Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iker Casillas, tras recibir el alta hospitalaria: “No sé cómo va a ser mi futuro”

"Es algo que puede suceder en cualquier momento de la vida, a cualquier persona. Me tocó a mí (...) Hay que sacar siempre una sonrisa en estos momentos", ha dicho el portero en declaraciones a la prensa

Iker Casillas, este lunes en Oporto tras recibir el alta hospitalaria. AP / ATLAS

Vestido de blanco y con todos los botones de la camisa abrochados, como si ese trozo de tela inmaculada adquiriese valor de armadura para contener todo lo que se le ha revuelto por dentro en los últimos días, Iker Casillas abandonó este lunes el Hospital CUF de Oporto después de pasar cinco días ingresado por el infarto de miocardio que sufrió el pasado miércoles mientras entrenaba con su equipo.

Con la voz titubeante por la emoción y algún carraspeo mediante, Iker se dirigió a todas aquellas personas que han estado junto a él durante estos delicados momentos. “Quiero agradecer al hospital, al doctor Nelson [Puga] —jefe de los servicios médicos del Oporto—, y a toda la gente que me ayudó a venir rápidamente aquí para que se pusiesen manos a la obra y bajasen el efecto del infarto”, declaró. “Me encuentro mucho mejor. Ahora tendré que estar de reposo un par de semanas, o incluso un par de meses, no lo sé. No sé qué será el futuro, lo importante es estar aquí”, añadió el portero, que dentro de dos semanas cumplirá 38 años.

Según las valoraciones médicas a las que ha sido sometido, no será hasta septiembre, dentro de cuatro meses, y esto en el mejor de los casos, cuando se le practiquen pruebas que determinen el estado de su corazón, y den pistas acerca de si su salud le permitirá volver a ponerse los guantes y esquivar la retirada. Una proyección que muy pocos de los doctores consultados por este periódico pronostican. “Esto es algo que puede suceder en cualquier momento de la vida, a cualquier persona. Me tocó a mí. Hay que sacar siempre una sonrisa en estos momentos. No sé lo que será el futuro”, anunció Casillas, quien estuvo acompañado por su pareja, Sara Carbonero, durante los algo más de tres minutos que duró su comparecencia.

Desde que abandonó el Madrid hace cuatro temporadas, y donde parte de la afición y sus excompañeros le brindaron el domingo un austero homenaje con pancartas y camisetas de apoyo, Casillas ha utilizado las redes sociales como herramienta para transmitir sus sentimientos. “Buenos días!! Yo con el #CorazónContento y vosotros?? Seguimos mejorando!”, tuiteó, junto a un vídeo de la cantante Marisol —quien popularizó la canción a la que apelaba su hashtag—, antes de abandonar las instalaciones hospitalarias. La letra, que hace referencia al amor recién descubierto, y al que acompaña una ristra de soflamas agradecidas a la fortuna, advierte del optimismo con el que Casillas encara una recuperación incierta.

Con contrato en vigor hasta junio de 2020, prorrogable por una temporada más después de un acuerdo alcanzado el pasado mes de mayo, el Oporto maneja por el momento con cautela la renovación en la portería. El emotivo homenaje que le dedicó la afición en el partido de este fin de semana en el Estadio do Dragão ante el Desportivo Aves es prueba suficiente para determinar el alcance de su figura en el club.

“Gracias a las miles y miles de personas que me han mandado muchísimos mensajes que no he podido contestar, y que iré contestando ahora porque tendré tiempo para ello”, anunció Iker.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información