LIGA DE CAMPEONES

Otro examen de piel para el Atlético

El equipo de Simeone busca el pase a las semifinales ante el vanguardista Leipzig condicionado por los positivos de Vrsaljko y Correa. Todos los demás PCR son negativos

Entrenamiento del Atlético de Madrid en el estadio José Alvalade de Lisboa, previo al partido contra el Leipzig correspondietente a los cuartos de final de la Liga de Campeones. / (EFE)
Entrenamiento del Atlético de Madrid en el estadio José Alvalade de Lisboa, previo al partido contra el Leipzig correspondietente a los cuartos de final de la Liga de Campeones. / (EFE)Lluis Gene / POOL / EFE

Cuando la expedición del Leipzig supo el domingo que dos jugadores del Atlético de Madrid habían dado positivo por coronavirus –este jueves se supo que no hay ningún contagiado más entre plantilla–, algunos de sus empleados advirtieron que un contratiempo de ese calado altera los biorritmos y la preparación de cualquier equipo. El atrevido, treintañero y vanguardista Julian Nagelsmann también lo admitió este miércoles, aunque apuntó que en un equipo dirigido por Diego Pablo Simeone puede no ser tan trascendental. “La baja de Correa, que podía entrar en la alineación, es un contratiempo, pero no modificará el planteamiento de Simeone porque lleva años practicando el mismo estilo. Además, él nunca ha dependido de un solo jugador, sino del bloque”, analizó el técnico alemán. Este jueves (21.00, Movistar Liga de Campeones), Nagelsmann y sus futbolistas comprobarán si el conjunto de Simeone vuelve a sobreponerse una vez más a la adversidad tras un curso plagado de ellas.

Hay pocos equipos con la piel tan dura para encajar y levantarse de los golpes. Y pocos entrenadores que se manejen mejor con todo en contra que Simeone. La resurrección del equipo este curso, cuando llegó a estar en el abismo, es la última prueba a esa capacidad de resistencia y de rebeldía contra la derrota y los malos tiempos.

Sin embargo, para Simeone, las bajas de Sime Vrasljko y Ángel Correa son muy sentidas por él y sus compañeros. “No tener con nosotros a Sime, que hizo muchos esfuerzos y que cuando jugó, sin estar aún recuperado de su grave lesión, nos dio el corazón, duele. Y de Angelito, qué decir, es todo corazón y los números hablan por sí solos de lo que nos ha dado esta temporada. Esperemos que si nos clasificamos podamos contar con ellos. Tendremos que acomodarnos a las circunstancias que nos han tocado”, afirmó el Cholo

Sin Correa —Vrsaljko era baja por lesión—, Simeone pierde a su futbolista más imprevisible en uno de esos partidos en los que es más necesaria la imaginación. Los entrenamientos de la semana mostraron que Simeone mantendrá a Llorente como acompañante de Diego Costa y al renacido Carrasco en el flanco izquierdo del centro del campo. También que el mexicano Herrera puede ocupar el puesto de Thomas, que no pudo ejercitarse con el grupo hasta el martes, en el primer entrenamiento que el Atlético realizó en las instalaciones del Benfica.

La espera del duelo en el hotel de concentración también tendrá su punto de tensión para el Atlético. La expedición pasó este miércoles a la hora de comer el último test del tipo PCR al que obliga la UEFA a 24 horas del inicio del encuentro. Y, tal y como confiaba el club, no ha habido más sobresaltos. Todos los tests que se han realizado a los desplazados a Lisboa han dado negativo.

Lo más visto en...

Top 50