La crisis del coronavirus

El Gobierno no ve “oportuno” el regreso del público al fútbol

Darias cree que “no es el momento” de que la final de la Copa acoja espectadores, como iba a estudiar este jueves la Federación

Un operario coloca fotos de aficionados en la grada del Estadio de La Cerámica el pasado mes de junio.
Un operario coloca fotos de aficionados en la grada del Estadio de La Cerámica el pasado mes de junio.Manuel Queimadelos / EL PAÍS

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha querido cortar este miércoles el paso a los planes de intentar abrir al público el estadio de La Cartuja de Sevilla para la final de la Copa del Rey aplazada el año pasado y prevista para el 3 de abril, entre la Real Sociedad y el Athletic; y para la de 2021, entre el Athletic y el Barça, el 17 de abril, en el mismo recinto. “No es adecuado, no es oportuno y no es conveniente”, dijo después de la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. Darias ha fijado la posición del Gobierno horas antes de la reunión que mantendrá este jueves la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con los clubes implicados, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Junta de Andalucía, que es la administración que mantiene las competencias sanitarias sobre la Copa.

Darias explicó que el Gobierno tratará de persuadir a los implicados de que “no es el momento”: “En este evento deportivo, aunque suponga un porcentaje inferior del aforo, estamos hablando de más de 10.000 personas. Entenderán que ante la situación que nos encontramos epidemiológicamente no es posible. Esta ministra va a trabajar intentando buscar el consenso intensamente para que esa asistencia de público no se produzca. No es el momento”, dijo.

El debate sobre el regreso del público a los estadios lo había reactivado unas horas antes el presidente de LaLiga, Javier Tebas: “Esperamos que en la tercera semana de abril podamos empezar a tener un porcentaje en los estadios si se dan las circunstancias”, dijo.

Los clubes, muy castigados financieramente por los estadios vacíos, llevan meses esperando el momento, pero la mala evolución de los datos de la pandemia a partir del otoño ha ido retrasando la expectativa. Sin embargo, la mejoría de estas semanas, que ha colocado la incidencia acumulada en España por debajo de los 150 casos por 100.000 habitantes, llevó a Tebas a manifestar unas intenciones de las que ha venido hablando en las últimas semanas con el CSD, que conserva la competencia de permitir público en las competiciones profesionales nacionales, LaLiga y la ACB. Fuentes del organismo presidido por Irene Lozano, sin embargo, insisten en señalar que la prioridad sigue siendo controlar que la Semana Santa no dispare una cuarta ola, y revisar después la evolución de los datos.

Poco después de las manifestaciones de Tebas, la RFEF, presidida por Luis Rubiales, también movió ficha públicamente y convocó este jueves a las 16.00 en Las Rozas a los finalistas de las dos copas para tratar aspectos organizativos, en particular la presencia de público. Desde que se aplazó la final del año pasado entre los clubes vascos, Rubiales siempre ha manifestado que su deseo era que se disputara con espectadores, y esa sigue siendo su intención, aunque también ha insistido en que la seguridad sanitaria debe prevalecer.

Antes de la comparecencia de Darias, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ya se había mostrado en contra de abrir al público La Cartuja para la final Real Sociedad-Athletic en unas fechas en las que estarán prohibidos los desplazamientos entre comunidades autónomas: “No parece el mejor momento para invitar al público a asistir a un encuentro de fútbol cuando estamos pidiendo a la gente que no se aglomere y no se reúna en su domicilio con unidades familiares con las que no convivan habitualmente”.

El Gobierno vasco tiene pendiente otra decisión decisiva para el futuro de los cuatro partidos de la Eurocopa programados en Bilbao, sobre los cuales tiene las competencias sanitarias. El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, afirmó este miércoles que “no se jugará ante las gradas vacías”. Los partidos programados en ciudades que no garanticen antes del 7 de abril que permitirán público se trasladarán a otra de las doce sedes que tiene el torneo. Según fuentes conocedoras de las conversaciones con el Gobierno central, el ejecutivo vasco se inclina por permitirlo, pero sigue también pendiente de la evolución de los datos.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50