la conoce desde niña, quiso tener un gesto con ella esta semana después de que Torrecilla visitase a la plantilla el pasado domingo en Las Rozas: lució el dorsal 14, el número habitual de su amiga, en vez del suyo, el 11. Así lo seguirá haciendo en todos los partidos de la selección hasta que su compañera esté del todo recuperada.

Más información

Lo más visto en...

Top 50