Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Busquets: “Es de las veces que más hemos sufrido y corrido”

El Barça hace autocrítica por el juego azulgrana pese a la victoria, conseguida con tres goles en dos remates a puerta

Dembélé trata de eludir la presión de Carvajal. En vídeo, declaraciones de Gerar Piqué, futbolista del F.C. Barcelona. GTRES | Vídeo: Atlas

Las estadísticas decían que de los 26 goles que Messi le había marcado al Real Madrid, ninguno lo había firmado en la Copa del Rey. Se vislumbraba un nuevo reto para el 10. No fue así. El rosarino se marchó del Santiago Bernabéu con cero remates: ni a portería, ni bloqueado, tampoco fallado. El Barça goleó al Madrid en LaLiga (5-1) y lo echó de la Copa del Rey sin necesidad de recurrir a su talismán en el clásico. El duelo de LaLiga lo miró desde la grada (estaba lesionado), en la ida de las semifinales saltó al campo unos minutos (28) y esta vez, en la vuelta, apenas inquietó a la zaga blanca. No lo necesitó Ernesto Valverde. “Tenemos otros jugadores”, subrayó el Txingurri. Estaba Luis Suárez, y esencialmente Dembélé.

“Obviamente el Barça no es solo Messi. Es el mejor de la historia, pero el equipo también juega. Leo hay días que está bien y otros no tanto, pero en esos días también centra la atención de los defensas y eso nos da mucho”, apuntó Piqué. La mala suerte, traducida en lesiones, dejó a Dembélé sin clásico la campaña pasada, su primera en el Camp Nou. La hinchada azulgrana tuvo que esperar para disfrutar con las galopadas del francés. Valió la pena. Se estrenó ante el Madrid en la victoria en LaLiga (saltó al campo cuando el duelo estaba 2-1 y fue clave para sentenciar la goleada) y este miércoles jugó su primer clásico desde el arranque. Un triunfo difícil de explicar sin Dembélé, más volante que extremo, igual de decisivo ante el Madrid.

Para arropar el centro del campo, Valverde colocó a Dembélé como volante en el primer acto. Más cerca de Jordi Alba. “Estuvo impreciso en algunas jugadas”, explicó el técnico. En el segundo tiempo, el preparador azulgrana liberó al francés. “Se reparte bien el espacio con Jordi. Aunque es extremo, Ousmane va bien por el centro. Si el contrario te aprieta, él ha ido al espacio y ahí él es muy fuerte”, añadió el Txingurri. Y con el francés desatado, se liberó el Barcelona. Dembélé rompió líneas para olvidarse de Reguilón, un pase tan vertiginoso como preciso para que Luis Suárez reafirmara su complicidad con el gol, nada menos que en el Bernabéu. Entonces se impacientó el Madrid, un caramelo para la velocidad de Dembélé. De nuevo clave para buscar a Luis Suárez, que terminó con Varane en la foto, señalado tras mandar a la red. Entonces, sí: ya era el momento de mandar a Coutinho al campo. Dembélé ya había roto al Madrid.

“Pasamos por etapas”

“Dos partes muy diferenciadas”, analizó Valverde; “nosotros no hemos estado bien en la primera. Ritmo lento, nos apretaban y nos robaban en zonas complicadas… En el segundo, hemos tenido más determinación y hemos metido las que hemos tenido, no como ellos en el primer tiempo”. La efectividad del Barcelona fue tal que con dos remates a puerta sumó tres goles. “El otro día [por el partido ante el Lyon] tuvimos 25 ocasiones de gol y no metimos ninguna. Hoy, sí. El fútbol es así”, explicó Valverde. El Barça firmó una planilla con cuatro remates en total, tres goles. “No ha sido nuestro mejor partido, eso está claro. Hemos sufrido, nos han hecho daño con contras y no han finalizado. Es de las veces que más hemos sufrido y hemos corrido”, dijo Busquets. Autocrítico el pivote, más compresivo Piqué. “Eso de que el Barça no juega bien… Pasamos por etapas. Pero estamos en una dinámica positiva, hemos dado vuelta a resultados como el del Sevilla y hemos jugado ante rivales como Lyon, Sevilla, Madrid… Lo estamos haciendo bien”, señaló el central catalán.

El Barcelona se coló en su sexta final de Copa consecutiva. Un récord en el fútbol español. “Llevamos muchos años jugando finales y estamos muy contentos. Es un golpe moral”, dijo Busquets. Y remató Piqué: “Seguimos disfrutando mucho este tipo de partidos y llegar a una final para defender el título”. Y el 3 del Barça no pudo con su genio. Habló de fútbol, también de política. “Si las televisiones españolas que estáis aquí dedicarais más tiempo al juicio que hay de los presos políticos, que es súper injusto, y la gente de España pudiera ver un poco más lo que pasa, en vez de hablar del VAR iríamos un poco mejor como país”, sentenció Piqué.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información