Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mano derecha de Rubiales dimite por apropiación indebida

Andreu Subies, que ocupaba el cargo de vicepresidente de la Federación, está imputado por haber desviado fondos federativos para un restaurante y un domicilio particulares

Andreu Subies, en el centro, llega a la sede del Consejo Superior de Deportes, en 2017
Andreu Subies, en el centro, llega a la sede del Consejo Superior de Deportes, en 2017

La Operación Soule se ha cobrado al primer directivo de los nueve imputados que permanecen vinculados a la Federación Española de Fútbol bajo la presidencia de Luis Rubiales. En la noche del viernes, Andreu Subies, que ocupaba el cargo de vicepresidente, presentó su renuncia. Le sustituirá Antonio Suárez Santana, actual presidente de la Federación Canaria y de la Interinsular de Las Palmas. Subies, que fue un hombre fuerte de la era Villar, y pieza clave en la campaña que llevó a Rubiales a ganar las elecciones en mayo de 2018, fue detenido el pasado mes de octubre. El juez Pedraz le imputó supuestos sobrecostes en las obras de remodelación realizadas en 2014 en la sede de la Federación Catalana de Fútbol, en la calle Sicilia, de Barcelona. Los trabajos fueron adjudicados a la inmobiliaria Tastavins, propiedad del empresario José Contreras, por un importe de 518.702 euros. El dinero habría sido utilizado para la reforma de un restaurante de Cambrils (Tarragona) en el que figura como administradora la esposa de Subies, y en el domicilio particular de este en la misma localidad costera.Contreras, exdirectivo de la Federación Catalana de Fútbol, mantenía una estrecha relación con Villar, con el que ejercía de chófer cada vez que el expresidente federativo acudía a Barcelona.

El viernes El Mundo desveló que Subies había utilizado facturas falsas para justificar los gastos. Este ha sido el detonante de su dimisión. Rubiales, que defendió la presunción de inocencia de Subies cuando este fue detenido y dio valor a que fuera puesto en libertad sin medidas cautelares, aceptó la dimisión ante una situación que era ya insostenible ante las evidencias de la investigación de la Guardia Civil.

Rubiales sigue manteniendo la presunción de inocencia de los otros ocho presidentes de territoriales imputados en la Operación Soule, todos afines a su figura, pero a la vez defiende que otros barones que no están con él, como Marcelino Maté, presidente de la territorial de Castilla-León, también deben ser imputados por haber percibido un sueldo de la Federación mientras era directivo, algo que no permiten los estatutos federativos. Sin embargo, según La Républca Sportiva, Subies prestaba servicios de asesoramiento a la federación a través de una empresa de la que es propietario. El organismo que preside Rubiales firmó un contrato con la sociedad SPORT ADVICE AND DEVELOPMENT SPORTS SERVICES SL el día 2 de agosto de 2018, dos días después de que Subies renunciara a la presidencia de la Federación Catalana de Fútbol y el mismo día que el empresario de Benavent constituyó la empresa en el Registro Mercantil de Barcelona con CIF B67274514, según consta en el Boletín Oficial de Estado número 190 del año 2018.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información