Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona cierra con la renovación de Alba la continuidad de la columna vertebral del equipo

El lateral y el club azulgrana han llegado a un acuerdo por el que el lateral, con una cláusula de rescisión de 500 millones, seguirá ligado a la entidad hasta 2024

jordi alba Ampliar foto
Jordi Alba, ante Lucas Vázquez, en el partido de Copa del Rey. AFP

Hace poco más de un mes, durante la Gala de L’Esport Català, organizada por la Unió de Federacions Catalanes Esportives y el diario Sport, se vivió una escena curiosa. Jordi Alba (L’Hospitalet de Llobregat, 29 años), premiado como mejor deportista catalán del año, recibía el galardón y los aplausos en el centro del escenario. Y, micro en mano, atendía a las preguntas del presentador del acto. ¿Sería un sueño retirarse en el Barcelona?, le inquirió. Y él, campechano, respondió mirando al patio de butacas, donde estaba el presidente, Josep Maria Bartomeu: “¿Presi, qué le digo? Sí, ¿no?”.

Y todo fueron risas. En el escenario y en el patio de butacas. Es más, apuntalaba el conductor de la gala: “El presi ha dicho que sí”. Por entonces las negociaciones ya estaban bastante avanzadas y tanto unos como otros miraban la manera de que todas las partes quedaran satisfechas con lo pactado. Eso han estado haciendo hasta ahora. Hasta que este jueves por la tarde el Barcelona informaba en un comunicado que el club y el jugador habían llegado a un acuerdo para la renovación del contrato de Alba por las próximas cinco temporadas, hasta el 30 de junio de 2024.

Por entonces, cuando venza esta renovación, el futbolista, que cumplirá los 30 en unos días, ya tendrá 34 años de edad. No es difícil, pues, que se cumpla ese sueño. “Es el club de mi vida. Estuve aquí ocho años cuando era pequeño, luego me tuve que marchar. Pero, luchando, pude volver a mi casa, con mi familia, y al mejor club del mundo. Yo quiero retirarme aquí”, decía Alba aquella noche de enero. Ahora su cláusula de rescisión se ha fijado en 500 millones de euros, tal y como viene haciendo el Barcelona con las renovaciones de los pesos pesados del equipo. A excepción de Messi, claro, cuya cláusula se elevó hasta los 700 millones.

Alba, que efectivamente tuvo que dejar La Masia y siguió formándose en los terrenos de la ciudad deportiva del Valencia, en Paterna, regresó al club catalán cuando ya había explotado en LaLiga. En Valencia, donde aterrizó en el Juvenil, pasó por las diferentes categorías del fútbol base, fue llamado por las categorías inferiores de la selección y acabó convenciendo a Unai Emery, después de una cesión al Nàstic, con quien se hizo un hueco en el once. El técnico de Fuenterrabia explotó su perfil más ofensivo en tanto que extremo y terminó utilizándolo con cierta asiduidad como lateral, posición en la que ha destacado desde su llegada al Barcelona, donde se ha convertido en uno de los mejores socios de Messi. Hoy es uno de los jugadores indiscutibles para Valverde –titular en 24 partidos; el tercero con mayor carga de minutos, 2.045, por detrás de Ter Stegen y Piqué, con 2.250–, el segundo mayor asistente del equipo –con siete asistencias de gol; por detrás de Messi, con nueve– y uno de los principales recuperadores de la plantilla, solo superado por Piqué, Rakitic y Busquets, pese a su vocación de ir siempre al ataque.

Con la renovación de Alba, el Barcelona se asegura la columna vertebral de su equipo. El contrato del lateral era el último que quedaba por revisar después de que ya se actualizara el vínculo con el club de Busquets (renovado hasta 2023) el pasado septiembre. Antes, el Barcelona había cerrado la continuidad de Piqué (hasta 2022), Suárez (2021) y Messi (2021). Atado también el correcaminos azulgrana, los pesos pesados del equipo que dirige Valverde, todos en la treintena, se han comprometido con el líder de LaLiga. También lo hizo Rakitic (30 años, contrato hasta 2021) hace dos años, pero el futuro del croata no está tan claro. Su cláusula es de 121 millones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información