Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Camp Nou blindado ante el Tsunami

Un operativo de Mossos d’Esquadra apoyados por Policía Nacional, Guardia Civil y agentes privados del Barça, controlará la gran cita

Un hombre pasa por delante de una pared, cerca del Camp Nou. En vídeo, el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, habla del dispositivo.

Un millar de Mossos d’Esquadra y 2.000 vigilantes de seguridad privada del FC Barcelona blindarán el entorno y el interior del Camp Nou horas antes de la celebración del clásico entre el equipo catalán y el Real Madrid.Además, el Ministerio del Interior ha destinado 500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que apoyarán el operativo liderado por la policía autonómica. La plataforma anónima Tsunami Democràtic que ha liderado las protestas posteriores a la sentencia condenatoria contra los líderes independentistas del procés ya hace semanas que ha marcado en rojo el día en que se jugaba el Barça-Madrid. Tsunami Democràtic quiere aprovechar el partido, y la audiencia a nivel mundial del encuentro para lanzar un mensaje en favor de la independencia de Cataluña y exigir la liberación de los líderes políticos encarcelados. La plataforma ha convocado este miércoles a las 16.00 una movilización permanente en cuatro puntos alrededor del campo con el lema: Spain, sit and talk (España, siéntate y habla).

Concentraciones de Tsunami D.

El Barcelona, el Real Madrid y los árbitros estarán alojados en el Hotel Sofía hasta el comienzo del partido.

Convocatoria para el 18-D, 16 h

C. Menéndez y Pelayo-

Av. de Juan XXIII

C. Elisabeth Eidenbenz-

Travessera de Les Corts

Hotel Sofía

BARCELONA

Camp

Nou

250 m

C. Arístides Maillol-

Av. de Juan XXIII

C. Arístides Maillol-

Travessera de Les Corts

Fuente: Tsunami Democràtic.

EL PAÍS

Concentraciones de Tsunami Democràtic

El Barcelona, el Real Madrid y los árbitros estarán alojados en el Hotel Sofía hasta el comienzo del partido.

Convocatoria para el 18-D, 16 h

C. Menéndez y Pelayo-

Av. de Juan XXIII

C. Elisabeth Eidenbenz-

Travessera de Les Corts

Hotel Sofía

BARCELONA

Camp

Nou

250 m

C. Arístides Maillol-

Av. de Juan XXIII

C. Arístides Maillol-

Travessera de Les Corts

Fuente: Tsunami Democràtic.

EL PAÍS

Concentraciones de Tsunami Democràtic

El Barcelona, el Real Madrid y los árbitros estarán alojados en el Hotel Sofía hasta el comienzo del partido.

Convocatoria para el 18-D, 16 h

C. Menéndez y Pelayo- Av. de Juan XXIII

C. Elisabeth Eidenbenz- Travessera de Les Corts

Hotel Sofía

BARCELONA

Camp

Nou

250 m

C. Arístides Maillol-Av. de Juan XXIII

C. Arístides Maillol- Travessera de Les Corts

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Un Camp Nou blindado ante el Tsunami

Todas las convocatorias que ha realizado Tsunami Democràtic han contado siempre con el factor sorpresa y, por eso, los Mossos d’Esquadra se han adelantado a cualquier tipo de acción y reforzarán la escolta policial de los autobuses de ambos equipos para evitar que los concentrados intenten colapsar la carretera e impedir que los jugadores lleguen al campo. El inspector de Mossos y coodinador de Eventos Deportivos de la Región Policial Metropolitana de Barcelona, Lluís Venteo, adelantó —tras la reunión mantenida entre los cuerpos policiales y de emergencias y el club— que la prioridad de los Mossos es garantizar la llegada de los jugadores, los árbitros y los aficionados al partido y que este se “dispute con total normalidad”. De esta forma, y desde esta mañana, los agentes colocarán un cordón de seguridad “poroso” que permitirá la circulación, y en el que se prevén filtros y controles del espacio para que esté libre y accesible. A partir del mediodía se pondrá en marcha la fase dos del operativo policial en los aledaños del campo, que tendrá como principal objetivo que los aficionados entren al Camp Nou y que el partido transcurra con normalidad. En esta segunda fase también se impedirán posibles encontronazos entre aficiones radicales de los dos clubes. Venteo aseguró que los agentes estudian todos aquellos imprevistos que puedan producirse para actuar de forma preventiva y rápida.

En la misma línea, el Govern de la Generalitat explicó que además de que el partido se celebre con normalidad, la policía catalana velará para que los manifestantes convocados por Tsunami Democràtic que quieran concentrarse “lo puedan hacer con seguridad”. El inspector Venteo recordó que la dirección del dispositivo policial es exclusiva de los Mossos y solo pedirán ayuda a la Policía Nacional o la Guardia Civil si se produce “algo extraordinario”.

Uno de los objetivos del dispositivo es impedir que los manifestantes de Tsunami se acerquen a las puertas del estadio o bloqueen los accesos, y pretenden mantenerlos en la calle Arístides Maillol con avenida Joan XXIII, la avenida Joan XXII con la calle Menéndez y Pelayo, la Travessera de les Corts con Arístides Maillol, y la Travessera con Elisabeth Eidenbenz.

Pese a las reticencias de Mossos d’Esquadra, el Ministerio del Interior ha trasladado a Barcelona medio millar de agentes, entre policías y guardias civiles. Fuentes policiales confirman que han llegado cuatro grupos de las unidades de intervención policial (UIP) — antidisturbios— que se suman a los dos grupos de refuerzo que ya había. Cada grupo cuenta con entre 40 y 50 efectivos. Del mismo modo, fuentes de la Guardia Civil confirman la llegada de varios pelotones desde Sevilla, que complementarían el operativo de refuerzo. Fuentes de Interior enmarcan este nuevo dispositivo en “el refuerzo antiterrorista de las fiestas navideñas en algunas infraestructuras críticas” y por “grandes aglomeraciones”. “Seguimos en un nivel de alerta cuatro reforzado” y “son los Mossos d’Esquadra los responsables de la seguridad ciudadana en Cataluña”, recuerdan. Sin embargo, desde los sindicatos policiales y de guardias civiles se insiste en que este nuevo envío “se enmarca dentro de la llamada operación Ícaro”, que se puso en marcha con motivo de la publicación de la sentencia del procés, el 14 de octubre, y que finaliza oficialmente el 20 de diciembre, informa Patricia Ortega Dolz.

Pese al riesgo de la convocatoria, los bares y comercios de alrededor del Camp Nou no habían recibido este martes ningún tipo de directriz por parte de los Mossos d’Esquadra. Un camarero del bar La Catalana se sinceraba: “El ambiente de momento está tranquilo. Yo creo que exageran”. Una clienta le corregía: “A ver si vamos a estallar”. David, un camarero de otro local cercano al estadio, el Kargo’s, alertaba de que nadie les ha advertido de ningún riesgo. “Nosotros no instalaremos la terraza por pura precaución”, lamentaba. Los vendedores de souvenirs vivían ajenos al conflicto.

Josep Vives, portavoz del FC Barcelona, hizo un llamamiento al civismo y a hacer compatible “la fiesta del fútbol” con la “libertad de expresión”. Vives negó que el Tsunami Democràtic se haya puesto en contacto con el club y criticó el “alarmismo” generado por “el interés de instalar un determinado relato” alrededor del clásico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información