Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macrojuicio por el supuesto amaño del Levante-Zaragoza

Comienza en Valencia la causa por el supuesto arreglo del encuentro de 2011, en el que se salvaron los maños. Hay 42 imputados, entre ellos 36 jugadores

Ander Herrera, durante el juicio por amaño del partido entre el Zaragoza y el Levante en 2011.

El partido que Levante y Zaragoza disputaron el 21 de mayo de 2011, la última jornada de liga, en el estadio Ciutat de València, además de flojo, fue muy desequilibrado. El Levante, que no se jugaba nada en la tabla, apenas tiró a puerta, casi no cruzó el centro del campo y la mayor parte de las veces que recuperó el balón sus jugadores reaccionaron lanzándolo lo más lejos posible. El Zaragoza, al borde del descenso a Segunda, atacó, en cambio, como nunca: fue el partido que más veces disparó a puerta (20, 10 entre los tres palos) en la temporada y marcó cuatro goles, aunque dos fueron anulados por fuera de juego. El inusual comportamiento de ambos equipos, reflejado en el análisis estadístico de un partido que acabó con victoria del Zaragoza por 1-2, se debió, según la Fiscalía Anticorrupción, la Liga y el Deportivo de la Coruña –que descendió en aquella jornada- a que el equipo aragonés sobornó con casi un millón de euros a los jugadores de Levante. El juicio del caso, el primero por un supuesto amaño en un partido de Primera en España, ha comenzado este martes en Valencia ante el magistrado de lo penal Manuel Aleis.

LEVANTE, 1 - ZARAGOZA, 2

Levante: Munúa; Venta, Ballesteros (Robusté, m. 73), Rodas, Cerra; Pallardó, Xavi Torres; Montero, Rubén (Wellington, m. 56), Xisco (Rafa Jordá, m. 91); y Stuani. No utilizados: Reina; Caicedo, Iborra y Juanfran.

Zaragoza: Leo Franco; Diogo, Jarosik, Da Silva, Paredes; Ponzio, Gabi; Boutahar (Jorge López, m. 66), Ander Herrera (Bertolo, m. 72), Lafita; y Uche (Braulio, m. 56). No utilizados: Doblas; Lanzaro y Obradovic.

Goles: 0-1. M. 39. Gabi, de falta. 0-2. M. 73. Gabi. 1-2. M. 80. Stuani.

Árbitro: Fernández Borbalán. Mostró la cartulina amarilla a Pallardó, Stuani, Gabi, Braulio, Xavi Torres y Paredes.

Ciutat de València: unos 20.000 espectadores. Último partido de la Liga 2010-2011, jugado el 21 de mayo de 2011.

En el banquillo se sientan todos los jugadores convocados aquel día, entre ellos Ander Herrera, ahora en el París Saint Germain; Caicedo, que juega en el Lazio; Vicente Iborra, que está en el Villarreal, y Gabi, en el Al-Sadd de Qatar; el cuerpo técnico del Zaragoza; el entonces presidente del club, Agapito Iglesias, y dos de sus consejeros. El delegado en Valencia de la Fiscalía Anticorrupción, Pablo Ponce, pide para ellos dos años de cárcel por un delito de corrupción deportiva –LaLiga reclama cuatro-, seis años de inhabilitación para la práctica del fútbol, así como para ser entrenador o gestor deportivo, y una multa para cada uno de ellos de 1,9 millones de euros. La Fiscalía también solicita dos años de prisión adicionales, solo para los directivos, por un delito de falsedad en documento mercantil. El Real Zaragoza también está acusado en el juicio como persona jurídica. En total hay 42 acusados, lo que ha obligado a acondicionar la sala especial, llamada Tirant Lo Blanch, que tiene la Ciudad de la Justicia para los grandes procesos.

Entrega en mano

Según las acusaciones, ante las negras perspectivas en caso de derrota el presidente del Zaragoza y sus dos consejeros, Francisco Porquera y Francisco José Checa, planearon con el director deportivo, Antonio Prieto, el entrenador, Javier El Vasco Aguirre, y los capitanes del equipo, Gabriel Fernández, Leonardo Daniel Ponzio y Jorge López, comprar a sus rivales. Un propósito para el que contaron con “el consentimiento y la aceptación” de la plantilla.

Para ello el club transfirió a las cuentas de nueve de los jugadores (Maurizio Lanzaro, Ander Herrera, Toni Doblas, Paulo César Da Silva, Braulio, Leonardo Ponzio, Gabi, Jorge López Montaña y Carlos Diogo), el entrenador y el director deportivo 965.000 euros en concepto de supuestas primas. Los miembros del equipo sacaron el dinero en efectivo entre el 18 y el 20 de mayo —menos Prieto, que según el fiscal "disponía de metálico en su domicilio"—y se lo entregaron personalmente a los del Levante, que se dejaron ganar.

Las defensas niegan los hechos y durante la fase de investigación esgrimieron que en la causa no hay pruebas de que los jugadores del Levante recibieran el dinero, por lo que el proceso se sostiene en meras hipótesis. El Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia aceptó tal tesis y archivó el asunto, pero la Audiencia de Valencia lo reabrió en enero de 2018.

