Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robert Moreno: “Me pongo un diez”

El técnico da por segura su presencia en la Eurocopa, pese a las dudas de Rubiales

Robert Moreno, rodeado de los internacionales, en el entrenamiento previo de España al partido con Rumanía.
Robert Moreno, rodeado de los internacionales, en el entrenamiento previo de España al partido con Rumanía. AFP

Ante las dudas y el revuelo que generó que Luis Rubiales no garantizara en Cádiz la presencia de Robert Moreno en el banquillo de España en la próxima Eurocopa, este domingo emergió en la sala de prensa un seleccionador sarcástico, muy convencido de sí mismo y de su continuidad, pero también con un punto de tensión que delataban sus desafiantes encogimientos de hombros y sus movimientos sobre la silla en las respuestas ante preguntas incómodas. “Me pongo un diez a mí y al equipo. Cuando das todo lo que tienes dentro y ves que los jugadores también lo hacen pues solo me queda darme el sobresaliente. Me lo dice mi madre cuando me ve por la tele y estoy de acuerdo con ella”, se arrancó Robert Moreno antes del duelo de esta noche ante Rumania en el Metropolitano (20.45, La 1). “No necesito sentarme con Rubiales y con Molina [director deportivo] porque han confiado en mí y siempre me han dicho las cosas a la cara. Le doy más valor a eso que a lo que se pueda percibir de la respuesta del presidente en una zona mixta”.

Para explicar la disgestión de que el presidente de la Federación no zanjara el asunto de su presencia en la Eurocopa y las informaciones sobre la intentona de que Luis Enrique pudiera retomar la dirección de la selección, Moreno recurrió a la biblioteca de su licenciatura en Comercio Internacional: “Soy seguidor de Nassim Taleb [ensayista y economista estadounidense de origen libanés], que tiene un libro muy bueno, El cisne negro, sobre el impacto de lo altamente improbable, y ahí aprendes que, en la vida, y en cualquier profesión, y más en una que tiene relevancia mediática y en la que tu puesto lo quiere mucha gente, es normal que se pueda cuestionar mi continuidad. Como seleccionador, mi obligación es que los jugadores estén lo mejor posible... Es lo único que puedo controlar”, explicó.

Inmerso en el universo de las probabilidades, cuestionado de cero a diez por las probabilidades que se concedía de seguir en el cargo hasta la Eurocopa, Moreno hizo otro ejercicio de rotundidad. “Tengo diez de posibilidades de continuar”.


Debate dentro y fuera

El maremagno que se ha formado a su alrededor le llega a Moreno tras la satisfacción que le produjo cómo resolvió el equipo el encuentro con Malta (7-0). “Creo que podemos ser claros aspirantes al título. En un torneo corto pueden pasar muchas cosas, en los últimos años hubo los casos de Grecia y Dinamarca... Cuando hago un análisis profundo de las otras selecciones creo que podemos ganar a cualquiera y también perder con cualquiera. Hay que ser humildes. Hace mucho daño pensar que vas a Noruega y Suecia y vas a pasearte. El mundo no se acaba si pierdes o eres campeón del mundo si ganas 7-0 a Malta”. Precisamente fue tras los empates en Suecia y Noruega cuando se generó interna y externamente el cuestionamiento a Moreno.

Si España se clasifica para el Europeo como cabeza de serie, la obtención de la meta estaría marcada por la fatalidad que provocó la ausencia y la posterior renuncia de Luis Enrique. Un golpe desgarrador que puso al frente del proyecto a Moreno. Una apuesta lógica de Rubiales y la dirección deportiva por la continuidad del libreto impuesto por el técnico asturiano. Bajo su dirección, España transmitió buenas sensaciones en el primer encuentro ante Noruega (2-1), en Valencia. En el segundo, en Malta (0-2), Moreno ya comenzó como interino su reválida. Afectada por el drama, que se fraguó en la noche anterior al encuentro, España ganó en La Valeta sin convencer. En esas condiciones de interinidad, Moreno también dirigió los partidos en las Islas Feroe (0-4) y contra Suecia (3-0), en Madrid. Quizá esta última sea la actuación más brillante bajo su dirección junto a la primera hora en Bucarest (1-2).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información