LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Nadal vuelve (suavemente) a la carga

El mallorquín reaparece en la pista de su academia junto a Moyà: “Estoy muy contento de volver a jugar”. Mientras, Djokovic se traslada a Serbia para lanzar una gira y Federer opta por descansar

Nadal, durante un entrenamiento en su academia de Manacor.RAFA NADAL ACADEMY

Hacía mucho, casi tres meses, que no se le veía a Rafael Nadal sobre una pista de tenis. De su título en Acapulco (1 de marzo) al presente, un surrealista periodo que el balear comenzó cuesta arriba –“al principio las noticias eran terribles y era difícil tener ganas de nada”– y que ahora, pese a que haya tardado en regresar a la actividad más de lo deseado –“¿por qué un atleta no puede ir a correr solo? Este es nuestro trabajo…”, lamentaba hace tres semanas–, contempla de una forma más optimista.

“Aquí estoy de nuevo, de vuelta a los entrenamientos. Muy contento de poder volver a jugar y de que los niños también estén entrenando”, transmitió el campeón de 19 grandes este lunes a través de un vídeo en el que se le ve empuñar de nuevo la raqueta y pelotear con su preparador, Carlos Moyà. No es la primera sesión, puesto que los ensayos han ido en progresión y ya había probado sensaciones previamente, sin prisa alguna, muy suave, pero en los últimos tiempos tan solo se había dejado ver en una sola foto.

Su comunidad, Baleares, ya ha accedido a la zona 2 del protocolo de Sanidad y él ha decidido reemprender el trabajo en su academia, que ha respetado escrupulosamente el timing de la vuelta a la actividad. Ya trabaja Nadal, que el próximo 3 de junio cumplirá 34 años y pese a la evolución de los acontecimientos ve muy difícil que el tenis pueda reanudarse en 2020. “Desgraciadamente… Yo firmo estar listos para 2021. Este año lo veo prácticamente perdido”, expresó en una reciente entrevista con EL PAÍS.

Mientras los organismos tratan de definir si es viable el regreso o no, Nadal no quiere perder el tacto de la bola y Novak Djokovic tampoco. El serbio, que pasó el confinamiento en Marbella y también pasó a la acción, acaba de regresar a su país para lanzar la Gira del Adriático: una serie de partidos en su localidad natal, Belgrado (13 y 14 de junio), Zadar (20 y 21), Montenegro (27 y 28), Banja Luka (3 y 4 de julio) y una exhibición final en Sarajevo.

La gira de Djokovic

Para la cita, Nole contará con compañeros de renombre como Dominic Thiem o Grigor Dimitrov, pero no así con Roger Federer. En dirección opuesta, mientras los otros dos integrantes del Big Three vuelven a la carga el suizo descansa plácidamente, porque considera que, sencillamente, ahora no tiene sentido entrenarse. “Para ser honesto, no veo una razón para hacerlo ahora”, expresó en una videollamada con el brasileño Gustavo Kuerten, tricampeón de Roland Garros (1997, 2000 y 2001).

“Estoy físicamente bien y creo que pasará mucho tiempo antes de que compitamos nuevamente. Es importante para mí descansar bien ahora. No echo tanto de menos el tenis, aunque cuando haya que volver lo haré supermotivado”, prolongó el de Basilea, que se recupera sin contratiempos de la artroscopia que se hizo en febrero en la rodilla derecha, y que en agosto celebrará su 39º cumpleaños habiendo perdido sus dos grandes alicientes de esta temporada: Wimbledon y los Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta temporada era trascendental, en tanto que él (20 majors), Nadal (19) y Djokovic (17, vencedor en Australia) afrontaban un curso capital en la carrera por ser el tenista más laureado de todos los tiempos. Sin embargo, Federer no ve demasiado sentido a jugar sin aficionados en las gradas. “No puedo imaginarme competir en un estadio vacío, espero que eso no suceda nunca. Sería muy complicado jugar un gran torneo a puerta cerrada”, zanja.

Más información

Lo más visto en...

Top 50