Las acusaciones creen, en cambio, que hay indicios para fundamentar una condena. El primero, el testimonio de Javier Tebas, entonces vicepresidente y ahora presidente de LaLiga, que dio origen al caso al denunciar que, según le había revelado un jugador del Zaragoza que fue su cliente (el presidente de LaLiga es abogado), el partido fue amañado. Su relato: transferencia del club a las cuentas de los jugadores y retirada casi inmediata del dinero en los días siguientes para dárselo a los del Levante, concuerda con lo que reveló más tarde la investigación judicial. Tebas, señalan las acusaciones, no tenía por qué conocer esos infrecuentes movimientos bancarios.

Petición de nulidad

Las defensas han coincidido en la primera jornada de juicio, dedicada a las cuestiones previas, en pedir la nulidad de las actuaciones al considerar que Tebas habría roto su deber de guardar secreto sobre unos hechos que había conocido como abogado en el marco de una relación profesional. Subsidiariamente, los letrados de los futbolistas en activo han pedido que si el juicio sigue adelante se les permita ausentarse de las sesiones para poder entrenar y jugar con sus equipos. Un permiso que también han solicitado el entrenador mexicano Javier Aguirre y los exdirectivos del Zaragoza.

El fiscal ha respondido a las peticiones de anular el proceso recordando que, según Tebas, su cliente le dispensó del deber de confidencialidad en lo relativo al arreglo del partido. "Si nos creemos que existe el cliente, tenemos que creernos que existe esa dispensa", ha afirmado Ponce. El fiscal ha añadido que el presidente de LaLiga no ha sido denunciado por revelación de secretos ni se ha presentado tampoco una queja al respecto ante el Colegio de Abogados. No hay constancia, en resumen, de que nadie se considere perjudicado por su proceder. El delegado de Anticorrupción no se ha opuesto a que los acusados sean eximidos de asistir a las sesiones del juicio. Los abogados de la Liga y del Deportivo se han adherido a lo manifestado por el fiscal. El juez ha dado por concluida la sesion a las 17.00 y ha afirmado que dará una respuesta a las peticiones este miércoles al inicio de la sesión.

El partido jugado hace ocho años fue, además, “anómalo” desde el punto de vista estadístico, según el informe presentado en el juzgado por LaLiga. El Levante no recibió más tiros a puerta en toda la temporada (20), y fue uno de los encuentros en los que el equipo valenciano menos disparos hizo (3) y menos córners sacó (1). El Zaragoza, un equipo que había subido dos años antes de Segunda, a la que regresó dos temporadas después, fue, por su parte, el equipo que mejores estadísticas de ataque ofreció como visitante en el Ciutat de València.

Finalmente está la cuestión del dinero. La investigación de la Agencia Tributaria ha revelado no solo el extraño trasiego de fondos en las cuentas de los jugadores del Zaragoza después de que recibieran una prima que el club nunca había pagado en esas fechas ni en tal coyuntura deportiva, sino también la extraña quietud que vivieron en las semanas siguientes las de los integrantes del Levante, que apenas sacaron dinero ni hicieron pagos con tarjeta, lo que sería un indicio de que contaban con importantes sumas en efectivo. Las explicaciones ofrecidas por los jugadores del equipo valenciano en la fase de instrucción, como por ejemplo la de que se fueron de vacaciones al pueblo de sus padres, donde no tenían necesiades de gastar, no convencen a las acusaciones.

Los 42 imputados

Del Zaragoza: Real Zaragoza S.A.D., Agapito Iglesias (expresidente). Francisco Javier Porquero (exconsejero). Francisco José Checa (exconsejero). Antonio Prieto (exdirector deportivo). Javier Aguirre (exentrenador).

Jugadores del Zaragoza: Lanzaro (CD Huracán, primera regional aragonesa), Toni Doblas (entrenador de porteros del Betis juvenil), Da Silva (Libertad de Asunción, Paraguay), Jorge López (secretaría técnica del Valencia CF), Ander Herrera (PSG), Braulio (CD Herbania, primera regional Fuerteventura), Ponzio (River Plate, Argentina), Gabi (Al Sadd, Qatar), Diogo (retirado), Obradovic (Legia Varsovia), Ikechukwu Uche (sin equipo), Pinter (MTK Budapest, segunda división húngara), Paredes (retirado), Leo Franco (entrenador sin equipo), Jarosik (retirado), Bertolo (Banfield, Argentina), Said Boutahar (retirado), Lafita (vicepresidente deportivo de la SD Ejea, filial del Huesca, 2ªB).

Jugadores del Levante: Pallardó (retirado), Munúa (entrenador FC Cartagena, 2ªB), Héctor Rodas (sin equipo), Jordá (sin equipo), Rubén Suárez (retirado), Xavi Torres (Al-Arabi SC, Kuwait), Stuani (Girona), Wellington (Sport Club Internacional, Brasil), Jefferson Montero (Birmingham City, 2ª inglesa), Robusté (CF Badalona, 2ªB), Javi Venta (segundo entrenador del filial del Valencia), Manolo Reina (Mallorca), Caicedo (Lazio), Xisco Muñoz (segundo entrenador Dinamo Tiflis, Georgia), Iborra (Villarreal), Ballesteros (retirado), Juanfran (ojeador Aston Villa), Cerra (retirado).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >