Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último reencuentro entre Messi y Argentina

Después de superar el trago amargo del pasado Mundial, el delantero del Barcelona vuelve a la selección, que se prepara para la Copa América

Leo Messi, al término del Francia-Argentina. Ampliar foto
Leo Messi, al término del Francia-Argentina. AFP

“Leo va a volver”. En el seno de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) estaban confiados en que la distancia entre Lionel Messi y la selección era una cuestión de tiempo. “Su cariño por la selección es más fuerte que cualquier rabieta”, aseguraban desde el Predio de Ezeiza. Después de la dura caída de Argentina en el Mundial de Rusia, el 10 del Barcelona le dijo basta a la Albiceleste. Nunca lo confirmó públicamente. Ni lo necesitó. En Argentina se entendía el hartazgo del rosarino, señalado en cada fracaso de la selección. “Es una decisión de Leo, muy personal”, aseguraban desde el entorno del capitán del Barça. Y cómo Messi eligió el momento de su adiós, también encontró el contexto para volver. En la última fecha FIFA antes de la Copa América 2019, a sus 31 años, Messi regresa a la selección argentina. Un nuevo reencuentro.

El 30 de junio de 2018, en la derrota ante Francia en los octavos de final del Mundial (4-3), Messi disputó su último duelo con la Celeste y Blanca. Pasaron más de ocho meses y seis partidos de Argentina sin su máximo estandarte. “Leo necesitaba tomarse un respiro. Le va a venir bien para descansar y centrarse solamente en el Barça”, aseguraban desde el club azulgrana. Messi, además, quería ver como evolucionaba la nueva selección, siempre en manos de Lionel Scaloni, primero como interino, luego confirmado en su puesto, después de que el presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, no encontrara un reemplazante para Jorge Sampaoli.

Scaloni ya sabe lo que es trabajar con Messi. Miembro del staff de Sampaoli –era el nexo entre los jugadores y el cuerpo técnico-, el actual entrenador de Argentina aseguró que, de entrada, prefirió no contar con el 10. “Que Messi no viniera a los primeros partidos fue una decisión. Ahora estará, es bienvenido”, explicó Scaloni, después de confirmar la lista de convocados para los amistosos frente a Venezuela (23 de marzo) y Marruecos (26). Su afirmación, sin embargo, es llamativa. En una de sus primeras comparecencias como técnico de Argentina, Scaloni subrayó: “No hay entrenador del mundo que no quiera contar con Messi. Sería imprudente de mi parte no contar con Leo”.

Scaloni quería, pero no podía. La llave del regresa estaba y está en la mano de Messi. El descanso del rosarino favoreció a Scaloni, que sin la presión de contar con el 10, aprovechó para buscar nuevos futbolistas para su selección. Retirados Mascherano y Biglia y sin noticias de Di María, Agüero, Banega e Higuaín, Scaloni solo contó con dos históricos: Otamendi y Romero. Una selección renovada que dejó un saldo de cuatro victorias (Guatemala, Irak y México), un empate (Colombia) y una derrota (Brasil). Mientras Messi, desde Barcelona, observaba como evolucionaba la selección, también la caótica AFA.

La selección mayor está en manos de Scaloni, Roberto Ayala y Walter Samuel; la sub 20, de Fernando Batista; la sub 17, Pablo Aimar; la sub 15, Diego Placente. Todo bajo la supervisión de Cesar Luis Menotti: el entrenador campeón del mundo en Argentina 78 es el director general de selecciones. Después de pasar varios años a la deriva, la Albiceleste se estabiliza a partir de viejos conocidos, un punto de partida para la reconstrucción de la AFA, tocada desde lo institucional desde la muerte de Julio Grondona, rescatada en lo deportivo de la mano de la generación de Messi y compañía, finalista en Brasil 2014, Chile 2015 y Estados Unidos 2016, antes de hundirse en Rusia 2018.

“Leo está citado, luego definiremos si jugará uno o dos partidos. Viene con mucha carga, y yo definiré si Messi jugará uno, dos o ningún partido. Él tiene partidos por delante con su club, y esperemos llegue bien. No puedo confirmar que vaya a ser titular o que juegue”, aseguró Scaloni. Feliz con el regreso del 10. No es el primer regreso de Messi. Después de caer en la Copa América de 2016, el rosarino se retiró de la selección. Una ausencia de pocos meses. Entonces, lo convenció Edgardo Bauza para volver. Esta vez, se convenció solo. No estará, sin embargo, rodeado de sus amigos: Banega, Agüero, Higuaín, Marcos Rojo y Romero no han sido convocados por Scaloni. En cambio, sí vuelve Di María. "Buscamos mantener la base de jugadores que venían siendo citados y queríamos darle la oportunidad a varios que nos sorprendieron. Esta no es la lista que irá a la Copa América, hay muchos otros con chances”, concluyó Scaloni. Vuelve Messi, máximo goleador de la historia de Argentina (65 goles y 40 asistencias en 128 partidos). Un nuevo reencuentro entre el 10 y la Albiceleste.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información