Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iturraspe y Mikel Rico no seguirán en el Athletic

Los dos medios rojiblancos terminaban contrato el 30 de junio y el club ha comunicado que no renovarán

Iturraspe, esta temporada contra el Sevilla en San Mamés.
Iturraspe, esta temporada contra el Sevilla en San Mamés. Getty

El asombroso despliegue de Ander Iturraspe en Old Trafford, durante la Europa League, el 12 de marzo de 2012, maravilló al mundo del fútbol. Ahora, aquel partido a las órdenes de Marcelo Bielsa frente al United queda ya muy lejos. El Athletic ha comunicado que el centrocampista vizcaíno abandonará el club al acabar la temporada. Era una decisión cantada, después de que el mediocentro rojiblanco apenas contara para Gaizka Garitano y tampoco para su antecesor en el cargo, Eduardo Berizzo. Junto a Iturraspe también se despide Mikel Rico. Ambos formaron la medular que, a las órdenes de Ernesto Valverde, fue una de las claves para que el Athletic se clasificara para la Champions, el año en el que se inauguró el nuevo San Mamés.

Pero después de aquella temporada, la estrella de los dos declinó. Quienes habían sido relegados en esa función, San José y Beñat, retomaron su jerarquía y desplazaron a los dos futbolistas que al cumplir su contrato se van del club rojiblanco.

La marcha de Iturraspe resulta especialmente dolorosa para los aficionados del Athletic que siempre vieron en él a un futbolista con clase, pero un tanto ciclotímico. Iturraspe ha protagonizado dos campañas brillantísimas con el Athletic. La primera fue en el estreno de Marcelo Bielsa, cuando técnico argentino se empeñó en que el Flaco iba a ser su mediocentro titular, para lo que desplazó del puesto a todo un internacional, Javi Martínez, que se tuvo que adaptar a la posición de central. Casi nadie daba nada por la aportación del vizcaíno, porque Caparrós le había mantenido en el ostracismo, e incluso se empezaba a hablar de una posible cesión, pero Bielsa se empeñó y el jugador se convirtió en uno de los más brillantes en una gran temporada del Athletic, con dos finales jugadas.

El futbolista respondió al reto y el equipo agradeció su forma de jugar. Además, Iturraspe había crecido. No en altura, que ya era desde chaval un muchacho espigado, sino en fortaleza. Ya no era una incógnita en las disputas; dejó de tambalearse cuando le arrollaba un centrocampista musculado. De repente, no tenía problemas para ganar los balones de cabeza. Aprendió a fajarse en un territorio inhóspito. Y agradeció a Bielsa su confianza. "Es una persona que marca muchísimo. Marcelo es el que más ha hecho porque yo sea jugador de Primera y le estoy agradecidísimo".

Al año siguiente Iturraspe, no pudo mantener el mismo tono. Estuvo gris, como el equipo, aunque mostró destellos de su clase. Sin embargo, con la llegada de Ernesto Valverde surgió la mejor versión de nuevo. El actual técnico del Barça montó un centro del campo imbatible con Mikel Rico en una campaña en la que el Athletic se metió en la Liga de Campeones. Su nombre sonó, incluso, para la lista de convocados de Vicente Del Bosque para el Mundial de Brasil.

Sin embargo, varios errores que le costaron puntos al equipo en el comienzo de la siguiente temporada lastraron su juego. Iturraspe siempre ha sido un jugador de moral un tanto frágil y esos fallos, que se convirtieron en pérdida de puntos, afectaron a su rendimiento hasta tal punto que Mikel San José y Beñat aprovecharon para hacerse hueco en una alineación que parecía monolítica. Una lesión larga de rodilla le aisló aún más de las convocatorias y, desde entonces, su aportación fue irregular. Jugó algo más con Ziganda, pero en la presente temporada sólo ha disputado tres partidos de Liga. En privado, el jugador vizcaíno asegura que las decisiones de Valverde le afectaron mucho.

Interés del Huesca por Mikel Rico

El caso de Mikel Rico es diferente. Siempre estuvo en la órbita del Athletic, pero vistió de rojiblanco llegando desde el Granada. Primero jugó en el Padura, antes de viajar al pueblo vecino, Basauri, para enrolarse en el Basconia, el filial del Athletic en Tercera División. Sin embargo, en Artunduaga sólo jugó un partido con el equipo gualdinegro. Aceptó una oferta lejana, la del Conquense.

Mikel Rico se transformó en Cuenca. Debutó en Segunda B con 18 años en El Plantío burgalés; peleó por ascender a Segunda División en el playoff contra el Castilla. Al año siguiente el Conquense descendió a Tercera. En el Poli Ejido siguió aprendiendo en tiempos de penuria total. Los jugadores cogían la furgoneta del club y se hacían 25 kilómetros con la ropa a cuestas para ir al entrenamiento. No cobraba. En Huesca sí lo hizo. Cada mes. No había problemas en un club que hacía las cuentas de la vieja. Consiguió convertirse en uno de los jugadores más queridos por su compromiso con el club en las situaciones complicadas, y de allí marchó al Granada, con el que ascendió a Primera. Luego el Athletic, el año en que se inauguró el nuevo campo. Ahora, con 34 años, es posible que regrese a Huesca, que le pretendió en el mercado de invierno. Rico tampoco ha podido tener la continuidad deseada a causa de varias lesiones.

La noticia adelantada por el Athletic de la baja de Iturraspe y Rico ahonda aún más el misterio sobre el futuro de Markel Susaeta. El capitán rojiblanco, que con 506 partidos es el quinto futbolista que más veces ha vestido la camiseta rojiblanca, también acaba contrato el 30 de junio y confesó hace algunas semanas que no había conversado con el club sobre su destino. El director deportivo, Rafa Alkorta, aseguró en sus últimas declaraciones que el futuro de Aritz Aduriz –que también termina su compromiso en junio–, lo decidiría el jugador, pero también aseguró que Susaeta estaba “en el mismo saco” que los demás futbolistas que acababan contrato, tal vez sin medir del todo sus palabras en relación al capitán que está en Lezama desde los 12 años. El comunicado del club sobre las bajas puede significar que está negociando la continuidad con Markel Susaeta o que, al menos, se le dará un trato diferente si finalmente abandona el Athletic. El domingo, al ser sustituido, recibió una gran ovación de la grada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >