Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un oportuno Borja Iglesias saca al Espanyol del agujero

Los de Rubi se imponen a un defensivo Leganés tras aprovechar el gallego el rechace de un chut de David López desde unos 50 metros para cortar la peor racha de su historia

espanyol - leganes Ampliar foto
Borja Iglesias celebra con sus compañeros el gol anotado ante el Leganés. EFE

Aunque terminó contando los minutos camino del pitido final, el Espanyol respira hoy algo más tranquilo después de conseguir su primera victoria del año. Y lo logró a pesar del entramado ofensivo ideado por Pellegrino.

A un equipo tan bien trabajado defensivamente como el Leganés hay que pillarlo en una jugada desconcertante. Por ejemplo, con un chut desde casi 50 metros. Como ese que se sacó de la manga David López. Cazó el balón apenas cruzada la línea de medio campo y armó su pierna derecha. Había visto a Cuéllar un poco adelantado. Y, efectivamente, el meta no llegó a la pelota, que se estampó en el larguero. Pero, la suerte no fue completa. El rechace lo aprovechó, cómo no, Borja Iglesias. Se había colocado en posición el gallego, agazapado entre dos centrales, en cuanto vio la ocasión. Y el cuero le cayó del cielo. Perfecto para un remate de cabeza a puerta vacía. Así, recuperó la confianza el Espanyol. Que falta le hacía.

Espanyol

4-2-3-1

Joan Francesc Ferrer

13

Diego López

15

David López

12

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Dídac

8

Rosales

6

Óscar Duarte

10

Darder

9

Cambio Sale Piatti

Sergio García

21

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Marc Roca

14

Cambio Sale Víctor Sánchez

Óscar Melendo

11

Cambio Sale Hernán Pérez

Leo Baptistao

7

1 goles Gol

Borja Iglesias

1

Pichu

12

Cambio Sale Juanfran

Nyom

24

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Omeruo

3

Cambio Sale El Zhar Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bustinza

22

Siovas

5

Jonathan Silva

6

Tarjeta roja Tarjeta roja

Gumbau

27

Óscar Rodríguez

23

Cambio Sale Recio

Vesga

26

Youssef En-Nesyri

9

Guido Carrillo

Leganés

5-3-2

Mauricio Pellegrino

La sensación del inicio del curso se había quedado, de golpe, en un equipo anodino, cuyo juego gustaba lo justo, pues había perdido eficacia. Además, había acumulado seis derrotas consecutivas en LaLiga, la peor racha de su historia. Este primer partido del 2019 se vivía desde la necesidad, tremenda, por bien que su técnico insistiera en que no se acababa el mundo, tan cerca como estaban los blanquiazules de Europa como de los puestos de descenso antes de enfrentarse al Leganés, un rival directo, un equipo que, en cambio, llegaba en un momento dulce tras haber puntuado en nueve de sus últimos 10 partidos.

El gol temprano de los de Rubi agitó a los suyos, que tanteaban la portería rival con las botas (y la cabeza) de Borja Iglesias y, especialmente, con una jugada personalísima de Leo Baptistao al inicio del segundo tiempo: tras una larga conducción, el lanzamiento se marchó por encima del larguero. No fue la única oportunidad que desperdició. Tuvo el brasileño el gol tan cerca, hasta en dos ocasiones más, que, frustrado, terminó entre sollozos en el banquillo después de que Rubi lo reclamara para dar entrada a Hernán Pérez.

Aunque espoleados los locales, más dueños del balón, como dictan los principios de su técnico, los de Pellegrino, dispuesta una línea de tres centrales atrás y socorrida esta por Nyom y Silva, no perdieron el orden. Si bien, sellada la meta, encomendado el Leganés al contragolpe y algo timorato, a Diego López apenas le despertó un lanzamiento de falta de Óscar Rodríguez. Hasta que la entrada de El Zhar revolucionó el partido. El marroquí se convirtió en el mensaje más efectivo del entrenador, que desarmó su defensa y agitó al Leganés. Por fin. Tarde. El partido volvió a moverse de portería a portería, como en los minutos iniciales. Y no tuvo dueño el balón. Pero ni el Espanyol, eléctrico Melendo, fue capaz de asegurarse antes el triunfo, ni el Leganés, que acabó con 10 por la expulsión de Gumbau, de sacar provecho de su propuesta defensiva.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información