_
_
_
_

Italia confirma la condena a Robinho por violación y subraya que actuó con “especial desprecio a la víctima”

El jugador fue sentenciado a nueve años de prisión por una agresión sexual en grupo perpetrada en 2013, cuando jugaba en el Milan

Diogo Magri
Robinho
Robinho con la selección de Brasil, en una foto de archivo.

La Justicia italiana ha hecho pública este martes la sentencia que confirma la condena a nueve años de prisión para el jugador brasileño Robinho, de 37 años, por un delito de violación en grupo cometido en una discoteca de Milán en 2013, cuando jugaba en el Milan.

La Corte de Apelaciones de Milán, que condenó el pasado diciembre al futbolista, considera que este actuó con “especial desprecio hacia la víctima, que fue brutalmente humillada”, según los jueces del caso, que han analizado los mensajes enviados por el deportista a la joven.

Además de Robinho, su amigo Ricardo Falco también fue condenado a los mismos nueve años por participar en la violación colectiva. Junto con ellos, varias personas que no fueron identificadas por la justicia italiana abusaron sexualmente de una joven albanesa en la discoteca Sio Café de Milán, el 22 de enero de 2013. El tribunal subraya que la víctima no tuvo oportunidad alguna de defensa y asegura que el jugador intentó confundir a los agentes que se encargaron del caso “ofreciendo a los investigadores una versión falsa y previamente pactada de los hechos”.

En el momento en que ocurrieron los hechos, el delantero estaba en la tercera de las cuatro temporadas que hizo con la camiseta del Milan, y seguía siendo una presencia frecuente en las convocatorias de la selección brasileña. De Italia pasó al Santos, pasó por el fútbol chino y volvió a jugar en el Atlético-MG. Estaba en Belo Horizonte cuando, en noviembre de 2017, fue condenado por primera vez por la justicia italiana en el caso de violación colectiva. A partir de entonces, comenzaron a ser frecuentes las protestas de las aficionadas del Atlético-MG que pedían la rescisión del contrato del jugador, quien militó durante varias temporadas en el Real Madrid y también en el Manchester City.

La defensa de Robinho tiene aún 45 días para presentar un recurso ante la tercera instancia de la Justicia italiana, el Tribunal de Casación. En el momento de su primera condena, en 2017, Italia dijo que no iba a solicitar la extradición del jugador hasta que se agotaran todas las instancias. Actualmente, el delantero está sin club.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Diogo Magri
Reportero de la edición brasileña de EL PAÍS desde noviembre de 2017. Escribe principalmente sobre deportes, política y sociedad. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de São Paulo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_