Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubiales, entre Robert Moreno y Luis Enrique

A solo siete meses para la Eurocopa, el presidente de la federación se resiste a consolidar al catalán y mantiene la puerta abierta al regreso del asturiano a la selección

Robert Moreno, en el entrenamiento de la selección del jueves en Cádiz. En vídeo, declaraciones del seleccionador.

La sombra de Luis Enrique y las dudas sobre la presencia de Robert Moreno en la próxima Eurocopa 2020 avanzadas por este periódico han penetrado en el vestuario de la selección. Durante esta concentración, los internacionales han abordado el asunto con curiosidad y cierta inquietud ante lo que el futuro pueda deparar. Intrigados, las respuestas que algunos futbolistas han encontrado por boca de su capitán, Sergio Ramos, conocedor de primera mano de la situación, es que en estos momentos parece muy improbable que el entrenador asturiano retome la dirección de la selección antes del Europeo. Fuentes federativas también apuntan en la misma dirección. El 12 de junio, fecha de comienzo del torneo, al frente de la selección estará o Robert Moreno o, si acaso, Luis Enrique, si anunciara su interés por regresar.

Es en este punto en el que fuentes de la Federación de Fútbol no despejan con rotundidad la posibilidad de que el exseleccionador reasuma el cargo. La única gran certeza es que no se contempla que un entrenador que no sea el anterior inquilino del banquillo releve a Moreno para dirigir a La Roja en la Eurocopa. Las mismas fuentes niegan que el presidente de la Federación, Luis Rubiales, esté esperando una respuesta de Luis Enrique, como se desliza ya en los mentideros futbolísticos. Las conversaciones entre este y el dirigente federativo se han mantenido en estos meses, primero desde el plano personal, pero también con el fútbol y su estado anímico de fondo.

Hasta el momento, Luis Enrique no le ha manifestado ni al presidente, ni al director deportivo, José Francisco Molina, su intención de volver al cargo. El ruido que rodea a la figura del actual seleccionador lo amplificó el propio Rubiales en la noche del sábado cuando ante la pregunta directa de si podía garantizar que Moreno estará en el Europeo hizo referencia al 7-0 de Malta y al buen ambiente vivido en Cádiz. Al no contestar directamente no zanjó el asunto. Rubiales ya manifestó, cuando Luis Enrique renunció al cargo, que este siempre tendría las puertas abiertas. En Las Rozas también argumentan que este es un proyecto que la fatalidad de la enfermedad y el posterior fallecimiento de su hija abocaron al técnico asturiano a abandonarlo y a Robert Moreno a liderarlo.

Rubiales, al que se le había diseñado su comparecencia en la zona mixta del Ramón de Carranza para que recalcara que el Atlético y el Villarreal no podrán jugar en Miami y la advertencia de una posible sanción de la FIFA a ambos clubes, tuvo que abordar el espinoso asunto de Moreno. Rubiales solo aclaró que en las próximas semanas estudiará junto al director deportivo si se le renueva o no antes de la Eurocopa, tras la que expira el contrato del técnico. El perfil bajo y el cómo llegó al cargo han condicionado que no se produjera la prolongación automática como sucedía en la era Villar, cuando un seleccionador lograba el billete para una Eurocopa o un Mundial. “Con Luis Enrique al frente la renovación ya se habría dado con toda seguridad”, opina un directivo federativo.

Rubiales y Molina se ven en la tesitura de decidir si se acude al torneo con un técnico sin su continuidad garantizada, con lo que esto supone en términos de autoridad ante un vestuario. “Los contratos tampoco garantizan nada. Lopetegui lo tenía y lo rompió”, deslizan desde la Federación.

De momento, Moreno ha planificado parte de la concentración previa a la Euro y ha hecho saber que no quiere desplazamientos en avión desde el campo base que se determine hasta Bilbao, donde España jugará al menos dos partidos de la primera fase. Su intención es hacer recorridos en autobús que no sobrepasen la hora de duración. Con esta premisa, la Federación trabaja sobre tres áreas: Cantabria, Álava y Gipuzkoa.

Si finalmente a Moreno no se le ofrece la renovación, como todo parece indicar, lo que suceda en la Eurocopa marcarán su futuro. Ante un mal desempeño, la figura de Luis Enrique volverá emerger con fuerza si decide volver a entrenar. Si esto no sucediera, el nombre de Marcelino García Toral está en todas las quinielas, y también estuvo presente en las citadas conversaciones de los internacionales durante estos días de concentración. Sobre esa opción, ha primado la disparidad de opiniones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información