Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España cierra las ventanas con 10 triunfos y 22 debutantes

Los de Scariolo, liderados esta vez por Vicedo y Brizuela, superan a Turquía y completan un camino rumbo a China en el que han participado 29 jugadores. El 16 de marzo, el sorteo de grupos del Mundial

Colom sortea a los defensores turcos
Colom sortea a los defensores turcos fiba

Después de 15 meses de competición, con 140 países en liza, 12 jornadas clasificatorias y un notable ruido político y deportivo de por medio, se cierran las ventanas de la FIBA. Puerto Rico y la República Dominicana se adjudicaron de madrugada las dos últimas plazas del continente americano y ya está configurada la lista de las 32 selecciones que entrarán en liza en el sorteo del Mundial de China que se celebrará el sábado 16 de marzo en Shenzhen, una de las ocho sedes torneo. Allí estará la España de Quino Colom, que venció con solvencia a Turquía (74-58) en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), esta vez con Vicedo, Brizuela y Sebas Sáiz al mando. Montenegro se hizo con la última plaza europea en su duelo directo con Letonia; billete que no logró la Eslovenia de Doncic, campeona continental, ni tampoco Croacia. El conjunto de Scariolo alcanzó la 10ª victoria en 12 partidos y finalizó con un póster lleno de rostros de satisfacción por el deber cumplido del que probablemente salga alguno de los convocados para prolongar una secuencia histórica. Desde el oro en Japón, hace 12 años, la selección española solo ha faltado dos veces al podio en los grandes torneos (2010 y 2014), con cuatro oros, tres platas y tres bronces. Del 31 de agosto al 15 de septiembre, en China, se abre otra carrera por las medallas.

Los 32 países clasificados, por continentes

Anfitrión. China.

América (7). Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, y Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana.

Asia y Oceanía (7). Australia, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur, Jordania, Filipinas e Irán.

Europa (12). España, Francia, Alemania, Italia, Grecia, Lituania, Rusia, Polonia, Turquía, República Checa, Serbia y Montenegro.

África (5). Angola, Nigeria, Senegal, Túnez y Costa de Marfil.

El sorteo de los grupos del Mundial se celebrará el 16 de marzo en Shenzhen, una de las ocho sedes.

En el epílogo ante Turquía, Scariolo dio la alternativa al escolta del Joventut Albert Ventura y al alero del Manresa Pere Tomás, que se unieron a Carlos Alocén (que el viernes se convirtió en el cuarto debutante más joven en la historia de la selección española). Ellos completan una lista total de 29 jugadores (22 de ellos debutantes en competición oficial) en la que solo aparecieron siete componentes de los equipos de Euroliga (Sergio Rodríguez, Oliver, Paulí, Rabaseda, Yusta, Oriola, Diop) y un solo nba, Juancho Hernangómez, que voló desde Denver para medirse a Eslovenia y Bielorrusia. Los imprescindibles en este camino, que comenzó a finales de noviembre de 2017 con triunfos ante Montenegro en Pogdoriça y frente a Eslovenia abrazando el impulso de la conmovedora afición de Burgos, han sido Quino Colom y Sebas Sáiz, con 12 partidos de 12. También lo hubiera sido Jaime Fernández, si no hubiera mediado la lesión muscular en la pasada Copa del Rey. Beirán, Fran Vázquez, Aguilar, Llovet, San Miguel, Arteaga, Abalde, Brizuela y Vicedo completan el núcleo de piezas que, poniendo en valor la profundidad de banquillo del baloncesto español, han sellado la 12ª participación de la selección en un Mundial.

Lituania, Italia y Polonia coparon el cartel del grupo J, en el que descabalgó la Croacia de Aleksandar Petrović, incapaz de dar forma a un equipo por el que pasaron 37 jugadores y en el que sus líderes, Bojan Bogdanovic (Pacers) y Dario Saric (Sixers), no pudieron evitar la deriva en sus cuatro participaciones. Dos apariciones de Domantas Sabonis bastaron para dar vuelo a Lituania (11 triunfos y una sola derrota), con Juskevicius, Benzius y Giedraitis como imprescindibles y Kalnietis poniendo en valor sus galones. Más sufrió la Italia de Sacchetti, que regresa a una Copa del Mundo por primera vez desde 2006, con el alero del Brescia Awudu Abass, de padre ghanés y madre nigeriana, como sustento principal junto a Amedeo Della Valle, máximo anotador del equipo y héroe de la clasificación definitiva ante Hungría.

Francia encabezó la terna del grupo K, por delante de Rusia y la República Checa. Los galos, con Albicy y Lacombe como fijos y el nba Batum (Charlotte Hornets), y los acb Lessort y Labeyrie liderando la estadística en sus apariciones episódicas, mejoraron el expediente de los rusos, que tiraron de Khvostov, Kulagin, Fridzon y Baburin como núcleo y presumieron dos veces de contar con Shved y cuatro con Vorontsevich.

Grecia dominó con solvencia el grupo L (el mejor balance junto a Lituania, con 11 victorias y una derrota), sostenida fundamentalmente por Vasilopoulos (Peristeri) y Margaritis (PAOK), con ocho apariciones del baqueteado Bourousis (Zhejiang Lions) desde China, tres del líder del Panathinaikos, Calathes, y tan solo dos del todoterreno del Fenerbahçe de Obradovic, Sloukas. Alemania superó el corte con cuatro presencias del base de los Thunder de Oklahoma Dennis Schröder y un sobresaliente trabajo de Benzing (Besiktas) y Barthel (Bayern). Y cerró el cupo la subcampeona del mundo en 2014, la Serbia de Raduljica, Jelovac y Milosavljevic, con un par de cameos de Marjanovic y Teodosic que, tras ser cortado por los Clippers y disputar el último partido clasificatorio, descartó volver competir en Europa en lo que resta de temporada para preparar a conciencia la cita mundialista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información