Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorenzo, dos semanas más bajado de la moto

El mallorquín no se ha recuperado del accidente de Assen y se pierde las citas de Brno y Austria

jorge lorenzo motogp
Imagen de la caída de Lorenzo en Assen.

Jorge Lorenzo sigue convaleciente de la lesión de espalda que sufrió el mes pasado tras caerse en el Gran Premio de Assen y va a ser baja en los circuitos más tiempo de lo previsto. Honda ha informado este miércoles que Lorenzo se pierde la carrera de Brno y también la de Austria. Ambas son las próximas citas que tiene programadas el calendario de MotoGP, para el 4 y 11 de agosto, respectivamente, y la ausencia confirmada del mallorquín supone que se amplía hasta una mínimo de cuatro carreras su baja en el campeonato.

La escudería Honda-Repsol confiaba en que el tricampeón de MotoGP pudiera volver a subirse a la moto en la República Checa -"esperemos que pueda estar en Brno", había apuntado Alberto Puig, director deportivo del equipo-, pero los plazos se han dilatado. "Su estado físico ha mejorado, pero el piloto todavía siente algo de dolor y algunos movimientos sobre la moto siguen un poco limitados", informa Honda. Silverstone, en Inglaterra, el último domingo de septiembre, es la fecha escogida por Lorenzo para fijar su regreso al Mundial. Mientras, su baja será suplida por el alemán Stefan Bradl, que ya fue compañero de box de Marc Márquez en Sachsenring.

El 28 de junio, Jorge Lorenzo se cayó violentamente en la tanda de entrenamientos del Gran Premio de Holanda. Los médicos que le atendieron en el circuito de Assen lo derivaron a un centro médico para evaluar la existencia de posibles lesiones internas. Las pruebas confirmaron daños en dos vértebras dorsales del piloto, que había llegado a Holanda magullado por sendas caídas la semana anterior en Montmeló, donde se fue al suelo en carrera y en la posterior sesión de test. La negra racha en la que está inmerso Lorenzo ha sido uno de los motivos para maximizar la prudencia y no forzar su retorno a la competición, en una temporada que él mismo da por perdida y donde no ha logrado terminar ninguna carrera dentro de los diez primeros.

Tras el trompazo de Assen, Lorenzo tuvo que vestir un corsé inmovilizante durante unos días pero, luego, se fue de vacaciones a las Maldivas, ya liberado del aparato ortopédico. Tras el viaje retomó los ejercicios de fisioterapia para ponerse a punto de cara a volver a subirse a la moto tras el parón veraniego. Los últimos chequeos médicos recomiendan alargar el reposo otro mes más.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información