Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Halep acaricia el número uno

La rumana se deshace en las semifinales de Bencic (6-2, 6-7 y 6-0) y se clasifica para la final de Madrid. Si gana el torneo pasará a liderar el ‘ranking’ mundial, que ya encabezó durante 64 semanas

mutua madrid open
Halep se dispone a servir durante el partido contra Bencic. REUTERS

Avanza Simone Halep firme hacia el asalto del número uno del ranking WTA. Lo hace en Madrid, un torneo en el que ya sabe lo que es ganar en dos ocasiones y en el que se siente como en casa. Este viernes, rodeada de compatriotas en la grada de la Caja Mágica, la rumana se impuso en tres sets a la volcánica Belinda Bencic (6-2, 6-7 y 6-0) y se clasificó para la final del Mutua Madrid Open. De ganar, tendría doble premio. Además de igualar a Petra Kvitova como la jugadora con más títulos en la capital, Halep podría recuperar el trono mundial que perdió el 27 de enero, tras la disputa del Open de Australia.

Tras la derrota de la actual número uno, Naomi Osaka, a manos precisamente de Bencic, la rumana saltó a la pista con la intención de solventar por la vía rápida el encuentro. Ante la atenta mirada del jefe del torneo, Ion Tiriac, Halep hizo gala de sus virtudes habituales, contratacó cada intento de golpe ganador de Bencic y rompió su servicio hasta en tres ocasiones en la primera manga. La suiza, que este año había salido victoriosa de los cinco enfrentamientos que había disputado ante top-5, no encontraba la forma de superar a una Halep que se mostraba en plena forma.

En la segunda manga se revolvió Bencic, que convirtió en golpes ganadores toda la frustración acumulada en el primer set, en el que amagó varias veces con estrellar su raqueta contra la arena madrileña. Aún así, Halep se agarró a la pista, recuperó un break en contra y llevó el set al desempate, donde la pegada de la suiza se impuso, llevando el partido al tercer y definitivo set.

Hasta ahí llegaron las fuerzas de una Bencic que se desfondó en su misión de alargar el partido y acabó siendo desbordada por la superioridad física de una Halep que le endosó un rosco para sellar su pase a la final de Madrid y tocar con la yema de los dedos un número uno que se le escapó no hace tanto y que defendió durante 64 semanas, en dos etapas. Lo hará si gana a la la holandesa Kiki Bertens, que se impuso a la estadounidense Sloane Stephens por 6-2 y 7-5.

No lo tendrá fácil la rumana para volver a proclamarse campeona en Madrid. Enfrente estará una Bertens que, tras caer en la final de 2018 ante Kvitova, llega con ganas de quitarse la espina del año pasado y hacerse con el que sería su primer Premier Mandatory. La holandesa se impuso a Stephens, a la que hasta ahora no había conseguido vencer en sus dos enfrentamientos anteriores disputados en Roma 2013 y en la Copa de Maestras del año pasado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información