Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco jugadores dejan el Reus por falta de pago

El vínculo contractual entre el club y los futbolistas queda anulado, por lo que los jugadores pasan a tener libertad para fichar por otro club en el mercado invernal

CF Reus Deportiu
Aganzo (i), presidente de la AFE, junto con varios jugadores del Reus. diario as

Fin de año desalentador para el CF Reus Deportiu. El club ha perdido a cinco jugadores de una tacada por no haberles abonado las nóminas del último trimestre de 2018. La Liga 123 ve como uno de sus equipos queda muy diezmado para afrontar la segunda parte del campeonato 2018-2019.

Este viernes expiraba el plazo concedido al Reus para liquidar la deuda con sus jugadores después que la semana pasada denunciaran el impago reiterado que han sufrido desde el arranque de curso. La comisión mixta de LaLiga y la AFE estudió el expediente y validó el alegato de los denunciantes, con lo que el vínculo contractual entre el club y los futbolistas quedaba anulado y, automáticamente, estos pasaban a tener libertad para fichar por otro club en el mercado invernal.

El Reus pierde al portero Edgar Badia, al extremo Fran Carbia, al volante Vitor Souza y a los defensas Shaq Moore y Mikel Villanueva. Además, la lista de bajas podría aumentar porque David Querol y el capitán Jesús Olmo, que tampoco han cobrado, estudian la posibilidad de emprender la misma vía que sus compañeros.

La incertidumbre es absoluta en el vestuario del Reus. El equipo ocupa posiciones de descenso a Segunda B y se enfrenta a la posibilidad de tener que disputar toda la segunda vuelta con una plantilla de mínimos. El entrenador, Xavier Bartolo, apenas tiene una docena de fichas disponibles para las convocatorias; de cara al próximo partido de Liga, el día de Reyes contra el Málaga, Bartolo ya sabe que tampoco tendrá a su lado a Abel Mourelo, el segundo entrenador que ha aceptado una oferta de Japón.

El propietario del Reus, Joan Oliver, anunció hace dos semanas que tenía un acuerdo cerrado con un inversor supuestamente interesado en comprar el club y liquidar los cinco millones de deuda que arrastra la entidad. Al poco, Xavier Lastarri, hombre de la confianza de Oliver y presidente testimonial del club, dimitía asegurando que el futuro de la entidad estaba garantizado.

Sin embargo, nada se ha concretado y la situación es desesperada. Oliver, que ha anunciado una comparecencia para este sábado, sí estuvo a tiempo de pagar, el pasado día 15, justo antes de disputar el partido contra el Córdoba, a otros 11 jugadores que también habían denunciado el impago. Fue entonces cuando pareció que el Reus salía del hoyo pero fue solo un espejismo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información